BRECHA DIGITAL

Por Borja Comentarios (2)

Aquí voy a hablar del tema que hemos hablado en clase en la cuarta sesión expositiva, la brecha digital. Resulta importante hablar de esta cuestión ya que se trata de una situación preocupante  a nivel mundial con consecuencias de desigualdad en el ámbito educativo, en el económico y en el tecnológico.

El término “brecha digital” se refiere a la desigualdad que existe entre las personas que tienen facilidades de acceso a las nuevas tecnologías y las que no disponen de opciones para aprovechar los medios tecnológicos. Hablamos de una desigualdad a nivel económico, a nivel social y, sobre todo, educativo. Aun así, también debemos incluir en este asunto la capacidad de uso tecnológico de las personas con diferentes medios y recursos técnicos.

Toda situación en la vida tiene unas causas. En este caso, las causas principales son las siguientes:

  • En primer lugar, el proceso para acceder a la escuela no es sencillo en la mayor parte del mundo. Existen dificultades para acceder a la educación, lo cual acabó derivando en una situación de analfabetismo digital en gran medida.
  • Otra razón a destacar es la cuestión de la electrónica, otro aspecto que ciertos países no tienen su disponibilidad, lo cual dificulta que puedan hacer uso de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), y por tanto, la capacidad comunicativa, social e integradora sea mínima.
  • Y, por otro lado, está el tema económico. Las desigualdades económicas hacen entender que no todo el mundo puede comunicarse a través de redes sociales, no pueden informarse sobre aspectos relevantes, etc. al no poder disponer de los medios tecnológicos necesarios para ello, como el ordenador, el teléfono móvil, la televisión, etc. Estos son los tres elementos técnicos habituales para buscar la comunicación e información, pero no todos tienen la suerte de disponer de ellos.

Esta situación de brecha digital puede tener relación con asuntos comerciales. Las empresas que venden los diferentes productos tecnológicos buscan su bien particular evidentemente. Eso no quiere decir, que tengan que poner todas las dificultades posibles haciendo llegar a los extremos las posibilidades económicas de los diferentes individuos, y así rematen los clientes con la decisión de no comprar dichos productos, fracasando las intenciones tanto del cliente como de la empresa vendedora. Debería proponerse lo antes posible una política que regule este proceso.

Por tanto, resulta necesario proponer soluciones que reduzcan las desigualdades de brecha digital actual, destacando sistemas que faciliten el acceso a Internet, garantizando medios comunicativos e informativos y se consiga así la capacidad plena de la población a la hora de hacer uso de la tecnología. La tecnología es algo fundamental para la formación de la persona, tanto a nivel personal como académica, que puede en un futuro ayudar también en el ámbito laboral.

Me da la sensación de que este tema deberíamos reflexionarlo en gran medida, reconociendo sobre todo la repercusión negativa que tiene el mercantilismo a día de hoy en la sociedad, en este caso refiriéndonos al campo tecnológico.

Para rematar quiero destacar esta frase de Kofi Annan (secretario general de la ONU): “Las tecnologías de la información y la comunicación no son fórmula mágica, pero pueden mejorar la vida de todos los habitantes del planeta. Disponemos de herramientas para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, de instrumentos que harán avanzar la causa de la libertad y la democracia, y los medios necesarios para propagar los conocimientos y facilitar la comprensión mutua“.

Bibliografía: http://www.coaching-tecnologico.com/que-es-la-brecha-digital/

Comentarios

  • Noelia Dominguez Hermelo

    Coincido contigo Borja, creo que este cuatrimestre hemos sido protagonistas del gran uso que tienen las tecnologías en la educación y de las grandes ventajas que éstas tienen a la hora de educar. Por ello, yo también creo que es de vital importancia la reducción de las desigualdades de la brecha digital y hacer posible el acceso a las tecnologías de forma universal. O, en la medida de lo posible, tratar que las desigualdades no sean mayores y actuar en beneficio de todos, ya que ello repercute en toda la sociedad en general.

    Garantizar una buena educación debería ser preocupación de todos, y en ese ámbito debemos seguir trabajando para mejorar día a día. 

  • Sara Barrantes Amoedo

    Coincido contigo casi totalmente Borja. Obviamente, comparto a idea de que reducir as diferenzas á hora da posibilidade de acceder á tecnoloxía é unha necesidade ineludible, pero non comparto de todo a túa idea de que a tecnoloxía é imprescindible para formarse. Considero que a tecnoloxía enriquece o proceso formativo pero, a día de hoxe, e por sorte, é posible formarse ainda sin medios tecnolóxicos. Quero decir, personalmente opino que o único indispensable para a formación e querer aprender e ter algo/alguen de quen aprender, da igual que ese algo sexa experiencia, un libro ou un ordenador.

    Salvando este aspecto, comparto o resto das túas opinión e, de feito, mentres lía veuseme á cabeza unha imaxe relativa á igualdade de oportunidades, deixocha a continuación:

    image