Trabajando las Tics, una asociación y yo.

Hola, antes de nada voy a presentarme, ya que aún no lo he hecho en ninguna de mis entradas. 

Me llamo María y soy una alumna de segundo curso de educación infantil de la USC. Cuando me dijeron que iba a tener una asignatura que se llamaba TIC no me dio buena espina, aun así, estoy intentando entender el uso de ellas en las aulas. Por ello, esta historia gira en torno a cómo la asociación de la que soy voluntaria (Sos Animalia) dio a conocer el proyecto que estaba llevando a cabo en relación a la educación infantil gracias a las nuevas tecnologías. Os cuento:

Hace un par de meses entré como voluntaria en una asociación de animales de Santiago de Compostela llamada 'Sos Animalia', que se encarga de recoger a los animales de la calle y encontrarles un buen hogar o, en su defecto, una casa de acogida hasta que encuentren una familia definitiva. Siempre me encantaron los animales, así que la asociación era perfecta para mí. Por otra banda, siempre quise ser profesora de infantil y creo que la primera infancia es la más importante para formar a individuos capaces de adaptarse a la sociedad en la que vivimos. 

Así que, decidimos juntar esas dos cosas que me gustaban y que se me daban bien. De ahí salió el 'proyecto de los coles', como le llamamos nosotras. Este, intenta fomentar el amor y respeto hacia los animales y el entorno que nos rodea. 

Aprovechando que yo estaba realizando las prácticas en una escuela infantil, decidimos que mejor que inaugurar el proyecto con los niños con los que estaba en la escuela.

Así que, contando con David que es cámara profesional y que se encargaría de grabar la jornada; con Ana, para buscar los animales adecuados para trabajar con niños de tan poca edad y evitar incidentes y, con Olaya, que también es profe aunque de niños ya mayores, dejamos todo listo para que las actividades salieran bien.

El objetivo primordial era y sigue siendo inculcar y enseñar respeto y amor hacia los animales así como fomentar todos aquellos actos que tiendan a desarrollar en las personas sentimientos de cariño y protección hacia los animales. Además, David se encargó de grabar un spot (

) que sirve para mostrar a los colegios y que permite hacer las jornadas con las actividades en el mayor número de centros posibles.

La actividad se llevó a cabo un jueves. Eran las 9:30 cuando vinieron Olaya, Ana, David, Tula y Garbancito a presentarse ante las directoras. A las 10:00 empezó la actividad en el aula lila (niños de 1 y 2 años). Esta, estuvo dividida en dos partes:

En la primera, les conté un cuento sobre un gato bebé llamado Garbancito. Casualmente, la historia que les conté era la historia real del gatito que llevábamos al cole.

Garbancito es un gato de una camada no deseada que tiraron a la basura dentro de una bolsa. Una chica lo encontró y lo llevó a la asociación. Rápidamente se le buscó una casa de acogida porque era un bebé y necesitaba muchos cuidados, más concretamente calor, mimos y biberón. Cuando el gatito creció encontró una familia que lo quería y lo cuidaba. Le enseñaron a hacer pis en la arena, lo cepillaban, lavaban, le daban de comer, etc. (promoviendo la importancia de los cuidados de las mascotas), siendo feliz.

Al terminar de contar en cuento, entró en el aula Olaya con Garbancito. Los niños se acercaban de uno en uno para acariciarlo y darle mimitos. Además de aprender las partes del cuerpo del animal.

Contiguamente Garbancito se marchaba y yo volvía a quedarme con los niños. Íbamos a dar paso a la que sería la segunda actividad.

Hice un puzle con las partes del cuerpo de un perro para que los niños, de uno en uno pegaran en la cartulina la parte del cuerpo que yo les decía.

A continuación, entró Tula la perrita y contamos que también fuera abandonada cuando tenía dos meses y a los 8 meses la devolvieron a la protectora porque decían que ‘era revoltosa’. Estuvo 6 años en la protectora hasta que fueron Ana y David (los que nos acompañan en la campaña) los que la adoptaron. Entonces, se les dejó a los niños acariciarla, peinarla, darle galletas para perros e incluso pasearla por el aula.

Una vez acabado esto, hicimos la actividad en el aula naranja, con niños de 2 y 3 años.

Era increíble cuando -antes de la actividad- les envié a las familias una nota para solicitar permiso para que sus hijos pudieran asistir a la actividad que iba a hacer y les pregunté si los niños ya tuvieran contacto de algún tipo con gatos y perros y, la mayoría me contestó que sus hijos nunca habían visto un gato -sin ser de peluche- o, que nunca tocaran un perro. Por eso nos parece tan importante concienciar desde la primera infancia, porque estamos seguros de que les gustan los animales, el problema es que no lo saben.

Después de contaros la propuesta que hacemos en ‘Sos Animalia’, ¿Qué opináis? ¿Se os ocurren otras actividades que podamos hacer? ¿Creéis que las Tics nos ayudaron a ‘promocionar’ la propuesta a los coles?

Bien sé que esta entrada se desvía un poco de lo que viene siendo la temática, pero me parece importante pensar que aunque no haya empleado directamente las Tics con los niños durante la jornada, si me han ayudado a llevarles estas actividades a otros niños, por lo tanto me hace ver que gracias al aporte de ellas, podemos avanzar el en proyecto.

 

Comentarios

  • Laura Ferreiro

    Hola María!

    Me ha encantado la actividad que has realizado en las prácticas, si es verdad que a lo mejor no has empleado una gran cantidad de contenido en uso de las Tics pero para empezar pienso que está muy bien ya que no hay mejor manera que promocionar una propuesta por medio de ellas, haciendo llegar de este modo al resto de personas. Además, el tema con el que has trabajado con los niños es muy innovador. Ahora que ya tenemos más conocimientos en el uso de las Tics, si alguna vez quieres volver a realizar otra actividad de este tipo podrías por ejemplo ayudarte del programa de realidad aumentada para mostrarle las partes de los animales de forma diferente.

    Muchas gracias por compartir tu experiencia en las prácticas,

    Un saludo