Intimidad o intimidación?

En un debate interno similar al que he reflejado en publicaciones anteriores, al igual que varios de mis compañeros, voy a hacer referencia en el presente a una realidad ambigua y preocupante: ¿Es recomendable la permisión de comunicaciones cifradas en los medios de comunicación de mensajería actuales?

En una reflexión previa, me mostraba totalmente de acuerdo, puesto que considero que la intimidad de cada uno es totalmente legítima y por lo tanto debe respetarse. Sin embargo, leyendo ayer las noticias en CNN, he visto el siguiente titular: 

telegram ISIS

"Así es como ISIS evita ser rastreado por la inteligencia occidental"

El cuerpo de la noticia narra que las comunicaciones cifradas que usan los yihadistas con nuevos usuarios para la formación de los mismos plantean un problema para los espías estadounidenses, que si pueden controlar las conversaciones públicas del servicio de mensajería utilizado (Telegram), pero no las personales y encriptadas, las cuales funcionan solamente por invitación. Es por ese motivo, por el que también se hace popular el uso de Twitter por medio de cuentas anónimas para el mismo fin.

Y ahora planteo... ¿Estaba en lo cierto? ¿Lo que yo consideraba un espacio para la intimidad ha resultado ser un espacio para la intimidación?

Escapando de la intención de dar respuesta a las anteriores preguntas, tanto por mi imposibilidad para contestarlas como por el carácter retótico con el que había planteado las mismas, me limito a seguir reflexionando en esta línea, subiré alguna idea más al respecto en breves.

¿Alguien tiene la respuesta?  

 

Fuente:

Pagllery, J. (27 de marzo de 2016). Así es como ISIS evita ser rastreado por la inteligencia occidental. CNN. Recuperado de:http://cnnespanol.cnn.com/2016/03/27/asi-es-como-isis-evita-ser-rastreado-por-la-inteligencia-occidental/