Transmedia.

Si hace un par de semanas alguien me hubiera preguntando ¿qué es la narrativa transmedia?, mi cara me hubiera delatado y hubiera dicho por sí sola que no tenía ni idea...

Pues bien, como me ha pasado con muchas de las novedades que hemos aprendido hasta ahora, la narrativa transmedia ha estado en mi vida desde el primer cromo de los Backstreet Boys que tuve en mis manos. Nos hemos convertido en productores de nuestros propios gustos; somos participes de una inteligencia colectiva de la cual no teníamos ni idea que existía. Ya no dependemos de las grandes compañías de la información para saber qué pasa o qué no pasa alrededor del mundo. Con nuestros Smartphones nos hemos convertido en creadores novatos.

Para no quedarme sólo con Henry Jenkins en un único vídeo, me he lanzado a la búsqueda de más opiniones sobre este experto en el tema que nos lleva a hablar de transmedia, multiplataformas, etc. Por lo que he encontrado uno que ha llamado mi atención por lo bien que explica cómo nos hemos convertido en una sociedad creativa, capaz de crear historias todos los días y de tener la oportunidad de compartirla gracias a la red. Os aviso que son once minutitos para practicar inglés. Al fin y al cabo, siempre nos quejamos de que todo está en inglés. Mirad, dos pájaros de un tiro:

En mi experiencia como consumidora televisiva, Mad Men es uno de los ejemplos que podemos usar en la actualidad como foco de narrativa transmedia. La serie ha desencadenado una serie de productos externos y relacionados con ella, yendo desde colecciones de música que aparece durante sus temporadas hasta la implantación de modas al estilo Don Draper. Seguimos hablando así de nuestra colaboración a la aparición de más y diversos productos relacionados con una historia central, ya que es nuestra propia devoción por la misma la que hace que sus creadores se pongan manos a la obra y nos den lo que queremos. También he de mencionar que ya no somos los mismos espectadores que, cuando acaba la película, sale del cine o se fulmina una temporada, apaga la televisión o cierra el portátil y se va a dormir. ¡Qué va! Somos esos seres colaborativos que abren Twitter y #compartensuemoción. Vemos también el transmedia en la creación de determinados spin-off. Better Call Saul fue una "extremidad" que creció a raíz del poderío de Breaking Bad, Joey nació por la gracia que a todos nos hizo (y nos hace) Joey Tribbiani en Friends, ect.

También es verdad que el término transmedia es asociable al mundo publicitario. Ropa, figuritas, cómics, libros, videojuegos, juegos de mesa... Sin ir más lejos, pensemos en todo lo que  George Lucas debe tener almacenado en alguna de sus casas sobre Luke Skywalker, R2-D2 o Han Solo (y todo lo que debe tener en el banco gracias a las ventas masivas).

Pero la narrativa transmedia ha conseguido ir más allá de las películas y las series. Existen novelas digitales multiplataformas en las que es el sujeto puede considerarse parte de la historia. “Noa & Max; atrapados en Electronia” es uno de los proyectos vistos en clase, con los que los profesionales de la educación, junto con los alumnos, pueden trabajar juntos para desarrollar distintos aprendizajes en relación con la adquisición de experiencias con las nuevas tecnologías.  

En la misma línea de debate donde contraponemos los libros de texto a las plataformas virtuales de trabajo, iniciativas fomentadas desde las TIC son provechosas tanto para niños en etapa de aprendizaje como para los educadores, docentes y todo profesional relacionado al área de la educación, ya que es inherente la tecnología a nuestro tiempo. No podemos dejar que los alumnos de nuevas generaciones queden obsoletos sin controlar materiales digitales como son las novelas multimodales. Y al decir verdad, al nacer estos con la Tablet debajo del brazo, las nuevas tecnologías serán un instrumento de motivación al aprendizaje, de gusto por el trabajo y de obtención de diversas formas de comprender el mundo real. Todos estos aspectos de renovación e innovación del aprendizaje actual (que va de la mano de proyectos como Abalar, del cual ya tendré tiempo para reflexionar en otro post) son los que nos tienen que llevar a la conclusión de la que incluir más tecnología en la escuela no tiene que verse como un efecto nocivo, sino como un plan de futuro para todos.

 

Fuentes utilizadas:

 

 

Comentarios

  • Belén Quintana Río

    Coincido contigo en que cuando hablamos por primera vez del término transmedia no tenía ni idea de a qué se refería y en el momento en que nos lo explicaron fui consciente de que llevaba años poniéndolo en práctica. Creo que los programas y series tratan de manipularnos un poco a la hora de dejar en el lado izquierdo de la pantalla un hanstag para comentar en vivo lo que ocurre en la tele por otras plataformas o redes sociales. Aún así, reconozco que me lo paso bien interactuando con la gente que comparte mis mismos gustos!  (no voi a dejar de hacerlo jajaj) Es un tema que me llamó muchísimo la atención porque recoje claramente el dicho de: si no puedes vencerlo, únete a el. Y eso fue lo que hicieron las cadenas de televiión con Internet o las redes sociales. TODO INTERCONECTADO.

    Buena entrada Lu! Por cierto, he intentado practicar 11 minutillos de inglés, pero me he sentido un poco pulpo en un garaje jajajjajaa