Tecnología+educación.

¡Buenas tardes compañeros! Ahora sí que si estamos en la recta final.

Pero antes de comenzar a construir mi portafolios quería dar las últimas puntadas a mi paso por la Red Stellae. Siguiendo la línea de mis entradas voy a seguir haciendo hincapié en la educación con y en la tecnología.

Informándome por Internet he llegado a un documento escrito por Francesc Pedró, analista superior de políticas en el Centro de la OCDE para la Investigación Educativa e Innovación (CERI), sobre como a través de la tecnología puede mejorarse la educación, aunque es un camino muy complejo.

En él, habla sobre una transición de una enseñanza centrada en los contenidos, a una enfocada en el desarrollo de competencias, donde la tecnología abriría muchas puertas. Siguiendo esto, destaca que “las evaluaciones sistemáticas de escuelas que han llevado a cabo procesos de transformación pedagógica importantes proporcionan información útil sobre la dinámica del cambio significativo y el papel que puede desempeñar la tecnología en este proceso”.

Algo con lo que estoy totalmente de acuerdo, es cuando defiende que existen diversos componentes que hay que fomentar para que a través de la tecnología se consiga un cambio pedagógico positivo. Estos componentes son:

1. Promover el aprendizaje activo, interactivo y cooperativo.
2. Ofrecer una mayor personalización del aprendizaje.
3. Reformar el currículo con un enfoque competencial.
4. Evaluar los aprendizajes de forma consistente con los objetivos.
5. Adoptar una aproximación sistémica a la gestión del cambio pedagógico.
6. Desarrollar un liderazgo pedagógico potente
7. Apoyar a los profesores

Yo quiero destacar en este último punto que es muy importante tenerlo en cuenta. Para que la tecnología se utilice para dar un paso hacia delante, hacia el futuro, dando miles de nuevas oportunidades en el cambio escolar, se necesita una transformación a nivel pedagógico de la escuela, apoyando ese uso eficaz y eficiente de la tecnología, ya que como escribe Pedró “Y esto, en la actualidad, tiene mucho menos que ver con el saber servirse de la tecnología que con cómo aplicarla a los procesos de enseñanza y aprendizaje”

El valor de la tecnología en relación con la mejora de la educación y del aprendizaje de los alumnos depende en gran medida de la calidad de las prácticas pedagógicas que se impartan. Por lo que vuelvo a reclamar esa importancia de la educación sobre las tecnologías, y con las mismas.
Como bien explica Cesar Muela, en su artículo titulado LA EDUCACIÓN TIENE UN PROBLEMA Y LA TECNOLOGÍA ES PARTE DE LA SOLUCIÓN: “Si de verdad estamos preocupados por el futuro de la sociedad, entonces deberíamos preocuparnos por cómo estamos formando a la población en la actualidad”.

Documentación usada:
Pedró, F. (2015). Tecnología para la mejora de la educación. Documento básico. Fundación Santillana. (Recuperdao de: http://www.mecd.gob.es/dctm/cee/el-consejo/documentos/docbasico2015semeducsantillana.pdf?documentId=0901e72b81cae7ab )
Muela, C. (2014). La educación tiene un problema y la tecnología es parte de la solución. http://hipertextual.com/2014/12/educacion-y-tecnologia-no-son-enemigas
.