"Necesidad" del móvil.

Realmente, ¿quién controla a quién?

FullSizeRender (1).jpg

Vivimos en una sociedad en la que son muy pocas las personas que no disponen de un teléfono móvil. Tenemos la costumbre de recurrir a nuestro dispositivo móvil para todo, llamar, poner alarma, recordatorios, enviar mensajes, jugar, comunicarnos a través de redes sociales, sacarnos fotos, etc. Un sinfín de posibilidades que vemos como una ventaja y que creemos que nos hace la vida más fácil, ¿pero esto es realmente así? No sabemos salir a la calle sin nuestro teléfono móvil, tenemos miedo a perderlo, estamos acostumbrados a estar pendientes constantemente de él ante un nuevo Whatsapp, notificación de Facebook o una nueva foto en Instagram. Y si nos quedamos sin batería? Oh dios, acecha la necesidad de encontrar un enchufe al instante!!!! Quedarnos sin megas es del mismo tipo… las nuevas noticias no te cargan y ya no tenemos como pasar nuestro tiempo.

La llegada de los teléfonos móviles a la sociedad ha sido positiva en gran parte ya que nos facilitan muchos aspectos de nuestra vida, pero en realidad no es así.

El teléfono móvil es en la actualidad como muchas de las nuevas tecnologías una herramienta que nos facilita la vida, ya que nos permite estar comunicados las 24 horas del día y en cualquier lugar del mundo.

Pero el problema está en el momento en que para una persona esta herramienta se convierte en una necesidad. Reflexionando sobre la imagen que arriba aparece, decidí buscar información sobre la necesidad de estar conectados al teléfono móvil. Investigaciones recientes muestran que dicha obsesión vuelve a las personas más ansiosas, depresivas y hasta psicóticas. Por otro lado en el siguiente artículo: http://www.centroadiccionesbarcelona.com/la-obsesion-por-estar-conectados-a-traves-de-los-dispositivos-moviles-adiccion-a-internet/ también se menciona que la Red “fomenta nuestras obsesiones, dependencia y reacciones de estrés.”.

Espero que os haya gustado y os haga reflexionar.

Comentarios

  • Sandra Morandeira

    Muy buena imagen! estoy totalmente de acuerdo, cada vez dependemos más del móvil (u otras tecnologías). Todavía me acuerdo que en una de las interactivas, una persona contestó que el móvil le daba seguridad. Actualmente es muy frecuente escuchar: voy a ir a tal sitio y necesito un cargador portátil o... tienes enchufe?

    Como ya dije en otras entradas y comentarios, ningún extremo es bueno. El móvil nos aporta mucho, pero también nos quita, por ello es necesario ser conscientes tanto de sus ventajas, como de sus inconvenientes.

  • Rocío Rodríguez Estévez

    Había visto una imagen símilar, la verdad es que ya no solo los móviles sino que cualquier tipo de dispositivo informático da lugar a una inevitable dependencia. Esta misma dependencia se está agravando poco a poco y derivando en comportamientos extremos por parte de los usuarios de dichos aparatos. 

    De hecho hace días, en un conversación de lo más común me comentaban que el simple hecho de consultar el teléfono móvil antes de irse a dorimir perturba el sueño, la luz del mismo afecta al sistema nervioso y provoca dicha situación. ¿Qué te parece?, voy a empezar a plantearme muchos hábitos o ir ahorrando para ir a una clínica de desintoxicación tecnológica.

  • Cristina Martínez Álvarez

    Penso que a chegada dos teléfonos móbiles sen dúbida nos faciltaron moito a vida como ben dicides xa que podes estar comunicandote a calquera hora con calquera persoa independentemente do lugar no que te atopes. Pero por outra banda, creo que co paso dos anos, a aparición de novas aplicacións pouco a pouco foron creando en nós unha dependencia cada vez maior.

    Creo que a día de hoxe case todas as persoas se manexan co teléfono móbil e non contemplan a idea de sair da casa sin el. Eu mesma me considero que teño unha dependencia xa que nunca saio da casa sen o teléfono móbil, estou acostumada a estar en constante comunicación vía whatsapp cos meus amigos/as, familia... si nos puxesen o reto de estar unha semana sin móbil e redes sociais non creo que o levásemos demasiado ben.

    A verdade e que cando me paro a pensar nestes hábitos chego a asustarme un pouco da dependencia que temos da tecnoloxía posto que chegamos a ser escravos da mesma, debemos facer un uso responsable e tratar de non abusar xa que isto pode levar consigo graves consecuencias.

     

     

  • Carla Vázquez Formoso

    De momento nos controlamos a eles e eles a nos .. o problema é o dia no que eles nos controlen a nos totalmente, que non me extrañaría. Somos moi dependentes dos teléfonos móbiles, pero iso non ten porque ser un aspecto negativo creo eu. Eu tamén lin o artigo que di Rocío en canto a como os teléfonos móbiles perturban o sono ... e eu antes de ir a dormir suelo miralo e sigo dormindo tan pancha. Non sei, moitas veces buscamos demasiado malo donde non o hai e ó contarario, tamén demasiado bo. O que está claro, creo eu, é que debemos controlar o nivel ó que nos enganchamos ás tecnoloxías en aspectos como colgarse do Whatsapp. Pero, non é maravilloso que cando non sabes algo poder abrir o buscador do móbil e rápidamente enterarte do que pasa? Eu creo que si. 

  • Belén Quintana Río

    Ya había visto esa imágen, y la verdad es que creo que tiene razón... Apoyo la idea de emplear las tecnologías como herramientas que nos faciliten la vida, y a ver, el teléfono nos la soluciona bastante. Aún así, considero que llegamos  a un punto, que como tú dices, necesitamos de él de una forma exagerada! Yo ya no soy capaz de salir a la calle sin mi móvil.. No sé, creo que lo uqe debemos hacer es tratar de no vivir pegados a ello, pero me parece algo realmente complicado porque los ritmos que actualmente se dan en la sociedad están marcados y dirigidos por estos dispotsitivos.

  • Ana Morala Escobar

    Buenas tardes! Hace un par de días conocía la imagen gracias a la Red y la verdad que me dió bastante sobre lo que reflexionar; Aunque al principio reconozco que me reí bastante y pensé que era una exageración, creo que realmente muestra una realidad cotidiana que seguro que todos reconocemos; El móvil y sus cienmil notificaciones pendientes de atender y el agobio que eso puede llegar a provocarte!

    Estoy totalmente de acuerdo con mis compañeras, ya que, sin duda alguna, la tecnología en general y el teléfono móvil en concreto, pueden facilitarnos la vida en muchísimos aspectos, por lo que poco a poco se han ido convirtiéndo en algo imprescindible en nuestro día a día; Sin embargo, no debemos olvidarnos de que es la tecnología quien debe estar al servicio de las personas, y no al contrario, y que por mucho que avance la tecnología, la sociedad debe avanzar también.

    Creo que muchas veces abusamos del uso de las nuevas tecnologías y nos creamos falsas necesidades que saciamos mediante infinidad de Apps o aparatos que realmente no necesitamos... pero oye, existen, y eso ya es motivo para necesitarlo, tenerlos y estar a la última; Me imagino que como todo, sea cuestión de la educación y prioridades de cada uno!

    Muy buena entrada!

  • Sabela Corral Álvarez

    Unha imaxen que provoca que te pares a pensar na dependencia que crea un aparato de tan diminutas dimensións. Se actualmente coñecemos a alguen que non utiliza xa non digo telefono mobil, senón datos no mesmo, miramolo con cara de " tremendo bicho raro" . Non entendemeos que poida desenvolver o seu día a día sen mirar cada tres segundos a pantalla do telefono esperando a que chegue un whatsap ou búscando algunha dúbida que surxe dun debate en google sen molestarse en pensar. Non fai moitos anos o telefono utilizabase para realizar chamadas e enviar sms en momentos puntuais, cando chateabamos faciamolo dende a casa, nos momento que estábamos solos cara a pantalla do ordenador interactuando polo tan coñecido e olvidado messenger.Unha vez baixabamos a calle disfrutabamos da compañia dos amigos sen acordarnos para nada do telefono mobil.

    Actualmente esta situación é impensable pois se saímos da casa para tomar algo con menos do 10% da bateria queremos morrer. Porque cando baixamos para desfrutar da compañía dos nosos amigos?

    Por ahora somos nos os que controlamos os telefonos pero...ata cando?