CIBERBULLYING

Buenas tardes Stellaeros!

El otro día leyendo una publicación de una de nuestras compañeras, Sandra Picos Sanisidro, sobre la libertad de expresión me vino a la mente una película que había visto hace unos años atrás. Esta comparte título con mi entrada, Ciberbullying, y viene de la mano del director Charles Binamé. Cuenta la historia de Taylor Hillridge una estudiante de 17 años, interpretada por la actriz Emily Osment, la cual sufre ciber acoso de parte de sus compañeros de instituto a través de una red social de moda.

El acoso, virtual o no, es un tema de debate que está muy presente en la actualidad. Como muchos de mis compañeros habeis expuesto en vuestros blogs, el empleo de las nuevas tecnologías requiere unas responsabilidades y conocimientos sobre su manejo para poder evitar que nos manipulen, extorsionen, intimiden... No creo que estas herramientas tengan la culpa de nada, simplemente como todo traen consigo unos riesgos. 

Es aquí donde destaco el importante papel de la educación. Si vivimos en la era digital y en la sociedad de las nuevas tecnologías debemos ser conscientes de que es preciso introducir una educación en y con tecnologías, que además de aprender a las nuevas generaciones las ventajas de estos recursos es preciso hacerlos conscientes de sus peligros y riesgos.

El gran poder que otorgan estas herramientas son el ANONIMATO. Es muy fácil acosar encondiendote detrás de un teclado y sin dar a concer tu auténtico perfil. Por este motivo, es necesario promover una una didáctica que respalde la responsabilidad a la hora de emplear las tecnologías para evitar que estas se empleen de una forma equivocada. Es preciso que se les muestre a los alumnos las consecuencias que puede traer consigo su mal uso, el sufrimiento que pueden causar y las represalias que van a sufrir si son los causantes del ciber acoso.

Al igual que deben aprender que tienen que ser responsables con su uso, viene de la mano dedirles que también hay gente que no es responsable y por lo tanto deberán ser precabidos a la hora de ofrecer información personal, colgar fotos, dar opiniones... Escondiéndoles todo esto no los veneficiamos en nada, tenemos que hacerles ver que si ofrecen muchos datos pueden ser vulnerables. 

Si desde edades tempranas van concienciados de cuál es su buen uso lograrán dárselo a lo largo de su vida. Para esto, creo que lo mejor es mostrarles ejemplos de la vida real, por muy duros que sean, ya que una imagen vale más que mil palabras.

Aquí os dejo el Trailer de la película y otro corto el Peligro de las redes sociales, las dos caras de una misma moneda :

Comentarios

  • Carla Vázquez Formoso

    De todas maneiras penso que ata o acoso cara a cara non esta moi presente nas conversas actuais nas escolas e institutos, como se tivésemos medo que ao falar deso aparecese; pero, tristemente, existe e aparece, aparece moito, ao igual que o ciberbullying; e lamentablemente, cada día podemos ir a peor. O seu poder está no anonimato tal e como dis, pero se usamos o poder da educación para combater a (chamémoslle) ignorancia do alcance que teñen as redes como internet podemos chegar a disminuílo ou incluso solucionalo. Yo que sé, soñar é gratis! 

  • Belén Quintana Río

    No sé si estoy en lo cierto, pero tengo entendido que este tema está cada vez más presente en los debates relacionados con educación, ya que cada vez son más los niños que sufren cualquier tipo de acoso. Sí considero que es difícil llegar a solucionarlo al 100%, pero tengo esperanza en que los profesionales de la educación logremos disminuírlo lo máximo posible. Creo que es imprescindible tener una actitud positiva ante este tipo de situaciones y no darnos por vencidos. No considero que intentar llegar a una solución sea un sueño.

  • Carla Vázquez Formoso

    Non sei, igual o vexo dende unha posición mui pesimista ... Si que está cada vez máis presente, pero dende a miña opinión podería estalo máis, xa que, dende o que pasa nas escolas, ata que se fai algo pasa un tempo largísimo. Igual é porque o debate está a nivel teórico ou algo así. Non digo que non se faga, que che dou a razón en que pode ser que si, digo, que sobre todo en pobos pequenos non se trata como debería.