Repercusión de las Imágenes

Buenos días chicos! En estas últimas sesiones expositivas nos hemos estado centrando en la imagen y su repercusión. 

El lunes pasado Adriana nos presentaba algunas imágenes que habían sido eliminadas por diferentes motivos, y otras que simplemente causaron un gran impacto en la sociedad. Mientras nos mostraba estas imágenes, pensé en una de las imágenes que para mí más repercusión tuvo en nuestra historia.  Es la  imagen realizada por Kevin Carter. Posiblemente con el nombre del autor no os diga nada, pero si expongo la imagen, todo cambia.

                                                         

En la foto podemos ver como un niño tumbado y desnutrido en el suelo está a punto de ser comido por un buitre.

Mi interés por dedicarle un blog a esta imagen, se centra principalmente en la gran repercusión que tuvo para la sociedad, y sobre todo para el autor de la foto Kevin Carter.

Si tecleamos su nombre en Google  podemos comprobar cómo encontramos cerca de 90.000 resultados y hasta una entrada de Wikipedia.

Kevin Carter en el año 1993 viajó hacia Sudan con el fin de lograr una foto impactante, dónde pudiese denunciar la hambruna y la guerra que estaba sufriendo el país. Tanto fue así, que la foto que consiguió fotografiar ganó en 1994 el premio Pulitzer. Lo que mucha gente no sabe, es lo que ocurrió después. 

Pues bien, Carter, tras realizar aquella foto se vio expuesto a la crítica social, la opinión pública se volvió contra él por no haber hecho nada por salvar la vida de aquel bebé tumbado y desnutrido en la arena y que está siendo amenazado por un buitre. Carter no pudo con la presión social y terminó por suicidarse.

Y que pasó con aquel bebe? Murió comido por el buitre? Pues no, ese niño sobrevivió no solo al buitre, sino también a la  hambruna. En la versión digital del periódico El Mundo  publicada  el 21 de febrero de 2011 por  Alberto Rojas podéis ver la noticia completa dónde se dice que pasó con Kong Nyong, el niño que finalmente sobrevivió.

En otro artículo que he encontrado a través de la web elobservador.com se publica un entrada del 6 de Julio de 2012 en el que su autor Armando Sartorotti habla al respecto de las verdades y las mentiras de la imagen. En este artículo se comentan algunos de los aspectos más relevantes y se recoge una frase de  una de las mujeres que viajaba con Carter en la que comenta que “esa foto probablemente salvó más vidas que cualquier campaña contra el hambre". Pero la gente una vez más decidió quedarse con lo morboso, y adjudicarle toda la maldad a aquel fotógrafo que simplemente se dedicó a realizar su trabajo.

Para mí es realmente impactante el poder que tiene una imagen .Todas las imagenes llevan una lectura paralela, que muchas veces desconocemos. Lo realmente importante es saber, no solo apreciar, sino leer  la imagen y ver más allá de un simple foto o ilustración, pudiendo sacar concluisones y diferentes lecturas de la misma.Más de veinte años después seguimos hablando de esta foto y seguimos sacando nuestras propias conclusiones. Creo que este, es un claro ejemplo de lo que puede conllevar una simple imagen, no sólo es una fotografía son miles de historias implícitas: La del autor, la del niño, la del páis, la del momento social…

Está claro que a día de hoy cada día las imágenes tienen mayor repercusión en nuestras vidas, cada día son más redes sociales las que nos ofrecen su servicio para compartirlas con los demás: Instagran Pinterest, Tumbrl, Snapchat…  y nosotros nos convertimos en usuarios de las mismas, muchas veces, sin ser conscientes de lo que subimos y lo que puede llevar implícito. Estamos tan sumergidas en ellas que ya no concebimos una realidad en la que no aparezcan para mostrarnos la vida en sí. La imagen ha estado, está y creo que siempre formará parte de nuestras vidas para mostrar la realidad tal y como es. 

 

Fuentes de Información:

Comentarios

  • Sandra Morandeira

    Muy buena entrada! Reconozco que una de las primeras cosas que se me vino a la mente al ver la imagen fue "se para a sacarle una foto en vez de ayudarle". Está claro que hay mucha gente que solo busca "la noticia", pero no debemos generalizar; esta historia es una prueba de ello.

    Con una simple imagen se puede mentalizar a muchas personas, por ello, es necesario darle un buen uso y ser consciente hasta qué punto puede influir en los demás, además, es muy importante saber mirar más allá de ella.

  • Laura Fernández Rivero

    Una imagen muy impactante. No tenía ni idea de que el autor de ella fuese Kevin Carter. Creo que esta imagen, como bien dices en la entrada, puede hacer mucho más que las campañas contra el hambre. Muy buena entrada Isa! :)

  • Susana Fernandez Rodil

    Encantoume a entrada Isa! a verdad desconocía esta historia e pareceume moi impactante. Tras saber esto, teño unha sensación agridulce  porque por un lado por ese triste final do fotógrafo, pero tamén gracias ao valor de sacar esa fotografía seguro que lle deu a vida a moitos, incluido o protagonista da foto. Cada un pode ver unha fotografía dunha forma diferente, pero non podemos ser tar simplistas de quedarnos con unha impresión, nin das imaxes nin de nada, debemos mirar máis alá e mirar que hai detrás das intencións do fotógrafo.

  • Belén Quintana Río

    Completamente de acuerdo contigo Isa, es cierto que solemos dejarnos guiar por las primeras impresiones y, con las imágenes, nos ocurre lo mismo. A veces no somos capaces de mirar qué hay más allá de lo que una foto puede mostrarnos a simple vista. Respecto a la historia sobre este fotografía he de reconocer que ya la conocía, y siempre me pareció muy impactante, ya que, otra vez más, la presión social acaba venciendo y trayendo consigo tragedias como la muerte.

     

  • Ana Morala Escobar

    Buenísima entrada Isi! Cada vez que veo esta foto se me pasan mil cosas por la cabeza, y como dice Susana, tengo una sensación un poco ''agridulce'' al respecto yo también. Completamente de acuerdo con esta publicación. Buenísima reflexión! ;)

  • Carla Vázquez Formoso

    Como dis ti, a xente decidiu quedarse co morboso, ese é un dos problemas que temos na nosa sociedade penso eu, xa que así triunfa Sálvame e este tipo de programas! Que non teño nada en contra deles, solo digo que vivo do morbo e das vidas dos demais. Volvendo á entrada, eu si que coñecía a historia de Kevin Carter. Foi unha víctima das masas, porque cantas fotos parecidas a esa  como a da nena na guerra de Vietnam. Para ben ou para mal recordamos episodios da nosa historia a partires das fotografías. 

  • Rocío Rodríguez Estévez

    Me parece increíble esta entrada, no tenía ni idea de lo sucedido después con el autor de la foto, me quedo con la frase de “esa foto probablemente salvó más vidas que cualquier campaña contra el hambre". El autor lo que pretendía era concienciar a la sociedad sobre la situación que se estaba dando al otro lado del mundo, con la mejor de las intenciones, y lo que hizo dicha sociedad fue darle la espalda y provocar el suicidio del mismo.

    Las imagenes tienen un gran poder para transmitir la realidad, sin embargo cada uno las interpreta dentro de su propia concepción de realidad. La imagen es un arma con muchísimo potencial y hay que saber utilizarla y manejarla para una correcta expresión de los valores que se quieren transmitir a través de ella, pero al parecer no es tan fácil...

  • Yaiza Ferreiros Iglesias

    No tenía ni idea de la historia que habia detrás de esa imagen y me ha parece muy interesante que nos la cuentes, sobre todo para mostrarnos la importancia que tienen las mismas. Muy buena entrada! :)

  • david reboredo gutiérrez

    Resulta interesante como unha imaxe provoca un efecto tan negativo para a persoa que a realiza. É certo que podemos pensar en ¿porque non tentou salvar ao neno de ser comido polo buitre?, pero o que nos non sabemos con esa imaxe é se despois de realiazala foi axudar ao rapaz e salvarlle a vida. Como comentastes vos, as imaxes van máis alá do que nos ofrecen a simple vista e sempre hai unha historia oculta tras elas. Todos temos dereito a opinar sobre a imaxe (ademais todos coincidimos que é unha imaxe moi dura), pero o que non podemos facer é criticar a unha persoa sen saber o que ocorreu despois desta imaxe.