¿Filtrar información?

Empecé está materia siendo bastante negativa, siempre he considerado que las nuevas tecnologías han traído consigo demasiadas cosas malas, no al mundo de la educación en concreto, pero sí a la sociedad en general. Tras llevar ya tiempo leyendo y publicando entradas he descubierto que las tecnologías no son buenas ni malas, pero sí necesarias en el mundo en el que vivimos.

La tecnología es tan antigua como la humanidad y la mayoría de las cosas con las que convivimos día a día son tecnología. También es cierto que en distintos momentos de la historia aparecieron “nuevas” tecnologías que cambiaron a las personas y a la sociedad. Esto me tranquiliza y a la vez me crea incertidumbre, que la sociedad cambie no es algo nuevo lleva haciéndolo desde que nació pero la perspectiva de que el cambió ya está aquí asusta. Ya desde hace años el mundo se ha transformado y rechazar las TIC no va a frenar ese cambio, lo importante ahora será el uso que le demos a estas tecnologías. Y es ahí donde entra la educación y el papel tan importante que tiene que asumir ante este fenómeno.

A lo largo de las anteriores semanas he hablado sobre diversos temas, siempre intentando ver cómo podía relacionarlos con la educación, que me parecieron relevantes: las TIC en las aulas, la brecha digital, la sociedad del conocimiento, el conocimiento abierto, las Licencias CC y la curación de contenidos. Todos estos conceptos están muy relacionados entre sí y quería cerrar esta serie de entradas reflexionando un poco sobre lo que hicimos en la clase interactiva de hoy.

Tras realizar una búsqueda sobre el término “tecnología educativa” y los resultados obtenidos eran abrumadores. A pesar de que a algunos de los alumnos se les ocurría buscar (además de en Google) en Google Académico y en Dialnet, los resultados proporcionados ofrecían tanta información que era imposible analizarla toda.

En otros cursos ya hemos trabajado con los Operadores Boléanos, con diferentes bases de datos, marcadores sociales, etc. pero a pesar de esto, cuando tenemos que buscar información la mayoría de las personas seguimos sin usar estas herramientas. ¿Por qué nos pasa esto? En mi opinión, estamos tan acostumbrados a buscar en los mismos sitios y a obtener tantos resultados que es nuestra manera de funcionar y nos cuesta cambiar nuestros hábitos. Pero si ni nosotros, futuros profesionales de la educación, hacemos uso de las herramientas que nos ofrecen muchos menos conseguiremos que otros las usen.

Cada vez más las personas necesitarán hacer uso de diferentes herramientas para filtrar la información, desde la educación debemos conocer y promover su uso, para que la sociedad pueda estar realmente informada y se desarrolle una capacidad crítica (empezando por nosotros mismos).

Comentarios

  • Ángela

    Buenas noches Vanesa!! Justo hice ahora una pequeña reflexión sobre el tema que dimos hoy en la interactiva. Yo, a pesar de conocer estos buscadores tampoco son fuentes a las que recurra con frecuencia. Una acción mala por nuestra parte, ya que como dijiste somos futuros profesionales y nosotros mismos deberíamos hacer lo que predicamos.

    Un saludo!

  • Alba Martín

    El ser humano es un animal de costumbres. Por mucha tecnología que haya nos resulta complicado cambiar, al igual que a nuestros abuelos utilizar el móvil.

    Yo, por mi parte, no me siento estafada por los sitios web en los que busco información, por tanto, seguiré utilizándolos.