Reflexión personal sobre las nuevas tecnologias

Hoy, día 16 de marzo de 2015, quiero hacer una pequeña reflexión personal sobre las nuevas tecnologías.

En ocasiones me siento inadaptada como durante estos últimos 4 días, ya que he intentado buscar los archivos colgados por la profesora pero no he sido capaz y, aseguro que puse todo de mi parte. Lo que me faltaba por saber era que habia que habia que darse de alta en la red y, sin cumplir ese paso no podía acceder a los archivos del grupo. Finalmente, hoy, más vale tarde, gracias a una compañera entendí lo que había que hacer para darse de alta porque ella guió mis acciones. Por fin he podido acceder a los archivos!! Ahora me siento adaptada.

Quisiera recordar más momentos en los que me senti igual. Cuando llegue a Santiago para comenzar mi primer curso de grado en Pedagogía, tod@s mis compañer@s tenían teléfono con acceso a internet y wassup, pero yo no, entonces lo que me sucedía era que ell@s podían establacer contacto en cualquier momento para hablar temas importantes de las clases, pero yo no vivía enterada de lo que sucedía hasta que los veía en persona, cara a cara. Por ello, tuve que comprarme un teléfono móvil con acceso a internet porque sino sería una inadaptada dentro de este grupo. En ese momento, me di cuenta de que las cosas estaban cambiando, pienso que ni para bien ni para mal, simplemente estaban cambiando. Hoy en día toda la población, excepto los inadaptados, tiene un teléfono móvil con acceso a internet.

Otro momento, anterior, quizás menos severo conmigo, fué cuando se comenzaban a emplear los ordenadores de sobremesa y portátiles para realizar los trabajos académicos, yo viví esa transición, recuerdo que anteriormente los hacíamos a mano. En esa ocasión tuve que comprarme un ordenador portátil para realizar las exposiciones en el aula, realizar los trabajos, entre otras cosas. Y, menos mal que tomé esa decisión porque meses después el instituto donde realizaba mis estudios de formación profesional superior decidió abrir un aula virtual donde colgarían los apuntes de aula. Aún así, se comenzaba a utilizar este aula poco a poco, pero cuando llegué a la USC este era practicamente el medio principal, lo cual me dejo sorprendida.

Con todo esto me lanzo a mi misma la siguiente pregunta: ¿qué pasaría si hubiese decidido no comprarme el portátil ni el teléfono móvil con acceso a internet?. A la cual me contesto así: si no hubiese comprado el portátil ni el teléfono móvil a los días de hoy no estaría donde estoy ni estaría haciendo lo que hago, probablemente tendría un trabajo precario y sin un futuro nada claro. 

Por esto, mi reflexión es la siguiente: comprendo que las sociedades cambian, esos cambios hacen historia y, nosostros, como personas que conforman esas sociedades, debemos ir adaptándonos a eses cambios que se suceden; por el contrario, si no consigues y/o no quieres adaptarte te convertirás, por lo tanto, en un ser inadaptado que quizás, en algún momento, será incluso rechazado por tus iguales, ya que no estarás a la altura. Las nuevas tecnologías tienen, para mí, puntos fuertes muy positivos como por ejemplo: comunicación instantánea, facilidad en el trabajo, apoyo en la búsqueda de información, etc. Pero, también poseen puntos débiles como por ejemplo: crea personas inadaptadas, evita un mayor contacto cara a cara, etc.