¿Es buena la presencia de los ordenadores en los colegios?

Aunque es del año 2007 ha caído entre mis manos un artículo de Andrés Ibáñez (ABCD las artes y las letras, 15/12/2007) que me ha parecido interesante para comentar aquí (el fragmento de este artículo lo he encontrado en uno de los textos de selectividad del examen de Lengua Castellana, concretamente en la opción 2  de Septiembre del 2008). 

Andrés escribe en su artículo que los ordenadores no deberían existir en las aulas. Esta afirmación resulta algo impactante, ya que casi todos los centros disponen de amplias tecnologías (ordenadores, televisores...) El autor dice que los niños no necesitan "aprender" a usar un ordenador ya que nacen en una civilización totalmente tecnológica, es decir, la tecnología ya nace con ellos, no es necesario enseñarles algo que ya saben.

Internet nos brinda una enorme cantidad de información, pero para poder procesarla es necesario tener una madurez. Este autor no está en contra de la utilización de internet pero cree que es necesario una base clara de conocimientos que nos ayuden a procesar todo lo que podemos encontrar en internet.

Andrés opina que el verdadero aprendizaje es el que se hace de una manera oral. Internet es un instrumento de ayuda para conseguir ese aprendizaje "es una herramienta". 

El problema está en qué información nos proporciona internet. En la red encontramos infinidad de artículos, infinidad de textos... ¿Cómo discernir entre la buena y la mala información? A través de la madurez intelectual. Por eso, Andrés piensa que los niños no tienen esa madurez que es necesaria para saber utilizar de manera correcta esa infomación. El conocimiento debe ser lineal según este autor, hay que seguir cierto orden y pasar ciertas etapas.