Un día sin Tecnología

Apoyando la propuesta de mi compañera Laura, os dejo mi relato a cerca de un día sin nuevas tecnologías, algo que guarda gran referencia con la sostenibilidad que os contaba en un mensaje anterior, espero que os guste! 
"Rayos y retruecanos! Me he dormido! Me levanto de la cama de un salto y me visto apresuradamente, desayuno un vaso de leche, fría, prescindiendo de microondas, y con las persianas todavía bajadas, salgo como una centella hacía la facultad. 
Llueve. Veo en el tablón electrónico que el bus pasará en dos minutos, pero lo ignoro. Hoy es un día sin tecnologías. Llego 10 minutos tarde, aproximadamente, pues no llevo móvil ni reloj, lo intuyo porque la clase ya ha empezado. Me apresuro a apuntar todo lo que el profesor dice acerca del tema, ya que no tiene Power Point y sólo se apoya en breves anotaciones en la pizarra. La mayoría de la información se queda en el camino. A ver yo como estudio por estos apuntes incompletos, y encima teniendo en cuenta que mis compañeros apuestan por un conocimiento cerrado y no son amigos de compartir sus producciones.
Me siento rara, ya son las doce y no se nada de mis padres, que siempre me dan los buenos días por Whatsapp, me siento aislada, no he podido ojear el Instagram ni el Twitter para enterarme de las últimas noticias. Iré en el descanso a tomar un café, de puchero, eso sí, debe ser una de las pocas cosas que hacen mal las máquinas, el café. Aprovecho para leer el periódico y sentirme un poco más conectada al mundo. 
Al llegar a casa, intento no emplear toda la robótica que inunda mi cocina y sólo se me ocurre prepararme un sandwich frío. Que larga se presenta la tarde... Sentada en el sofá me dan tantas ganas de coger la Tablet, como a un ex fumador en proceso, de coger un cigarrillo. Aprovecho para leer y pasar apuntes, pero no dejo de pensar en que acabe el día y este "experimento" para poder ver el último capítulo de mi serie favorita, escribirle a mis amigos o incluso pasar horas riendo y viendo videos idiotas en youtube! Menos mal que hoy no trabajo, no se como sería capaz de darle el cambio a las clientas sin usar la caja registradora! Matemáticas de cabeza, que lejos quedó eso! Y como buscar las prendas sin la PDA, echaría toda mi jornada laboral rebuscando en el almacén! 
Había olvidado por un segundo que esto era un simple relato... La angustia casi se apodera de mi... ¿Tecnoestrés? ¿Adicción? No lo se, pero querida tecnología, no me faltes nunca."

Comentarios