Manipulación Mediática

Tras haber tratado en el aula el tema de la manipulación en los medios, me acordé de un contenido tratado en la materia de Orgnaización de Centros Educativos que considero relevante para Tecnología Educativa, Este contenido, las 10 Estrategias de Manipulación Mediática, fue desarrollado por Noam Chomsky, un lingüista, filósofo y activista estadounidense.

Actualmente, todos nos encontramos sumergidos en la cultura del consumismo, pero  ¿somos el resultado de la acción de millones de empresas que fomentan este consumismo? o ¿es solo la naturaleza del ser al estar dentro de una situación tecno-capitalista? A través de esta entrada, intentaré responder bajo mi punto de vista, al mayor número de preguntas posibles con relación a este tema. Comenzaremos en primer lugar, por explicar una a una las diez estrategias propuestas por Noam Chomsky:

  1. La estrategia de la distracción: con esta estrategia se pretende desviar la atención del público con información irrelevante, evitando la preocupación por los temas realmente de interés. Este tipo de estrategia, es empleada para distraer al público ante los cambios decididos por las elites políticas y económicas; así como impedir el acceso de este a los conocimientos esenciales: ciencia, economía, psicología… Un ejemplo de todo esto lo podemos percibir al estudiar la programación de una cadena de televisión, ya que llenan las horas del día con contenidos de poco interés y relevancia para el público (cotilleo, moda…).

  2. Crear problemas, después ofrecer soluciones: también conocido como problema “reacción-solución”, se centra en la creación de una situación prevista para causar una determinada reacción en el público, y que sea el mismo quién demande mejoras de esta situación; para así llegar al punto que se había previsto con anterioridad. Un ejemplo de esto se percibe claramente en la creación de una crisis económica, para que el retroceso de los derechos y el desmantelamiento de los servicios público esté justificado.

  3. La estrategia de la gradualidad: empleada en aquellos casos en los que se sabe que una medida es inaceptable y rechazada por el público; basta con aplicarla de manera gradual o a “cuentagotas” para provocar que la audiencia no sea consciente de lo que sucede y acabe aceptando las pequeñas medidas establecidas año tras año. Un ejemplo de esto se podría percibir en una situación socio-económica que año tras año va estableciendo: desempleo en masa, precariedad laboral, salarios mínimos… Si estas medidas llegasen a ser aplicadas de una sola vez, se podría provocar un levantamiento popular en contra de estas; por lo que es más fácil ir poco a poco para evitar esta situación.

  4. La estrategia de diferir: esta estrategia se centra en presentar una medida inaceptable como algo doloroso y necesario, obteniendo la aceptación de la audiencia para la aplicación futura. En este sentido, se juega con la temporalidad de las medidas, ya que es más fácil aceptar una situación lejana en el tiempo que una inmediata. Esto está provocado por nuestra ingenuidad de pensar que “todo va a ir mejorando”. Un ejemplo de esto se percibe en futuros recortes en educación o sanidad; realmente esperamos que esta situación no se produzca y finalmente, llegamos al mismo punto que si se hubiese introducido desde un principio.

  5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad: esto es ya un clásico en los medios de comunicación; en la mayor parte de la publicidad se suelen emplear ideas, argumentos y personajes propios de niños de poca edad, provocando que nuestra respuesta sea similar a la de estos. 

  6. Utilizar el aspecto emocional más que la reflexión: en este sentido, la llamada a lo emocional provoca dejar K.O. al análisis racional y crítico del ser humano. En este caso, la utilización del registro emocional permite abrir las puertas del inconsciente para fijar mensajes, ideas, miedos, inducir comportamientos…                                                                                               

  7. Mantener al público en la ignorancia y mediocridad: en este caso, se potencia la escasa formación de la audiencia para que sean incapaces de poder identificar, controlar y eliminar de sus vidas dichas estrategias de manipulación mediática. Es decir, dejar en manos de unos poco el control de las estrategias, mientras el resto nos convertimos en sujetos pasivos de estas acciones. Un ejemplo de esto sería limitar la información con referencia a este tema, para impedir que el público conozca e indague más sobre ellas.

  8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad: esta estrategia muy presente en la actualidad, hace creer a la audiencia que ser mediocre, maleducado y estúpido está de moda. Tan solo tenemos que encender la televisión para ver cuantos programas o “realities” potencian dicha mediocridad.

  9. Reforzar la autoculpabilidad: estrategia de carácter individual, que se centra en hacer creer al individuo que él es el propio culpable de la situación que está pasando: sus ideas, acciones, pensamientos, emociones lo han llevado hasta allí. Así, conseguirán que en vez de rebelarse contra el sistema político y económico, se culpe a sí mismo, generando un estado depresivo, cuyo efecto es la inhibición de su acción. 

  10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen: esta estrategia basada en los últimos avances científicos, permite conocer al individuo, tanto de forma física como psicológica, mejor de lo que ellos mismos se conocen. Esta situación provoca que en la gran parte de los casos, el sistema tenga un control mayor sobre los individuos, que estos tienen sobre sí mismos.


 

Tras haber analizado las técnicas de manipulación mediática, podría concluír en que el "ser consumista" que nos invade, surge en primer lugar por la situación en la que nos envontramos de ecolución, innovación y cambios a pasos agigantados donde o cambias o te quedas atrás, pero también pienso que está provocado por las grandes manipulaciones a las que nos vemos sometidos diariamente a través de los medios de comunicación, Inernet...Debemos ser conscientes de este tipo de estrategias e intentar reducir lo máximo posible su efecto en nosotros mismos y en los que nos todean, debemos pensar, criticar y razonar por nosotros mismos.

¿Qué opinión teneis vosotros al respecto?

Un saludo!


 


 

Comentarios

  • Borja Lapido Tubío

    Un moi bo artigo Paula e moi boa idea a de aplicar material de outras materias a esta, xa que en realidade é totalmente coherente e ten toda a razón acerca do tema. Persoalmente, referíndome a este tema, o da manipulación mediática, estou cada día mais convencido de que xa sobrepasa en moitos casos a barreira do lóxico e moral; a propia experiencia de calquera de nos pódenos dicir que durante os últimos tempos estamos vendo continuamente como as canles de televisión, por medio dos seus programas (principalmente os programas estrela e de "prime time", non creo que sexa necesario nomealos) fan unha función de lavados de cerebro, por chamalo así, producindo en moitos espectadores/as puntos de vista e opinións que nunca se plantexarían a través da creación de situacións fictíceas.

    A través dos puntos que sinalas nesta entrada pódese dicir que se implantan as bases das estratexias empregadas por estes medios para levar a cabo as súas manipulacións.

    Agora, respondendo ás preguntas que nos lanzas ao comezo do artigo, dicir á primeira que si, quena miña opinión a maior parte da sociedade é o resultado da acción de millóns de empresas que fomentan o consumismo, e ademais, un consumismo esaxerado e de despilfarro, deste tema tamén falei nun blog que publicara sobre a "Obsolescencia programada". Por outra parte, dicir tamén que penso que colectivos coma os anciáns e os nenos empregan a televisión e outros medios como unha simple forma de distración, de entretemento. Rematar dicindo que a publicidade é un dos grandes alicientes ao respecto, non só os programas, eu diría que unha mistura de ambos, xa que unha cousa tira pola outra e viceversa.

    Un saúdo Paula.