Pro-Ana y Pro-Mia.

Hola Stallaeros!

 

En esta entrada quería reflexionar de un modo más profundo sobre la importancia que le atribiuímos a las imágenes en la sociedad. Después de leer diferentes entradas realizadas por mis compañeros como Repercusión de las imágenes de Isabel Gulías SieiroUn imagen vale más que mil palabras de Nuria Rodríguez o ¿Qué vemos cando miramos? de Susana Fernández Rodil (entre otras) y relacionándolo con el cierre de una de mis últimas publicaciones, Tecnología+discapacidad+imagen, me dí cuenta de que en ellas hacíamos referencia a la repercusión que las imágenes tenían sobre nosotros a la hora de hacernos sentir algo, de mostrarnos una realidad... sin embargo, creo que aún no se tocó en profundidad la tendencia que solemos tener para dejar llevarnos por las apariencias.

Quería destacar que, navegando un poco por la Red, he encontrado plataformas que muestran su apoyo a conductas o actitudes que respaldan esta disposición a mostrar una apariencia perfecta. Es decir, mi intención es mostrar una relación entre el mundo tecnológico, la importancia de las imágenes y su repercusión en la sociedad. Quería ir un poco más allá del simple echo de que una fotografía influye sobre nosotros y ser consciente de que, a veces, somos nosotros mismos los que intentamos ser esa fotografía perfecta y retocada para dar una impresión adecuada y acorde a los estándares que nos "exige" el resto de la población. Uno de los soportes más consolidados que defienden la importancia de la "imágen ideal" y que se acomodan perfectamente a lo que intento explicar, son las páginas Pro-Ana y Pro-Mía.

Pro-Ana viene de la combinación del prefijo "pro" que significa "a favor de" y de la palabra "Ana" que deriba del término anorexia y, a su vez, Pro-Mía deriba de la combinación del prefijo "pro" que, como ya he dicho, significa "a favor de" y de la palabra "Mia" que proviene del término bulimia. Estas páginas apoyan mediante blogs, sitios webs y foros de discusión la promoción de la anorexia y la bulimia como un estilo de vida, en vez de tratarla como un transtorno alimenticio. Afirman que estos dos estilos de vida son formas por las que alcanzar la perfección y control sobre el propio cuerpo. Tal y como se expone en el Blog Kids and Childs Online, las niñas y adolescentes que se unen a este movimiento se encuadran en una media entre los 14 y 16 años de edad, pero pueden abordar edades desde los 11 o 12 años hasta los 20 o 22. 

Según especialistas, una de las mayores causas que llevan a las jóvenes a recurrir a este tipo de plataformas es la presión por parte de la sociedad (y de ellas mismas) por lograr tener unos cuerpos perfectos idénticos a las de las modelos o las grandes actrices. Aún así, yo creo que muchas veces tampoco hace falta recurrir a los famosos, sino que las adolescentes, tan enganchadas a las redes sociales, se dejan guiar por las fántasticas e idílicas fotos que ven en ellas tratando de alcanzar esa "belleza". Antes de subir una foto a Instagram o Facebook empleamos millones de retoques, filtros y demás herramientas para poder salir lo más bellas posibles. Creo que esta importancia por la apariencia física y por "el qué dirán" está trayendo consigo consecuencias tan negativas como pueden ser la bulimia o la anorexia.

Tanto en Pro-Ana como en Pro-Mia podemos encontrar diferentes secciones como tips, dietas, imágenes de inspiración, ejercicios deportivos, foros... en los que todas las y los miembros pueden participar  dándose apoyo y creando esta gran cominunidad. A continuación teneis una imágen que equivale a la Pirámide alimenticia de Ana, donde, como se puede observar, muestra lo que las jóvenes tienen que comer y algunas frases de ánimo para conseguirlo. He entrado en diferentes Blogs y he sacado una selección de frases que me parecen realmente una locura. Me gustaría destacar dos que me han dejado bastante impactada: Las verdaderas princesas somos tan sensibles que sentimos la rotación de la Tierra, por eso nos mareamos y Tomaste una decisión, no vas a parar, el dolor es necesario, sobretodo el dolor del hambre, eso te asegura que eres fuerte y puedes soportar cualquier cosa. Apesar de múltiples campañas y protestas no se ha logrado la prohibición total de este tipo de plataformas, pero son muchas las personas que siguen luchando para que en un futuro (no muy lejano, esperemos) se logre su cierre. Enrique Rodríguez, inspector jefe de la BIT, defiende el cierre de estas páginas, pero reconoce sus efectos adversos: "Hay que cerrarlas porque son perjudiciales. Pero tampoco es seguro que sirva de algo: las chicas enseguida abren otras y, además, se las encierra en un gueto, se queda en algo secreto. Y eso tampoco es bueno".

 

      

Y ahora vosotros os preguntareis, ¿qué tiene que ver todo esto con la tecnología? Pues bien, quería mostrar el elevado grado de importancia que la sociedad le atribuye a la imagen y a las apariencias, como ya expusimos en alguna clase. Así mismo, quería hacer ver como las fotos que colgamos en nuestros perfiles, las que se muestran en campañas de moda o las que se emplean en un simple anuncio pueden afectar y perjudicar a la forma de verse, principalmente, de los adolescentes. Es aquí donde tiene un punto relevante la tecnología, ya que, en la era digitalizada en la que vivimos, todo el mundo tiene acceso a un ordenador y a Internet y por lo tanto es mucho más fácil crear y tener  encontrar este tipo de plataformas. Internet se ha convertido en un refugio para miles de jóvenes con Trastornos de Conducta Alimenticia, como dice Guillermo Abril en el periódico El País. Todos ellos viven interconectados apoyándose y dándose la razón mutuamente, por lo que son muchos psicólogos y médicos los que afirman que estas plataformas han limitado una parte clave de su terapia, el grupo, ya que los jóvenes encuentran ese refuerzo en la Red. Aquí se puede ver claramente un mal uso de las nuevas tecnologías con unas consecuencias terriblemente grabes, pudiendo llegar a la muerte. Es por ello que considero que es muy importante tener una buena educación (hablo tanto por parte del colegio como de los padres) en materia de saber emplear bien las tecnologías, no dejarse guiar por todo lo que pone Internet y no querer imitar todo lo que vemos en los medios y la Red.


Wikipedia. (2015).Pro-Ana. Recuperado el 05-05-2015 de: http://es.wikipedia.org/wiki/Pro-Ana

Wikipedia. (2015). Pro-Mia. Recuperado el 05-05-2015 de: http://es.wikipedia.org/wiki/Pro-Mia

Kids and child online. (2015). Miles de nilas y adolescentes captadas por el movimiento pro-ana en Internet. Recuperado el 05-05-2015 de: http://kidsandteensonline.com/2015/01/22/proana/

Kids and child online. (2013). ¿Has probado a quemarte con cigarrillos? ¿Y a cortarte con un cutter?. Recuperado el 06-05-2015 de: http://kidsandteensonline.com/2013/10/01/has-probado-a-quemarte-con-cigarrillos-y-a-cortarte-con-un-cutter/

The little princess proana. (2013). 42 frases pro ana. Recueperado el 06-05-2015 de: http://thelittleprincesswannabeandre.blogspot.com.es/2013/03/42-frases-pro-ana.html

Love Ana y Mia. (2013). Tablas calóricas. Recuperado el 06-05-2015 de:http://loveproanaymia2013.blogspot.com.es/2013/03/tablas-caloricas.html

Princesa Lorelei ProAna. (2015). Tips de Princesas. Recuperado el 06-05-2015 de: http://prinzessinloreleiwannabeana.blogspot.com.es/

Abril, G. (2009). Ana y Mia, princesas de Internet. Recuperado el 06-05-2015 en: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2009/04/04/actualidad/1238796001_850215.html

Comentarios

  • Carla Vázquez Formoso

    Non conocía estes termos Belén, e paréceme increíble que haxa persoas que apoien este tipo de trastornos. Xa, como ti dis, apoianse na tecnoloxía e no anonimato que esta da para promover estas absurdas ideas. Creo que a tecnoloxía nos axuda a todos a escondernos un pouco, ou a pensar antes de falar, xa que o escribir costache un pouco máis ... e isto pode ser visto como unha cousa negativa claro, pero nunca pensara que poidese chegar a estes extremos. Non conseguiremos prohibir estas prácticas? Espero que si! 

    Mui interesante a entrada Bele! 

  • Belén Quintana Río

    Muchas de las páginas fueron prohibidas pero tanto las Anas como las Mias vuelven a abrir otras con el mismo nombre añadiéndole un 2.0, 3.0, 4.0... y así. No sé cómo se podrá llegar a parar a estas plataformas, pero me parece un tema realmente procupante y creo que muestra una de las caras y usos más feos que se le puede dar a la tecnología. :( 

  • Andrea Iglesias Morenza

    Yo si que conocía estos término, pero aun asi, cada vez que leo algo sobre ellos se me pone la piel de gallina. Desde luego estas plataformas que fomentan estos trastornos de conducta alimenticia deberían pararse, y ojala llegue un momento en el que esto ocurra. En mi opinión, este tipo de páginas son el ejemplo perfecto de que la tecnología, especificamente Internet, puede ayudar a aumentar ese lado negativo de la vida que se debería intentar disminuír, y no fomentar como hacen estas plataformas. Ojala cada vez, al igual que avanza el mundo tecnológico, consigamos avanzar en la parte de la seguridad en la red, tanto para controlar  este tipo de conductas, como otras muchas.

  • Isabel Gulías Sieiro

    Me ha encantado esta entrada Belén! Al igual que Andrea sí que conocía estas plataformas, pero , sin embargo, pensé que ya habían dejado de existir después del gran revuelo que supusieron hace unos años. Me parece de lo más triste que las personas se puedan denigrar de esa manera solo por responder a cánones absurdos de belleza. Cánones que se fomentan mediante las redes sociales, donde estamos cansados de ver a chicas "perfectas" en todas sus actividades. Ahora las tan famosas bloggers, creo que tienen una gran responsabilidad en este aspecto, ya que ellas representan un estilo de vida, y son seguidas por miles de personas, si comenzasen a mostrarse un poco más naturales creo que muchas cosas cambiarían. Por otra parte y como bien dices, creo que el mayor peso recae en la educación, ya que debemos de enseñar ya desde las edades más tempranas a usar las nuevas tecnologías y a discriminar lo posible de lo imposible y lo verdadero de lo falso. 

  • Belén Quintana Río

    Totalmente de acurerdo con vosotras chicas! Ojalá estas páginas se cierren y mediante la educación logremos que las nuevas (y no tan nuevas) generaciones no caigan en este estilo de vida...

  • Rocío Rodríguez Estévez

    Yo no conocía este tipo de plataformas pero me parece terrible que cosas como estas existan, como no puede existir algún tipo de control sobre plataformas como estas responsables de tantisimas enfermedades físicas y psicológicas. Respecto a lo que dice Isa de las bloggers, estas son un ejemplo aún más cercano que los anuncios y un ejemplo a seguir por jóvenes que quieren ser como ellas, ricas, delgadas y guapas. En serio es eso a lo que se debe aspirar, ¿que pasa con las niñas que soñaban con ser médicas, astronautas o peluqueras, ahora quieren ser palos de escoba vestidos de Prada?. Las nuevas tecnologías y la red han de mostrarnos información adicional que colabore con nuestro proceso de aprendizaje, no enseñarnos a ser quién no somos.

  • Ana Morala Escobar

    Díos mío Belén, acabo de ver esta entrada y la verdad es que estoy alucinando. No me cabe en la cabeza que puedan existir plataformas de este tipo, que publiciten y fomenten como algo sano y natural padecer trastornos tan serios como la anorexia o la bulimia, simplemente por el hecho de parecerse a los cánones de belleza que marca la sociedad; Además, con relación al público al que están destinadas estas plataformas, considero que a esas edades se es sumamente susceptible de ser manipulado, y más en estos temas que, por muy triste que sea, realmente preocupan a nivel social. 

    Está claro que las nuevas tecnologías pueden jugar un papel muy importante en estas realidades, en cuanto a que pueden ser el soporte o la fuente de información que inicie estas problemáticas, pero sin duda alguna, la culpa, para mi, es de la sociedad que permite que esto sea así ¿O nunca habéis cogido una talla 32 en tiendas como Pull And Bear? Por Dios, que ni las niñas de 10 años caben ahí!; Es muy triste.

    Al igual que mis compañeras, opino que la educación puede ser la solución, no sólo a nivel de los trastornos alimenticios, sino también a nivel del uso y posibilidades de las nuevas tecnologías; Enseñar a usarlas de manera adecuada, y enseñar, a nivel social, qué es importante y qué es, aparte de estúpido, peligroso.

    Buenísima entrada Belén!

     

  • Rosa Rey García

    Creo que esta entrada nos puede servir para reflexionar si es lícito escribir de cualquier cosa en la red, simplemente por el hecho de que es libre. Sin embargo creo que nuestros esfuerzos se deberían centrar en enseñarles a los jóvenes a ser críticos con informaciones tan negativas como estas, que promueven estas enfermedades alimentarias. Centrarnos en la eliminación de estas no nos asegura que no se creen otras similares. Supongo que es uno de los efectos negativos que tiene la red, que no existen filtros y cualquiera puede escribir lo que quiera.