¡La clase está del revés! [segunda parte]

Cuando un profesor opta por el Flipped Learning, está generando una nueva corriente educativa, y debe ser consciente de la inversión que ello supone. Pero antes… ¿recordáis las claves de esta innovadora metodología? ¡Refresquemos la memoria!

El primer paso, imprescindible, será establecer las pautas claras y concretas que definirán su trabajo; en otras palabras: PRIMA LA PLANIFICACIÓN. Si invertimos el orden y la explicación de la lección tipo monólogo abandona el aula, el primer interrogante que deberá responderse es: y ahora… ¿qué?, ¿en qué vamos a emplear ahora el tiempo de clase? Es por ello que una buena organización y estructuración de las actividades, tiempos y contenidos resultan fundamentales.

Para convertir una clase tradicional en una FLIPPED CLASSROOM, el docente debe ser plenamente consciente de que su papel en ella va a cambiar por completo. Ya no sólo por el hecho de abandonar la práctica expositiva, sino por las nuevas relaciones que se darán con sus alumnos. Ello conlleva dos cosas: por un lado, ellos dejarán de ser sujetos pasivos y se convertirán en protagonistas del proceso de aprendizaje, es decir, serán quienes establezcan los ritmos; por otro, el docente pierde el protagonismo en favor de los anteriores y pasa, podríamos decir, a un segundo plano, en el que su función adquiere un carácter más “humano”, interactuando de una forma mucho más directa y creando vínculos más estrechos. En definitiva, nace una comunicación cara a cara.

Esos contenidos que los alumnos trabajarán previamente en casa son, por supuesto, responsabilidad del profesor. Y ello tampoco es tarea fácil. El recurso en sí exige un minucioso trabajo de edición, siendo preferible vídeos breves para mantener la atención de los destinatarios, concentrando en no más de 10 minutos las ideas más importantes. Existen múltiples herramientas para la creación de dichos vídeos, en la próxima entrada se ofrecerá una lista de los más recurridos. Pero también la información sobre la que se construyen esos documentos deberá ser cuidadosamente trabajada, ya vimos en alguna sesión expositiva el proceso por el que pasa la información antes de convertirse en conocimiento. Anterior a la difusión y elaboración del vídeo, el docente se enfrenta a la imprescindible CURACIÓN DE CONTENIDOS. Internet puede convertirse en una inagotable fuente de recursos, en ella se pueden encontrar lecciones ya diseñadas por otros profesores partidarios del Flipped Learning, pudiendo servir de inspiración. No obstante, el ciclo de búsqueda-filtro-selección-tratamiento no puede pasarse por alto.

 

Pensé que sería muy enriquecedor contar con algún testimonio real sobre esta metodología; al fin y al cabo, yo me limito a reflexionar sobre la información que comparto con vosotros. Así que, después de investigar un poco, he conocido al profesor Aaron Sams, que nos cuenta en el siguiente vídeo cómo ha cambiado su ejercicio profesional después de adoptar este nuevo modo de entender la enseñanza:

 

Aunque me parece un giro muy interesante para luchar contra la falta de motivación actual, sobre todo en los niveles de la Educación Secundaria, también debo reconocer que exige un esfuerzo muy grande por parte del profesorado. Más allá del riesgo que existe a que los alumnos no trabajen en casa y lleguen al aula sin haber visto los vídeos, esquemas, infografías, etc., una de las limitaciones que más me preocupan, y que parece ignorarse en todas las fuentes que he consultado, es la formación en TIC. Una vez más, nos encontramos con una excesiva dependencia de las nuevas tecnologías, enfrentada a una escasa o inexistente preparación de la Competencia Digital. Casi todo el trabajo previo a la práctica en las aulas es a través de la red; tanto la difusión de los contenidos como su elaboración, para ambas tareas se utilizan herramientas de naturaleza digital/tecnológica. Pienso que la sociedad está depositando en los educadores demasiada responsabilidad en cuanto a innovación y renovación del sistema educativo, sin siquiera ofrecerles primero una formación lo suficientemente completa como para enfrentarse solos a la Sociedad de la Información y el Conocimiento.

 

 

 

FUENTES CONSULTADAS:

http://conecta13.com/el-clip-del-viernes/flipped-learning-un-vehiculo-para-el-futuro/

http://conecta13.com/el-clip-del-viernes/flip-classroom-3/

http://conecta13.com/se_habla_de/como-tener-exito-en-tu-flipped-classroom/

https://educacioncuatropuntocero.wordpress.com/2015/02/23/7-ideas-para-entender-el-modelo-flipped-classroom/

Comentarios

  • Belén Varela

    Paréceme moi interesante a túa entrada Antía!! Non oíra anteriormente falar deste novo concepto. Paréceme unha corrente educativa moi interesante pero hai que ter en conta a necesidade de recursos tecnóloxicos e da formación nas TIC polo que se precisaría unha gran financiación para formar ao profesorado por parte do Estado. Préceme unha boa metodoloxía pero que nas aulas hoxe en día combinándoa con outros métodos podería traer bos resultaos a nivel educativo. Un saúdo! :)

  • Ivan Calviño Gomez

    Paréceme xenial esa metodoloxía para impartir clases, creo que se tiveramos que imaxinar como sería unha clase motivadora e como integrar a tecnoloxía nela a todos se nos viría á mente algo moi parecido.

    Sen embargo creo que presenta dous puntos que poderian dar problemas. O primeiro aspecto xa o resaltas ao final da entrada, que é o de confiar en que os alumnos preparen os contidos o día anterior.

    Outro aspecto sería a implicación do profesor. Esta metodoloxía require de docentes cunha gran vocación e que se impliquen moito cos alumnos. Se o profesor non posúe unhas determinadas competencias o proxecto será imposible de realizar. Con isto non me refiro a formación en TIC, a cal xa fas referencia e coincido contigo en que pode ser un gran problema,senón a competencias de tipo máis persoais.

    Por exemplo o profesor que se presenta no vídeo vese que conta coa actitude e as competencias perfectas para levar á cabo esta metodoloxía.É un profesor implicado cos seus alumnos, motivado, con dotes comunicativas, que asume o seu papel de guía e que sabe cando debe de tomar o protagonismo e cando debe de ceder o protagonismo aos seus alumnos.

    Son dous detalles que non quitan mérito a unha metodoloxía innovadora que, dende o meu punto de vista,  se se sabe aplicar podería dar moi bos resultados, e sería unha alternativa perfecta á metodoloxía máis clásica de ensinanza.

  • Antía Prado

    Muy acertado el tema económico Belén, la verdad es que ni había pensado en ello. Cuando leí por primera vez tu comentario, pensé que te referías a ya en la práctica, a la financiación para que los docentes puedan llevar a cabo el Flipped Learning; pero después ya entendí por dónde iba tu propuesta. Realmente no creo que haya que hacer grandes esfuerzos en temas de dinero, muchas de las aplicaciones que los profesores utilizan para elaborar y editar los vídeos son gratis, y en la mayoría sólo hace falta registrarse. En lo que sí te doy la razón al 100% es en el aspecto de la formación. De los artículos que estuve leyendo, la mayoría de los profesores que aplican esta metodología, descubren herramientas y demás útiles gracias a sus indagaciones por Internet (foros, blogs educativos, webs de debate…). Pero lo que es formación propiamente dicha… poco se nos enseña de las posibilidades que podrían explotarse. Sin ir más lejos, y supongo que alguno otro habrá como yo, no fue hasta que llegué a esta asignatura que descubrí el variado listado de páginas que ayudan a gestionar la información; cuando hacía algún trabajo, la información que consideraba importante la iba guardando en documentos de Word y ya yo después seleccionaba y desechaba. En general, la educación en, de y con las nuevas tecnologías… más bien escasea.

    Y, siguiendo con el tema del papel del profesor, Iván, has tocado uno de mis puntos débiles jajaja. Porque en este caso estamos hablando del Flipped Learning, pero pienso que esas competencias “humanas” a las que aludes son fundamentales para cualquier metodología o trabajo relativo a la Educación. Es un tema que, la verdad, me enerva especialmente. Mucha gente se mete a carreras como Magisterio o Pedagogía porque no sabían que otra cosa hacer o porque la nota de corte es baja y es más fácil entrar. ¡Y no todos valen para educar/formar! Guiar a alguien en su proceso de aprendizaje no simplemente se limita a cuestiones intelectuales o académicas, sino que implica motivarla y orientarla en un desarrollo integral, como persona. También hay que tener una mente abierta al cambio, a probar cosas nuevas, a reinventarse. Como bien señalas, en el vídeo se ve a un docente que disfruta con su trabajo, que sabe comunicarse e interactuar con sus alumnos, pero también sabe cuándo retirarse y simplemente observar. Muy buen detalle extraído del vídeo.

    Gracias por vuestros comentarios chicos :)

  • Borja

    Totalmente de acuerdo Antía! Estaba claro en primer año de carrera que el 75% más o menos de la gente matriculada en esta carrera, no se matriculó porque quiera ser pedagogo, sino que no les dio la media de acceso para psicología, o también es el caso de finalizar magisterio y para aumentar sus competencias de aprendizaje se meten aquí, pero sólo porque son dos años con las materias convalidadas, que volver a hacer cuatro pocos serían los interesados.

    En cuanto a lo expuesto en el vídeo pues me parece una buena metodología ya que hoy en día, pienso que aun se puede formar una persona sin la ayuda de las TICS. Claro está que la Tecnología de la Información y Comunicación hizo pegar un salto grande a la hora de mejorar la situación educativa, pero también trajo sus riesgos, como por ejemplo, abusar e linformación y acabar infoxicados. Todo tiene unos límites, unas ventajas y unos inconvenientes.