Nuevas tecnologías en bebés

Las nuevas tecnologías tienen cada vez más presencia en los niños. Como dice la siguiente noticia sobre la que os voy a hablar “Una encuesta de la empresa de seguridad de informática AVG realizada a 2.000 madres de diez países, entre ellos España, revela que el 81% de los bebés ya tiene algún tipo de presencia en Internet al cumplir los seis meses de edad”.

 [ http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2015/05/01/actualidad/1430498554_319713.html ]

Los padres llegan a estar obsesionados con sus bebés y pueden llegar a comprar cualquier aparato con tal de conocer cada movimiento que hace o incluso alguna anomalía en su respiración, llanto etc. Para eso, en el mercado existen dispositivos como el “Sproutling” (el cual fue agotado en San Francisco solo con los encargos previos a su venta). Es un monitor para bebés con forma de corazón que se coloca como una tobillera. Mide la temperatura, frecuencia cardíaca, movimientos mientras el bebé duerme, temperatura y luz de la habitación. Está sincronizado con el teléfono IOS o Android a donde manda todas las notificaciones. En la noticia se dice que “es uno de los tres dispositivos estrellas de 2015 en el ámbito de los wearables para bebés y ya está agotado”.

Otro dispositivo que podemos encontrar en el mercado es “Mimo”, este es un body conectado y sincronizado con el teléfono y equipado con sensores respiratorios y de movimientos. Cualquier anomalía llega al móvil en forma de notificación sonora. (También se agotó en seis semanas).

Por otro lado, los pañales inteligentes pueden detectar enfermedades renales, infecciones de orina y estados de deshidratación de los pequeños.

Los dispositivos móviles pueden llegar a avisar de cuando se va a despertar el bebé. La noticia empieza relatando el caso de Sofía, la cual es controlada por los padres. Por la mañana, el teléfono avisa a la madre “en 45 minutos Sofía empezará a despertarse”.

Todas estas nuevas tecnologías van dirigidas a padres primerizos, que quieren controlar todo e incluso aún más a los que son tecnoadictos.

Es realmente sorprendente que haya este tipo de tecnologías para los bebés. Hasta ahora, desconocía de su existencia.

Creo que por un lado puede ser positivo por si le surge algún problema al bebé o le pasa algo grave (siempre y cuando lo detecten los aparatos). Pero por otro lado creo que es excesivo que a un bebé, de un par de meses o incluso recién nacido ya se le motorice para saber todo sobre él.

Antes no había tantos avances respecto a este ámbito y sin embargo los pequeños estaban controlados, pero no tanto. Si seguimos avanzando de esta forma, no sé que pasará dentro de unos diez años.

Está bien que los padres busquen el bienestar de sus hijos, tranquilidad, pero no hay que abusar.

Un motivo por el que quizás los padres quieran adquirir estos dispositivos, es el Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante, el cual se relaciona con el deceso de 4.000 bebés al año en Estados Unidos.

Los médicos dicen que monitorizar a los pequeños pude ser contraproducente, según el pediatra Aser García Rada “los padres podrían obsesionarse con el monitor o variaciones normales de la frecuencia cardíaca y respiratoria”.

 

Comentarios

  • Tamara Cao Vigo

           Hola Noelia, pues parece que ya somos al menos tres las que nos hemos sorprendido bastante con lo que relataba este artículo de El País y que hemos querido hacer una entrada en Stellae sobre ello. Puedes echar un ojo a mi blog y al de Nazaret Suárez que también ha reflexionado y escrito bastante sobre este tema a raíz del dichoso artículo. Una vez más, comprobamos que la industria no desaprovecha la oportunidad de hacer caja en cuanto puede y se aprovecha muchas veces de la ignorancia, ingenuidad y desinformaciónde la gente.

           Yo creo que la cuestión está en poner un poco de cabeza al asunto y pensar en que casos son realmente necesarios estos "aparatejos" y en si un ciudadano de a pie puede hacer un uso adecuado de la información que le proporciona el disposibtivo vestible concreto del que se trate.

    Un saludo

  • Noelia

    Hola Tamara, la verdad es que me sorprendió que a un ser humano tan pequeño se le empieze a "monotorizar" a tan temprana edad y sin causa aparente. Es increíble como cada día salen nuevos sistemas para llamar la atención de los padres y que estos los consuman pudiendo en algunos casos llegar a ser perjudiciales.

    Le echararé un vistazo a vuestros blogs. Gracias.

  • Andrea González Aldrey

    Me quedó impresionada de la cantidad de cosas que inventan.

    Debemos de plantearnos a donde queremos llegar con este tipo de aparatos, en los que controlamos a niños que apenas acaban de nacer. Anteriormente como también dices tú, no había estos adelantos y los niños estaban controlados muy bien. Entiendo que cuando eres madre o padre primerizo no entiendes muchas cosas y toda ayuda es buena, pero llegar a este punto me parece bastante excesivo. 

    Se sabe que tiene beneficios para los padres, ya que los mantiene informados de todo lo que le pase al bebé, pero que aspectos negativos tiene?, alguien se paró a pensar todos los efectos negativos que esto puede llevar a la larga?

    Si ya empezamos a controlar a los bebés, que se hará cuando esos niños sen más mayores?, seguramente esos padres buscarán otra manera de tener controlados a esos niños, como estaban acostumbrados hasta el momento. 

    Sinceramente y para acabar, no veo beneficioso este tipo de inventos que lo único que aportan es a acabar con el saber humano, o la capacidad que tenemos las personas para poder comprobar que le pasa a tu propio hijo, sin necesidad de tecnología.