Reflexiono y vuelvo a reflexionar

Por Sandra

El tiempo se acelera y los días pasan cada vez más rápido, estamos llegando a la recta final y se nota. Posiblemente en estos últimos días plasmaremos nuestras últimas impresiones sobre las tecnologías, el papel que juegan, nuestra opinión, sus defectos, sus virtudes... Un amplio número de cosas que podremos argumentar con el variado contenido que fuimos trabajando a lo largo del curso.

Ultimamente en el Facebook encuentra muchas imágenes que comparten amig@s en relación con la tecnología, tengo que aclarar que, hasta el momento, aún no vi ninguna a su favor. Hoy, mientras pasaba noticia tras noticia me fije en una de las imágenes que había compartido un amigo. Todas las que vi hasta el momento me llamaron la atención pero esta me dejó un sabor agridulce, en ella se muestra un perro atado y una persona con su movil mientras está cargando.

El título con el que decidió compartir la foto fue: Los perros quieren soltarse la correa y ser libres... Por desgracia, los seres humanos nos atamos solos.

Reflexiono y vuelvo a reflexionar sobre frase, la información recibida a cerca de los pros y contras de la tecnología y aún no se muy bien lo que quiero decir. Como dije a lo largo de mis aportaciones, el problema es el uso que hacemos de la misma ya que los beneficios que nos aporta son notables.

Bajo mi punto de vista, el uso que hacemos del teéfono es excesivo, mientras salimos a tomar algo con nuestros amigos y amigas, revisamos el teléfono por si nos ha hablado alguien, mientras estudiamos dificilmente somos capaces de tener los móviles alejados o cuando estamos dando un paseo y observamos algo impactante, tenemos la necesidad de sacar una foto en lugar de apreciarlo.

Analizando la situación, ¿no nos damos cuenta de que a pesar de estar rodeados de belleza, desperdiciamos algunos de los mejores momentos que podemos vivir mirando una pantalla?

A pesar de que me incluyo dentro del pack, pues el móvil es una herramienta que siempre me acompaña, debemos valorar más lo que nos deseo, es decir, quizás si levantamos la cabeza del móvil mientras vamos caminando podremos ver cosas fascinantes. Incluso en muchas ocasiones (hablo por mi) despejarse con un poco de música y fijarte en el paisaje ya es tranquilizador. Respiras, observas, imaginas, sueñas.

Una vez más recalco que, para mi, las tecnologías no son positivas ni negativas pero dependiendo de como las utilicemos obtendremos un resultado u otro.