El Síndrome de la Llamada Imaginaria y la Nomofobia

¿Cuántas veces habéis sentido que os sonaba o vibraba el móvil, lo cogísteis y no había nada en él? No son fantasmas, sino el Síndrome de la Llamada Perdida. Desde la Sociedad de la Información en España de Telefónica nos hablan de que cada vez se nos hace más difícil vivir sin el Smartphone, llegando los españoles a consultar el móvil una media de 150 veces al día. En numerosos blogs ya se puede leer sobre este síndrome, sus causas, tratamiento, efecto, etc., y es desde uno de ellos donde recupero lo que el médico Larry Rosen expuso en su libro iDisorder "el 70% de los usuarios ha sufrido este síndrome. La razón es simple, hacemos tanto uso del móvil que nuestro cerebro ha asociado directamente el móvil con cualquier impulso que recibe".

Desde el artículo publicado en El país titulado "¿Por qué hay personas más enganchadas al móvil que otras?" (en el que me he basado para este post) se nos informa sobre un estudio realizado en Philadelphia, que "prueba que las personas que refieren hábitos más dependientes al teléfono son también aquellas que muestran una mayor tendencia a conseguir gratificaciones inmediatas y tienen una personalidad más impulsiva". En este mismo artículo, la psicóloga Charo Sábada comenta que "la tecnología no tiene componentes que por sí mismos puedan cambiar la conducta, como sí tiene el tabaco con la nicotina, por lo que el uso adictivo recae casi todo en características de cada persona", a la vez que recalca que “es la propia personalidad, el propio carácter, la que va a determinar cuánto de peligroso es para ti un uso excesivo del teléfono”.

Es más, ya existe una patología conocida como Nomofobia, o lo que es lo mismo, el miedo a estar sin el teléfono móvil. Esta se convierte en una de las nueve "tecnoadicciones" relacionadas con el uso excesivo del móvil e Internet. Desde la revista Muy Interesante nos introducen el nuevo término a través de una pregunta en su sección Preguntas y Respuestas, en este caso "¿Qué es la nomofobia?", en la que podemos leer "el término proviene del anglicismo “nomophobia” (“no-mobile-phone-phobia”). La dependencia al dispositivo electrónico genera una infundada sensación de incomunicación en el usuario cuando este no puede disponer de él, bien porque lo haya dejado olvidado en casa, bien porque se haya agotado su batería o esté fuera de cobertura. A pesar de contar con las vías ordinarias de comunicación, empezando por la de personarse ante su interlocutor, el nomofóbico enloquece ante la imposibilidad de contactar con cualquier persona en cualquier momento allí donde se encuentre. No se aplica únicamente a los usuarios de smartphones, si bien es cierto que los antiguos teléfonos móviles no generan en nosotros tanta adicción al no ofrecer posibilidad de navegación, ya que se ha trasladado el grueso de la actividad comunicativa de nuestros cercanos a la mensajería instantánea".

Y ya para terminar, algo que sin duda me ha llamado la atención del artículo, es que "en España ya están disponibles terapias de desconexión para adultos. Varias cadenas hoteleras ofrecen packs de desintoxicación digital en los que se deja el teléfono móvil bajo llave en recepción". ¿No os parece desconcertante? 

¿Qué opináis sobre el tema? ¿No se nos estará escapando un poco de las manos?

 

  • Bibliografía

Guillén, B. (2016, Marzo 26). ¿Por qué hay personas más enganchadas al móvil que otras? El país. Recuperado de http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2016/03/23/actualidad/1458731823_505515.html

Córdova, L. (2015, Abril 14). Síndrome de la llamada Imaginaria [Entrada en Blog]. Recuperado de http://infocienciasindrome.blogspot.com.es/

Escuela de periodismo UAM. (2015, Julio 3). Las nueve 'tecnoadicciones' que no sabes que tienes. El país. Recuperado de http://elpais.com/elpais/2015/06/25/masterdeperiodismo/1435222559_337110.html

Martínez, L. (2015, Julio). ¿Qué es la nomofobia? [Sección Preguntas y Respuestas en Blog de Revista]. Recuperado de http://www.muyinteresante.es/curiosidades/preguntas-respuestas/que-es-la-nomofobia-151392813381

Comentarios

  • Ledicia Veloso

    Hola Beatriz!

    Muy interesante el post, y como bien dices y coincido contigo, SÍ, creo que se nos está escapando de las manos.

    Puedo entender que en el mundo de las tecnologías y la forma en la que estamos inmersos (siempre hay una aplicación para algo) echamos mano de estos instrumentos que nos facilitan la vida: una aplicación para llegar a un destino sin perderte, otra para pedir comida a domicilio sin necesidad siquiera de llamar por teléfono, y no digamos el gran cambio en la forma de comunicarnos! (Llamadas desde cualquier sitio, video-llamadas, mensajes de texto…) pero, son siempre imprescindibles?

    Considero que, aunque en ocasiones es muy útil, y por ello las utilizamos, nos estamos acomodando de una forma poco saludable hasta el punto de no poder vivir sin él. En concreto, el teléfono móvil se ha convertido en un imprescindible sin el que salir de casa.

    Es por ello que veo necesario que de vez en cuando podamos desconectar por nosotros mismos de estos aparatos, (ya que antes no se echaba mano de ellas y hacíamos vida igualmente), sin tener que ir a ningún tipo de terapia para solucionar la “nomofobia”.