Seguridad Vs Privacidad

Una de mis compañeras abría el otro día un debate muy interesante para mi, ¿qué es más importante, la seguridad o la privacidad de las personas? Vivimos en el siglo XXI, en un mundo donde todo está controlado, donde todos estamos vigilados con y sin nuestro consentimiento. Algo que me ha hecho pensar mucho sobre este tema han sido unas palabras que ha dicho el presidente estadounidense Obama: "No podemos aspirar al 100% de seguridad y al100% de privacidad" ¿Qué pensáis sobre esto?

Hoy en día y gracias a los avances de las tecnologías, así como a los muchos profesionales de este campo, son muchas las desgracias que se pueden evitar o por lo menos investigar en el mundo, como pueden ser ataques terroristas, asesinatos, robos, etc.. ya que a través de un simple teléfono móvil o ordenador se puede conseguir toda la información sobre lo que se está buscando. Ahora bien, ¿esto es lo más correcto? ¿Creéis que deberíamos estar tan vigilados?

En mi opinión, hay sucesos en la vida que no deberían pasarse por alto y que por supuesto tienen que castigarse, pero pienso que todos tenemos derecho a una privacidad, ya que cada vez que colgamos algo en internet estamos expuestos al mundo y a que toda esa información esté al alcance de cualquiera. Incluso cuando tenemos conversaciones con alguien por el teléfono móvil pueden llegar a rastrearnos la llamada y ver lo que hemos hablado y con quién. Es un debate que me parece muy interesante para tratar un día en clase ya que creo que habrá diversas opiniones.

El artículo que adjunto abajo me parece muy interesante para empezar a pensar sobre esto:

Día 26/03/2016, Recuperado de http://www.fundaciondedalo.org/Ultimas-Noticias/privacidad-vs-seguridad-iuna-guerra-perdida.html

 

Comentarios

  • Andrea Sarotti

    Hola Laura, comentaste el otro día mi post sobre confidencialidad y Apple, y veo que este post sigue un poco esa temática. Creo que lo que planteas está genial pero ahora mismo es casi imposible que empresas y, en general, personas no tengan datos sobre nosotros. El problema comienza cuando no sabemos muy bien qué pueden hacer con esos datos. 

  • Sofía Veiga

    Hola Laura! 

    Ya en una entrada de nuestra compañera Andrea lo he comentado, yo personalmente pongo por delante la seguridad antes que la privacidad. Pues de nada me sirve tener privacidad sino tengo seguridad, una cosa lleva a la otra. 

    Somos nosotros los que aceptamos las condiciones de las redes sociales o de las aplicaciones que descargamos sin ni siquiera leer lo que pone, lo aceptamos sin más, y lo que estamos haciendo con ello es permitir el acceso a nuestra información por parte de los creadores y dueños de dichas páginas.

    A lo que tu te refieres de rastreo de llamadas o escucha de conversaciones privadas, a día de hoy no me parece una locura. Estamos viviendo en una sociedad en la que la comunicación telefónica y tecnológica lo es todo, cada día se hace más notable que debemos de aumentar la seguridad (terrorismo, robos, asesinatos..) y si para ello debemos de prescindir de cierta privacidad no me parece tanta locura.

    Un saludo.  

  • Leti Carrera

    Hola Laura. Referente a este post, un claro ejemplo de la falta de privacidad se puede observar en la aplicación de Whatsapp. Debido a la gran infinidad de actualizaciones de esta aplicación, hemos llegado a tal punto que cualquier persona puede saber si lees o no los mensajes e incluso cual es su última conexión. Hay rumores de que la próxima actualización va consistir en que cualquier persona puede ver con quién estás hablando. En mi opinión, el avance de la tecnología para este tipo de fines me parece un poco rídiculo porque es faltar a la intimidad de personas sin ninguna razón coherente.

    Sin embargo, actualmente vivimos en un sociedad conflictiva por lo que debemos aumentar la seguridad de la comunidad y sí para ello es necesario rastrear llamadas u otro tipo de acciones a través de la tecnología, estoy totalmente de acuerdo de que eso se lleve a cabo dentro de unos límites.

  • Antela

    Hola Laura! Me parece muy interesante lo que planteas. Es cierto que, gracias a las nuevas tecnologías, podemos acceder a un montón de datos sobre mucha gente y que, por un lado, es un gran avance en cuanto al éxito de investigaciones policiales o de otro tipo referentes a nuestra seguridad. Pero el lado negativo de esto es que nosotros, en realidad, no somos realmente conscientes hasta que punto hemos perdido la intimidad. Parece que muchas personas no se dan cuenta de que, cuando comentan algo o publican una foto suya en una red social, la podrá ver todo el mundo, tanto amigos como desconocidos. Especialmente, no nos paramos a pensar que todo lo que publicamos, sean palabras, imágenes o vídeos, perdura en la red. Creo que, si reflexionáramos realmente sobre esto, nos lo pensaríamos dos veces antes de publicar algunas cosas. 

  • Lourdes

    Un debate muy interesante. La verdad es que hoy en día pueden saber -casi- absolutamento todo de nosotros; está bien si lo vemos enfocado a "prevenir", pero en la mayoría de los casos, por desgracia, sólo pretenden hurgar en nuestra intimidad con fines comerciales, venden nuestros datos para al adaptar el mercado a lo que"queremos", a las busquedas que hacemos, a aquello que descargamos...

    Aunque estar observados incluso cuando vamos por la calle podría dar seguridad, a mí personalmente me provoca algo de miedo, pues realmente pueden hacer con esa información lo que quieran; incluso llegar a manos de gente que no debiese. Además en el momento en el que sabes que estás siendo grabado o rastreado y quieres realizar algún acto (robo, terrorismo...), sabrás como esquivarlo. Al final los únicos que "damos" nuestros datos somos los que no tenemos intención de hacer nada.

    Para mí está bien sólo en casos muy puntuales y si la  información estuviese en manos de gente que la usa para fines muy concretos (búsqueda de cualquier tipo de delincuente), para lo demás, opto por privacidad frente a seguridad.