Ciberbullying

Buenos y lluviosos días.

La clase de ayer acerca del valor que ofrece el falso anonimato que ofrece internet me hizo pensar en un problema muy presente actualmente en las aulas: el ciberbullying. En las redes sociales el típico matón de la escuela se convierte en un acosador. No puedes librarte de él ya que estas bajo su amenaza, no puedes pedir ayuda por miedo a que se entere y las consecuencias sean peores, no puedes huir de él porque te encontrará por la red… Sin embargo, no es capaz de enfrentarse a las personas en la vida real. Solo es valiente detrás de la pantalla, donde cree que tiene el poder.

Es un tema que como futura pedagoga me llama la atención como campo de trabajo. El miedo en la escuela ya es demasiado duro para un niño como para que además este sea acosado por medios digitales. Esto es algo que podríamos mejorar o incluso evitar mediante la educación y, sobretodo, la concienciación de los jóvenes acerca de este tema y de los peligros que pueden encontrar.

El  ciberbullying se puede definir como: el uso de los medios telemáticos (Internet, telefonía móvil y videojuegos online principalmente) para ejercer el acoso psicológico entre iguales. Según el tipo de coacción o medios que se usan podemos diferenciar diferentes tipos:

- Ciberacoso: Acoso entre adultos. La víctima y el ciberacosador son mayores de edad.

- Ciberacoso sexual: Acoso entre adultos con finalidad sexual.

- Ciberacoso escolar: (o ciberbullying de la traducción del inglés cyberbullying) Acoso entre menores.

- Grooming: Acoso de pedófilos a menores.

- Web apaleador: Web creada para realizar 'ciberacoso' sobre la víctima, metiéndose con él/ella de manera pública y ridiculizándolo/la. De esta forma se anima a los testigos a que hostiguen a la víctima.

Según el alcance del ciberacoso, se pueden distinguir dos clases diferentes:

- La primera de ellas se centra en el acoso y amenazas a través de la red, pero sólo cuando se está conectado.

- En la segunda de las modalidades, el acoso y amenazas que se dan a través de la red, se trasladan a la vida real de la persona.

Algunos de los consejos que he podido encontrar en la red son:

  1. No contestes a las provocaciones, ignóralas. Cuenta hasta cien y piensa en otra cosa.
  2. Compórtate con educación en la Red. Usa la Netiqueta.
  3. Si te molestan, abandona la conexión y pide ayuda.
  4. No facilites datos personales. Te sentirás más protegido/a.
  5. No hagas en la Red lo que no harías a la cara.
  6. Si te acosan, guarda las pruebas.
  7. Cuando te molesten al usar un servicio online, pide ayuda a su gestor/a.
  8. No pienses que estás del todo seguro/a al otro lado de la pantalla.
  9. Advierte a quien abusa de que está cometiendo un delito.
  10. Si hay amenazas graves pide ayuda con urgencia.

Comentarios

  • Natalia

    Buenos días Alba! Leyendo tu entrada me acordé de una anécdota durante mi período de prácticas. En el centro en el que estuve puedo decir que sí que hubo ciberbullyng, ya que a raíz de la creación de un blog por parte de la coordinadora de TICs, un grupo de niños insultaban y hablaban mal de otra compañera. Esto me parece increíble, ¿acaso los padres no prestan atención a lo que hacen sus hijos? Estoy hablando, para que me entendáis, de niños de 8 años. 

    Vuelvo a repetir, al igual que lo hice en la entrada de nuestra compañera Carla, la importancia de una buena formación en este tema, dirigida tanto a los padres como a los alumnos. 

  • Maria Saco Cuartero

    Hola Alba! El tema del que tratas en tu entrada me parece un tema muy importante, al que se le debería dar mayor importancia, ofreciendo información para eliminarlo. 

    En el instituto en el que estudié, se dió un caso así, en el cual unos cuantos niños sacaban fotos de una niña en particular, fotos vergonzosas que le sacaban cuando ella no se daba cuenta. En este caso, al principio el centro lo consideraba como una tontería de adolescentes. Pero la niña empezó a negarse a acudir a clase, entre otras cosas, por lo que los padres pidieron explicaciones al instituto y un castigo para los culpables. Tuvieron que denunciar, para que desde el centro pudieran hacer algo. Y me parece increíble, que los profesores no le dan importancia a este tipo de acosos, los cuales pueden producir consecuencias muy problemáticas.

    Una buena formación para padres, alumnos y sobre todo profesores puede llevar a una eliminación del ciberbullyng.

  • Melisa

    ¡Hola Alba! El ciberbullying es un tema muy importante y el que a veces la gente ignora. A pesar de lo que vemos en las noticias, suicidios de víctimas porque no soportaban la presión, maltrato psicológico, etc. la gente sigue sin ser del todo consciente. Se le facilitan teléfonos móviles a niños de 8 años, con acceso a internet sin ningún tipo control parental, creación de perfiles en diferentes redes sociales y a pesar de que han nacido abrazados a la tecnología, desconocen los riesgos. Se debe de concientizar tanto a adultos como niños, incrementar las charlas informativas acerca de esto y si surgen problemas en las aulas, pararlo, no mirar hacia otro lado como hacen varios profesores. En mi colegio era un tema que estaba presente y teníamos charlas una vez al año por lo menos acerca de internet y sus peligros, y sí que se dieron casos de ciberacoso, pero los profesores al detectarlos se ponían en contacto con la familia y entre ambas partes intentaban llegar a una solución pero por desgracia, también es verdad que son pocos lo profesores que deciden tomar cartas en el asunto.