Abuelas y Whatsapp

Por Angela

Hace unos días he vuelto a casa y me he llevado una sorpresa cuando mi abuela de 70 años, en lugar de saludarme, se ha acercado con su nuevo móvil de última generación en sus manos deseando mi vuelta como agua de mayo para que le explicase su funcionamiento, y lo más importante, que le pusiese el Whatsapp. Tras mi sorpresa, le he preguntado a que se debía este cambio después de todo lo que me reñía por el uso que le daba a mi teléfono móvil. Resulta, que su amiga, más moderna que ella, se había comprado un móvil y puesto Whatsapp y le había comentado que sus hijos y sus nietos les mandaban fotos sobre cómo les va, que es lo que están haciendo… y ella no quería ser menos y quería también poder saber y ver esas cosas de su familia. Me puse manos a la obra, y unas cuantas horas después conseguí que entendiese el uso del teléfono móvil.
Tanta gracia que me hizo la situación que me pareció un tema muy interesante para investigar; si se usan estas tecnologías en edades avanzadas y cuál es el uso que les da.
He encontrado una noticia que describe perfectamente el caso que me ha pasado con mi abuela.
La mayoría de las personas, de más de 64 años, que usan las nuevas tecnologías, prefieren usar Whatsapp y Facebook, entre otras porque son aplicaciones que las ayudan a conectarse con la familia.
Esta información se recoge en un estudio que la Universitat Oberta de Catalunya ha hecho en Barcelona impulsado por RecerCaixa, y constata que la gente mayor quiere ser “moderna” y por eso se apuntan al uso de las nuevas tecnologías de la comunicación para asi poder entender la “sociedad digital”, aunque estos no hagan el uso para aumentar las relaciones sociales, como hacen los jóvenes
También concluyen en que los mayores asocian el uso de estas tecnologías a ideas como “sentirse o parecer joven”, “ser moderno”, “estar conectado con lo nuevo”….
El estudio también revela que las personas mayores muestran una gran disposición para aprender el uso de redes sociales y que usan más las redes digitales cuando encuentran en ellas una vinculación afectiva.
¿Cuál es el perfil del usuario mayor?
Se describe el perfil del usuario mayor de las redes sociales como “una persona que ya tiene una vida social activa fuera de internet”, que prefiere una relación uno a uno porque tiene dificultades para comprender la lógica de la conversación en red, y se siente más cómodo en una conversación más “normal”.
El estudio concluye que la red social con más éxito entre los mayores es el WhatsApp, puesto que le permite crear grupos que mantienen configuraciones afectivas muy similares a las que se dan fuera de internet: familia nuclear, grupos de amigos, etc. Sobre todo, los mayores usan esta red para mantener el contacto con sus hijos y nietos y compartir con ellos imágenes.
El estudio constata que Facebook también les gusta porque “les permite mantenerse vinculados a intereses y aficiones en algunos casos, psicología, arte, teatro, o política” y porque es una red que facilita las relaciones intergeneracionales abuelos-nietos, y, de hecho, la relación de “red” más efectiva la tienen con sus nietos.
Los ancianos que han participado en el estudio han asegurado que les gusta intercambiar imágenes, vídeos y memes porque les permite comunicarse sin necesidad de utilizar el lenguaje escrito, que les genera más dificultades.
Además, las personas mayores consideran que estar presente en las redes y poder recibir y compartir información contribuye a hacerles partícipes de la esfera pública, y a mitigar el sentimiento de “aislamiento social”.
Pese a ello, confiesan que no les gustan los selfies porque, entre otras cosas, les preocupa mantener la privacidad ante la exposición pública que representa el uso de las redes sociales. En cambio, sí que le gusta usar las redes como herramienta de seguimiento no intrusivo de lo que hace su familia y en especial sus nietos.
Después de leer esta noticia me he acordado de una anécdota que me ha pasado hace unos meses, cuando mi madre, trabajadora social con personas mayores, me ha pedido que le explicase el funcionamiento de Facebook, ya que muchas de sus usuarias les pedían ayuda para usarlo.
Estoy segura de que muchas de vosotras estáis un poco hartas de las fotos que os mandan vuestras madres y abuelas, los continuos Whatsapp de “¿Qué haces?”, las fotos a Facebook de cuando teníais 10 años que tu solo quieres que se queden en el cajón de los recuerdos y sabes que una vez que suben a la red ya no tienen vuelta atrás…. Pero después de estar pensándolo fríamente (aunque no justifico que lo hagan), me enorgullece saber que tanto madres como abuelas, muchas veces personas totalmente ajenas a las tecnologías, llegan a saber utilizar a veces tan bien estas tecnologías solo por tener conocimiento de la familia y sus intereses.
Las preguntas que me surgen con la investigación de esta tema es preguntarme si se debería de trabajar más en este tema con las personas mayores, si deberían, aun con su edad “modernizarse” en el uso de las nuevas tecnologías. Muchas veces no nos podemos imaginar la ayuda que les puede suponer a estas personas empezar a hacer cosas nuevas, novedosas y que nunca antes hayan hecho.
Como anécdota final, comentaros que hace unos años atrás, mi padre se había encargado de enseñarle leer a un vecino anciano que vive alado de mi casa, que ahora mismo tiene 92 años, pero tiene la vitalidad de uno de 50. Pues resulta que se ha comprado un ordenador, porque ya no puede ir a comprarse el periódico todos los días pero quiere estar enterado de las nuevas noticias, y hemos tenido que enseñarle a usarlo para que no pierda la costumbre de la lectura. Esa es una forma de vida que me llama mucho la atención. “No importa lo que sea que tengas que aprender, si consigues seguir haciendo lo que más te gusta”