Galicia tecnológica

Axier M. Romaní (Bloqueado)
Por Axier M. Romaní

Galicia tuvo un boom tecnológico en las escuelas desde hace unos años y no hay que saber mucho ni ser un instruido en la materia porque vayas donde vayas lo puedes ver e incluso oír como todo el mundo que está en nuestro campo se queja o halaba esta iniciativa. Me estoy refiriendo a Abalar y sus subproductos como las aulas virtuales, zonas de trabajo, paneles de profesorado, alumnado y familias, etc.

Tras la gran charla de Félix (en un aula del colegio López Ferreiro), quien trabaja a diario con todo estos programas y plataformas, me ha quedado más claro cómo funciona, los problemas que se encuentran (algunos muy tontos desgraciadamente y otros muy caros para los colegios), cómo solucionan las incidencias y nos ha hecho una visión bastante amplia de cómo está el panorama actualmente.

Por un lado explicó de forma rápida todo lo que es Abalar y su decadencia (en este punto no se mojó mucho pero es más que clara, si no se permite que se adhieran más centros y tampoco pueden arreglar los equipos distribuidos… 1+1=2). Abalar es un concepto de un ordenador por niño, una pizarra digital, internet en el aula y una red de perfiles personalizados para el profesor/a, alumno/a y familia. Un detalle que no sabía y que me gustó bastante es la posibilidad de llevarse el pc a casa en caso de no disponer de uno.

También se nos introdujo en el concepto de Edixgal, o lo que viene siendo lo mismo, libros digitales. Pretenden que sea una lucha contra el libro en papel, contra la metodología de utilizar el libro como guía, pero la realidad es que no ocurre eso porque no se cambia nada, tan solo la tinta física por una digital. Lo peor de todo es el hecho de que solo dos editoriales son las encargadas de crear el contenido.

Por último nos presentó una “red social” que utilizan ellos para comunicarse entre sí en vez de crear contenido público (él ya dijo que eran conscientes de este problema).

Finalizando ya, me gustaría comentar que yo nunca he tenido experiencias con Abalar, siempre he huido de las clases en las que estaban implementado y no por miedo sino por duda, más bien escepticismo. Obviamente confío en que tendrá un gran trabajo detrás pero a día de hoy sigue sin convencerme eso de trabajar solo y exclusivamente en el pc, una de las razones ya la comenté en un post anterior (Resultados 2.0). En cuanto a lo de los libros digitales… Simplemente no lo veo. Durante 5 años he trabajado con libros físicos y los otros no me han atraído para nada, me parecen un timo por su alto costo.

No descarto en un futuro darle una oportunidad, tanto a Abalar como a Edixgal, en caso de tener la suerte de que me toque.