"Men, Women and Children"

En la pasada clase de Tecnología Educativa, del 10 de marzo, hemos entendido el concepto de Tecnología desde varias perspectivas.

Tal y como apunta Burbules y Callister (2001), la tecnología no son sólo instrumentos sino un entorno en dónde se producen interacciones. La relación de las personas con las tecnologías es relacional (las usamos y nos usan) y siempre están relacionadas con prácticas sociales y culturales. De ahí que cuando hablamos de tecnología pensemos en ordenadores y telefonía, porque es la tecnología que nos ha tocado vivir, lo que identifica a nuestra sociedad. Para entender esta concepción de la tecnología como práctica social y cultural, me pareció interesante visionar una de las películas que se propusieron en clase, y como habréis deducido por el título del blog, me he decantado por “Hombres, Mujeres y Niños”.

Así pues, estamos ante un film que pretende hacer ver los peligros que entrama nuestra sociedad tal y como hoy la conocemos. Más allá del tono ácido que Jason Reitman le quiere atribuir a su película, hablamos de una explosión de sentimientos encontrados, dilemas morales y juicios de valores. El exceso de control de una madre a su hija en todo lo referente a sus relaciones e interacciones sociales, la niña que se escuda en un perfil “secreto” de Tumblr dónde publica sus más insignificantes vivencias y sus más oscuras aficiones con el fin de escapar del control de la madre. Un adolescente destrozado por la ruptura de sus padres que se apoya en juegos de rol virtuales y que parece ser solo capaz de mostrar sus sentimientos, oculto tras la pantalla de un dispositivo. Un matrimonio que recurre a páginas de citas para intentar salir de la rutina de su insatisfecha relación de pareja. El hijo, de gusto sexuales peculiares y una animadora y su madre, que juntas buscan el salto a la fama mediante una página web de foto sugerentes, que ellas mismas gestionan.

A mi parecer, se pueden observar los dos extremos opuestos en los que nunca nos podemos posicionar ante la tecnología: Por un lado la postura de la madre controladora. Llegar al extremo de controlar los mensajes que recibe o las teclas que pulsa en el teclado de su ordenador es algo excesivamente estricto e innecesario, además de violar la intimidad de su hija en reiteradas ocasiones y llegar a suplantar su identidad. Por otro lado, esta la madre que sin pudor exponía fotos de su hija, adolescente, en la red, sin pensar en las consecuencias que podría acarrear. Ambos casos son extremos que sólo podemos evitar desde la Educación. Educar y concienciar a la sociedad de los peligros y ventajas que nos ofrece la tecnología.

Sin duda, la tecnología ha modificado nuestra manera de vivir, de pensar y de actuar, algo que lleva ocurriendo a los largo de la historia. El descubrimiento del hacha, del papel o de la imprenta han supuesto avances que han modificado de manera drástica la forma de vida del momento. Sin embargo, mi duda y mi temor es que la tecnología avanza mucho más rápido que nosotros y el control que ejerce cada día sobre nuestras vidas es mayor. La dependencia no es algo que me preocupe demasiado, los seres humanos somos dependientes por naturaleza, ya sea de una u otra manera, pero lo que si me preocupa es que no sepamos gestionar nuestras vidas, que perdamos el control que ejercemos sobre ellas y que la tecnología y los avances tecnológicos nos arrebaten la poca humanidad que nos queda.

¿Estamos sobreexpuestos al mundo? ¿Esa hiperconectividad en la que nos encontramos nos aleja de nuestro lado más humano, como les sucede al matrimonio de la película? Da que pensar.

Comentarios

  • Carla Vázquez Formoso

    Persoalmente penso que sí Ana, que estamos sobreexpostos ao mundo, con toda esa información que nos rodea e os estímulos que nos rodean diariamente. Aínda así, non creo que esa hiperconectividade, polo menos nun futuro cercano, nos alonxe do noso lado máis humano, sempre e cando saibamos controlar a nosa addicción ás redes e a toda a tecnoloxía que nos rodea. Por iso, tal e como ti dis, necesitamos educar á sociedade en canto ás posibilidades, boas e malas, que ten a tecnoloxía. Necesitamos educar, baixo o meu punto de vista, para non chegar nunca a esa hiperconectividade que nos alonxe do noso lado máis humano e das relacións cara a cara por así dicilo.Non digo con isto que as relacións na rede sean malas nin moito menos, senón que non poden ser exclusivas na nosa vida, senón complementarias

  • Yaiza Ferreiros Iglesias

    Totalmente de acuerdo con lo que me has comentado en mi post Ana! en la película sólo se hace referencia a todo lo negativo de las nuevas tecnologías pero no menciona esos aspectos positivos que tanto nos ayudan en muchos ámbitos.

    En cuanto a las preguntas que planteas al final de tu entrada, he de decir que en cierto modo sí que considero que estamos sobreexpuestos al mundo, ya que colgamos todo tipo de información nuestra en la red, información que en la vida real no contamos hasta que conocemos mejor a una persona y te pongo un ejemplo: cuando conozco a una persona no le cuento el primer día todo sobre mí, que me gusta leer, hacer deporte, que estudio en santiago, que trabajé en tal sitio... sin embargo en las redes sociales mucha gente cuelga estos datos en su perfil y a los que puede acceder todo el mundo, no se si me explico.

    Y por otra parte, también pienso como Carla, la hiperconectividad no tiene porque alejarnos de nuestro lado humano siempre y cuando sepamos controlarnos.