Visita de Nusa

Esta semana, en concreto el martes, en la clase expositiva, recibimos la visita de una periodista llamada Nusa. Esta periodista es de Siria, que es un país soberano de Oriente Próximo, se encuentra en la Costa Mediterránea y su forma de gobierno es la república unitaria semipresidencialista. Actualmente está sumido en una profunda Guerra Civil desde hace poco más de 3 años. Comparte fornteras con países como Turquía, Irak, Israel, Jordania y Líbano.

Primeramente, antes de nada, quiero decir que me encantó todo lo que nos contó durante la hora y media de clase. Me gustó sobretodo lo cercana que  se mostró con todos nosotros, el vocabulario que empleaba, ya que era fácil de entender las ideas que nos quería transmitir, y sobretodo me sorprendió que hablara con tanta soltura el español a pesar del poco tiempo que lleva en nuestro país.

Nusa, nos contó que vino a España gracias a una beca hace 4 años, justo antes de que empezara la guerra en su país. Nos contaba que se sentía muy afortunada y que su madre decía siempre que naciera con una "cuchara de oro". Del discurso, lo que más me emocionó fue la gran valoración que le dio a nuestro trabajo como futuros maestros y maestras. Todo lo que está sucediendo en Siria lo relacionó directamente con nuestro trabajo como docentes, haciéndonos reflexionar mucho sobre nuestro papel, sobre nuestra tarea docente,... Ella afirmaba que ser educador no es para nada un trabajo fácil, y la verdad es que me llena de orgullo que una profesional de otro ámbito diferente a la educación valore tan positivamente nuestro trabajo ya que no estamos muy acostumbrados a que se haga, sino que normalmente ocurre todo lo contrario.

La verdad es que su visita me sirvió para reflexionar sobre el papel que nosotros tenemos en la sociedad, es decir, considero que como educadores somos unos de los grandes responsables para lograr un cambio en la sociedad ya que "tenemos en nuestras manos" la formación de los ciudadanos de un futuro. La verdad es que no es comparable para nada, la educación que pueda haber en Siria con la que hay actualmente aquí. Es verdad que aquí el Sistema está muy mal planteado pero es que allá los niños no pueden ni ir a la escuela (nos decía Nusa que podían ir algunos como mucho 2 o 3 veces a la semana). Por lo tanto, considero que no debemos quejarnos de lo que actualmente no tenemos, sino que debemos trabajar con lo que tenemos en relaidad para que poco a poco podamos conseguir mucho más.

Pérez Quintela, Natalia