La tecnologización de la comunicación

Vivimos en un mundo donde la tecnología avanza a pasos agigantados, es un hecho innegable que el modo en que nos relacionamos ha cambiado bruscamente y que a día de hoy no hace falta estar en un mismo lugar para mantener una conversación, ni si quiera en la misma ciudad o en el mismo continente.

Como todo, el fenómeno real de convertir la comunicación en códigos que ves a través de una pantalla trae consigo una serie de ventajas (totalmente innegables) aunque lo que realmente me lleva a realizar este post es reflexionar sobre las desventajas que este modo de interactuar acarrea.

Las compañías de teléfono nos venden la moto de que la felicidad reside en compartir todo aquello que te pasa (cobrando la velocidad en la que tus "amigos" reciben esa información"). Tal es este punto que la sociedad actúa como aliada, ejerciendo sobre las personas una presión que se convierte en una necesidad creada de que si no estás "en red" no eres un miembro de la sociedad.

Retomando el tema principal y tras la lectura y reflexión de la Isla de los 5 faros, la comunicación humana no puede reducirse tan sólo a una serie de códigos y palabras que nos hacen llegar un mensaje. Tras la comunicación humana hay mucho más, tras la comunicación humana hay sentimiento, hay modos de expresarse, hay emoción, hay una historia que quiere ser contada y no leída a través de 15 mensajes y 3 notas de voz en whatsapp. Tras un móvil, un ordenador o una tablet hay sobretodo, una persona. Una persona que por mucho que la tecnología, las compañías de teléfono, la sociedad e internet se empeñe no va a convertirse en una persona virtual que sólo sea lo que comparta en la red. Una persona con sus defectos y con sus virtudes, una persona que nunca conoceremos verdaderamente utilizando estos nuevos métodos de comunicación. 

 

Comentarios

  • Alba Neira Pasarín

    Certo Alberto, non podemos permitir, por exemplo, que o Whats nos acercque a quen temos lonxe e nos alonxe a quen temos cerca. Do mesmo podo que os emoticonos desta aplicación non poden  substituir caricias, xestos ou abrazos. Polo tanto é a nosa responsabilidade saber utlizalas e saber xestionar este tipo de comunicacións.