Conectivismo: ¿La panacea de la educación?

A lo largo de esta semana he estado reflexionando un poco, en consonancia con lo que fue tratado en el aula el día 6 de octubre, con mis propias experiencias de uso con las TIC en el aula, así como sobre la conectividad.

El primer tema a tratar, la experiencia previa, creo que es bastante estándar para todos aquellos pertenecientes a un mismo campo generacional y social, es decir, integrados en unas circunstancias socio-culturales similares. La incorporación de las TICs a nivel formal en el sistema educativo es algo que se fue produciendo de forma paulatina y lenta, por lo que, a nivel general, cuanta más edad tenga un individuo menos probable es que haya tenido alguna clase de acercamiento a esta vertiente de las nuevas tecnologías, mucho menos si hablamos de no sólo tener acceso a ellas, sino de una innovación docente empleándolas.

A medida que la edad del individuo estudiado se reduce, se pueden ver cada vez más usos de estas formas de operar en al aula: proyectores, diapositivas, ordenadores... A nivel personal, en mi educación experimenté un acercamiento tradicional (al menos relativamente) al uso de las TIC en el aula. Es decir, se empleaban como instrumento de apoyo para continuar haciendo lo que se hizo hasta ahora. Hoy en día, según algunos familiares que tengo estudiando en primaria, es más habitual emplear estos instrumentos en la actividad docente e incluso se producen ciertas innovaciones con su ayuda.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Otro tema que me gustaría abordar es el del conectivismo. Estuve leyendo sobre él y me resulta curioso cómo se presenta tal que si fuese la panacea de todo sistema educativo. Estuve investigando un poco y comencé a reflexionar sobre algunos de los aspectos que esta nueva teoría de aprendizaje (o teoría sobre metodología pedagógica, según como se mire) ponía sobre la mesa.

Lo primero de todo, destaca el aprendizaje como un proceso de conexión de nodos (Focos de conocimiento) por medio de conexiones que permiten acceder a él. Siemens (2005) lo define como "actionable knowledge", o "contenido accionable", lo que implica que es conocimiento que uno no posee en sí mismo pero puede acceder a él.

Esta definición es peligrosa pues puede interpretarse que el conocimiento no es algo necesario o implícito del aprendizaje. Si entendemos esto así, podría decirse incluso que no es necesario poseerlo para poder producirse un proceso de adquisición del mismo. Supuestamente nosotros los maestros generamos aprendizaje en nuestros alumnos para que ellos logren poseer una relativa autonomía personal. Si en este proceso relegamos el conocimiento a un nodo lo que estamos estableciendo es una dependencia total de la existencia y correcto funcionamiento de la red para lograr un aprendizaje significativo.

Por poner un ejemplo extremo: Si se nos enseña a buscar siempre la información en un libro y a acceder a ella, el día que ese libro no pueda aportar los datos que necesitamos, o que no tengamos acceso a él por una serie de problemas, nuestro aprendizaje no ha sido útil. Según Stephen Downes (2007):

In connectivism, there is no real concept of transferring knowledge, making knowledge, or building knowledge. Rather, the activities we undertake when we conduct practices in order to learn are more like growing or developing ourselves and our society in certain (connected) ways.

El conocimiento no aparece de forma explícita en ninguna parte. ¿Cómo se obtiene entonces?

La idea de la existencia de nodos de conocimiento me parece algo tremendamente positivo de esta teoría, pero no creo que se le deba de dar el cien por cien del peso como receptores de los conceptos. El conocimiento no puede residir íntegramente fuera del sujeto, ya que éste lo construye (el habla, el aprendizaje por descubrimiento, el método de razonaminto inductivo...). Todo ser humano obtiene ciertos conocimientos, si bien de un contexto social y conectado, dentro de su esquema mental de forma permanente. El habla es un ejemplo de ello: Es un aprendizaje que realizamos estando conectados a una sociedad, pero que reside en nosotros y alteramos conforme actualizamos la información recibida (corrección ortográfica, uso de nuevas palabras...)

Todo sujeto debe tener unos conocimientos básicos y mínimos que estén abiertos a ser ampliados y editados por el conocimiento más preciso, exacto y reciente, pero con el objetivo de que este último forme parte del esquema mental del sujeto.

Por poner una metáfora sobre esto, si el conocimiento es un mar y las conexiones unos remos, los conceptos y conocimientos básicos son aquellos que componen la balsa con la que podemos navegar y las cartas de navegación que nos permiten identificar los conocimientos más avanzados de un tema.

No existe problema alguno en que se les enseñase en el pasado a los niños que Plutón es un planeta aunque haya sido recientemente descatalogado como tal. El problema existe cuando en el sistema de enseñanza no se potencia una actualización de conocimientos constante, tanto dentro del propio sistema como dentro de los esquemas cognitivos de los alumnos. Realmente actualizar el conocimiento hoy en día no supone un gran esfuerzo, más aún cuando las nuevas creaciones conceptuales tienden a estar basadas en otros hechos de la misma rama (No son conceptos abstractos flotando en el espacio vacío, sino que están relacionados los unos con los otros, en ocasiones incluso de forma lineal) y están al alcance de un solo click.

Esto deriva a que, además, la ausencia de conceptos básicos puede llevarnos a pensar que no precisamos conocimientos más avanzados cuando en realidad sí son precisos. (No sabes que necesitas aquello que desconoces)

Un ejemplo de esto lo tuve el otro día con mi primo: Instaló un juego en su ordenador, pero no le funcionaba. Habituado a lidiar con estas cosas, buscó en varias páginas de internet de confianza cómo arreglar el error que se producía al ejecutar el archivo .exe. No obstante, ninguna de ellas funcionó. Cuando me lo dijo, inspeccioné el juego y no tardé en descubrir que no era capaz de abrir unos archivos en una carpeta ya que los estaba buscando en otra totalmente distinta. Mi nivel de conocimientos básicos en este campo era amplio, por lo que pude deducir rápidamente que posiblemente se tratase de un error en el registro de windows respecto al directorio de instalación del juego. No obstante, si no llego a tener ese conocimiento básico de que algunos juegos guardan las listas de acceso y directorios de instalación en el registro habría estado dando vueltas de forma improductiva sin conseguir solucionar el problema.

Es un hecho que el conocimiento sigue una jerarquía (que no una linealidad), y que no se pueden acceder a los conocimientos más avanzados sin haber pasado por algunos de los más simples. Habitualmente siempre digo que el conocimiento de un tema es un árbol, y, para poder llegar a los extremos de las ramas más altas, siempre debes comenzar por el tronco antes de pasar a los siguientes niveles. A fin de cuentas, no puedes explicar o saber lo que es la fisión nuclear si no entiendes o sabes antes lo que es un átomo.

El aprendizaje, (esta vez entendido como ambas cosas, la adquisición de un conocimiento y la creación de una conexión con uno o varios nodos relacionados) por medio de conexiones (como ofrece el conectivismo) tiene un potencial inmenso, ya que permite actualizar nuestros esquemas mentales de forma inmediata. Y lo mejor es que con esta concepción del aprendizaje en red el aprendiz no sólo es un consumidor del nuevo contenido, sino que puede llegar a crearlo. El propio Siemens (2012) habla sobre esto en el vídeo, citando la importancia de la creación de conocimiento por parte del propio alumnado. Y la elaboración de un nuevo conocimiento o concepto conlleva la correcta comprensión de todos los anteriores (no hay más que mirar la Ley de Gravitación Universal y la posterior Ley de la Relatividad, por ejemplo). Esta participación permite la consecución de aprendizajes significativos en los alumnos y permite mejorar su dominio sobre los conceptos ya expuestos.

En conclusión, el conectivismo plantea una serie de premisas muy interesantes para hibridarlas con algunas de las teorías de educación existente (particularmente con el constructivismo y, hasta cierto punto, cognitivismo), aunque posee lo que en mi punto de vista son lagunas a la hora de establecer el concepto de conocimiento y aprendizaje y cómo encajarlo en el esquema de aprendizaje en red.

 

Fernando González Bao

 

Referencias:

Downes, S., 2007; What Connectivism Is [http://halfanhour.blogspot.co.uk/2007/02/what-connectivism-is.html] [Consultado en 10/10/2015]

Siemens G., 2005; Connectivism: A Learning Theory for the Digital Age [http://www.itdl.org/Journal/Jan_05/article01.htm] [Consultado en 10/10/2015]

Siemens G., 2012; Conferencia Perú 2012 Conectivismo , Lima [

[Consultado en 9/10/2015]