Nomofobia

En la clase del día 8 de Marzo, hemos tratado al inicio de clase un aspecto realmente presente en nuestro día a día. La importancia de los teléfonos móviles en nuestra vida, algo que es realmente preocupante y que afecta en mi opinión a las relaciones interpersonales así como a nuestra propia vida.

En alguna ocasión te habrán preguntado si es eres una persona dependiente de tu teléfono móvil y seguramente habrás contestado un no rotundo, pero pensándolo detenidamente, a la vez que contestabas no estabas seguro de la respuesta que estabas dando. ¿Serías capaz de pasar 48 horas sin tu teléfono móvil?

Está claro que si se te pierde o se te estropea y no te queda más remedio que estar sin él, pues estás, pero en un principio a la mayoría de las personas le crea una ansiedad extraña puesto que no podrán comunicarse con nadie y creen que no se enterarán de cosas importantes.

Es cierto que hoy, vivimos en un mundo donde el teléfono móvil es muy importante para nosotros/as, ya que nos hace falta para muchas cosas, como puede ser para el trabajo, para comunicarte en caso de emergencia, o incluso con alguien que está lejos, etc. Pero en ocasiones hacemos un uso abusivo de él. Yo reconozco que antes lo hacía, ya que comía con él, en clase en ocasiones lo cogía (aunque lo utilizara simplemente para mirar fotos o hablar con un compañero/a), o incluso cuando estás estudiando y quieres descansar, en lugar de bajar y tomar algo con alguien o salir a dar un paseo, te quedabas mirando el móvil y hablando con alguien por allí. De ahí que piensa que afecta en las relaciones interpersonales, ya que ahora te das cuenta de muchas veces podías haber quedado con tu grupo de amigos/as para salir o tomar algo y en vez de ello te quedaste hablando con ellos por el móvil.

Y esto no solo sucede en este aspecto, sino que cuando vas a una cafetería y te paras a mirar, son pocas las personas que no cogen el teléfono en ninguna ocasión mientras están con un grupo de gente, algo muy triste en mi opinión.

Está claro que no todos tenemos una adicción al móvil, pero hay personas que sí y no se dan cuenta. Existen más adicciones y fobias a las tecnologías de las que nos imaginamos. Aquí os adjunto un artículo que he encontrado sobre ello muy interesante y que cita algunas de ellas:

http://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/7391412/03/16/De-la-nomofobia-al-phubbing-las-fobias-y-adicciones-tecnologicas-mas-comunes-entre-los-espanoles.html

 

Yo quiero profundizar un poco sobre la Nomofobia. Este término significa que somos esclavos del móvil, esclavos de una herramienta. Esto es de lo que hablaba anteriormente: miedo a no estar conectado, presentar angustia cuando te olvidas el teléfono en casa o tener que mirar el whatssap cada minuto. Es una herramienta de la que pocas personas carecen hoy en día ya que es indispensable, pero en alguna ocasión puede producir una enfermedad grave.

Pienso que muchas veces se produce esto porque además de tener una dependencia del móvil tienes una dependencia de los demás, algo a lo que tienes que estar enganchado, algo que te levanta la autoestima, por decirlo de algún modo. Todo esto parece llevado al extremo, pero en realidad si que ocurre, y muchas personas tienen una adicción al teléfono.

Una compañera, subía el otro día una foto en la que salía una mano agarrada el teléfono móvil, que en mi opinión representaba exactamente lo que quiero decir con esto. La dependencia y la esclavitud que tenemos hacia este.

 

Comentarios

  • Ines Dono

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, llegamos a un punto en que el móvil parece la extensión de la propia mano y algo totalmente imprescindible en todas las situaciones. Todo las herramientas "sociales" que proporciona en realidad nos alejan de las auténticas relaciones y de nuestro contexto, así que no es exagerado pensar en que alguna gente sienta que no puede vivir sin él, ya que lo incluye todo.

  • Leti Carrera

    Estoy de acuerdo con todo lo que dices. La nomofobia es un fenoméno cada vez más común, sobre todo entre los jóvenes. La cantidad de redes sociales y aplicaciones de nuestro móvil no nos permite separarnos de él para nada; es como si el telefono móvil formara parte de nosotros mismos, un complemento más.

     

  • Sara Araujo

    Estoy totalmente de acuerdo contigo Laura, no hace falta decir que cada vez la tecnología nos aleja más de todo lo que nos rodea, con la realidad; solo nos esconde detrás de una pantalla donde nos creemos valientes para decir cualquier cosa. Estuve 3 meses sin móvil el año pasado y te das cuenta como absolutamente TODO el mundo depende del móvil o las redes sociales, quedar con tus amigos significa saber que en algún momento te vas a quedar sin nadie con quien hablar porque todos revisan su teléfono cada 10 minutos, o te das cuenta de que no te enteras de cosas que pasan porque no tienes móvil y no puedes leer "x" grupo. Realmente me da miedo como pueda avanzar la tecnología en los siguientes años.