Sociedad de la información.

                                                               Tema  de la expositiva del día 15 de marzo: ¿Información o conocimiento?..

 

Uno de los aspectos que me ha echo reflexionar y que comparto sobre la  sociedad del conocimiento, sociedad de la información y centros educativos, es la relación referenciada en el texto “el papel de las tecnologías digitales en la organización”, que trata de los dos avances más significativos que ha vivido la sociedad moderna, la revolución industrial y la revolución del nuevo milenio (la tecnología) y la relación que existe con la educación.
En la primera, un individuo era capaz de acumular información y convertirla en conocimiento a través de su formación académica y/o profesional y en la segunda  (la revolución tecnológica) una persona es incapaz y por consiguiente procesar, toda la información que existe a su alcance en un tema en concreto, por lo que el sistema educativo debe replantearse un cambio a la hora de formar a un individuo útil para la sociedad actual, de tal manera que en lugar de intentar llenarlo de sobre conocimientos, es más útil e inteligente enseñarle a procesar la información que existe a su alcance (mostrarle los medios que existe para poder pescar y que luego él decida que arte de pesca utilizar).
Angel San Martín (1995), nos dice que “disponer de equipos tecnológicos es una condición necesaria pero no suficiente para garantizar que se desarrollen practicas culturales digitales”, ya que éstas, requieren una serie de actitudes, valores y circunstancias.
Otro aspecto que se hace referencia en este texto, es el nivel socioeconómico de una sociedad o parte de ella en concreto, y en este sentido, se expresa Ayuste, citado por Carmén Elboj, cuando afirma que en el nuevo orden social internacional, la población se estratifica en tres grupos:
1)    Personas con trabajos estables y con cierto nivel de estudio.
2)    Personas con baja calificación que tienen ocupaciones precarias.
3)    Personas excluidas de la sociedad. 
Esto hace que exista una relación directa entre el nivel educativo y la exclusión social, pues el sistema educativo debe proporcionar el aprendizaje de instrumentos de análisis, valoración y critica de las diferentes realidades de nuestro contexto, es decir, de poco sirve que se equipe una sociedad de toda la tecnología posible, si carece de los medios culturales o conocimientos para entenderla, analizarla, interpretarla y así sacarle provecho o beneficio.
Otra vez, se nos demuestra que el avance de la sociedad y la educación deben ir parejos, y que uno sin el otro, quedarían obsoletos.


Bibliografía:

   Moreno, J.M. (coord), Arencibia, J.S., Bolívar, A., González, M.T., S.Moreno, M., Osuna, S…& Portela, A. (2004). Unidad didáctica. Organización y gestión de centros educativos. UNED: Madrid.pp: 318-321

Comentarios

  • Borja

    Hola Sandra! Pues sí, estoy de acuerdo contigo. Como pedagogos, bien sabemos que no existirá una buena sociedad sin un nivel educativo adecuado por parte de los miembros que formas esta sociedad. Uno de los errores que se cometen a día de hoy en relación al tema educativo es pensar que cuanto más estudies y más información consigas en un tiempo determinado más aprenderás.. y no es así. Resulta más fundamental la calidad de información antes que la cantidad de información, lo importante está en saber gestionar y procesar de una manera eficaz dicha información, llegando a ideas claras y concisas, y no resultando todo una "montaña" de saberes acumulados sin saber luego relacionarlos o argumentarlos. Un saludo

  • María

    Ola Sandra!

    A todo esto gustaríame engadir que a información recibida e os coñecementos, teñen menos valor se non son postos en práctica. Con esto quero dicir que, cando adquirimos certos coñecementos, unha mellor maneira de que non se nos olviden o día de mañá e que os vexamos como algo útil, é poñelos en práctica mediante casos reais. Por iso a importancia hoxe en día das clases presenciais e das prácticas nun ciclo, nunha carreira, etc.

    Un saúdo.