El proceso de curación

Hola chicos! La entrada de hoy trata sobre la curación de contenidos tratada en la interactiva del día 29 de marzo.

Como todos sabemos, con la llegada de Internet al mundo la información está al alcance de todos a tan solo un click. Es por eso que hay una sobrecarga de información en la red debido a que esta se duplica cada ocho horas. He aquí la existencia de la curación de contenidos que gracias a una infoxicación (sobrecarga de información o exceso de información provocada por la difusión de contenidos en Internet)  este método se multiplica.

Las TIC juegan un papel muy importante, facilitando la creación y acceso a un creciente volumen de información. Sin embargo esta gran cantidad de información plantea nuevos retos como; por una parte, evitar el desbordamiento o saturación por el exceso de la misma, y por otra, distinguir la información relevante de la que no lo es, desarrollando el espíritu crítico y minimizando la perdida de información que podría resultar importante o interesante (Cabero, 2003).

La curación de contenidos consiste en “persona que continuamente encuentra, agrupa, organiza y comparte el mejor y más relevante contenido sobre un tema específico en línea”.

Las fases de la curación se siguen de forma cíclica. El modelo del ciclo de curación que elaboro el DCC, compuesto de las siguientes acciones:

  1. Conceptualización: planificación de la curación.
  2. Creación y recepción: creación de la estructura y obtención de información.
  3. Valoración y selección: se evalúa la información recogida y se selecciona la que se quiere preservar a largo plazo.
  4. Conversión: se trasfieren los datos a un lugar como un archivo.
  5. Preservación: se asegura la conservación de la información.
  6. Almacenamiento; se trata de guardar la información siguiendo los estándares establecidos para esos efectos.
  7. Acceso, uso y reúso: se asegura la accesibilidad posterior de la información.
  8. Transformación: creación de información nueva a partir de la original.

 

Algunos tipos de técnicas o herramientas que se utilizan para realizar el proceso de curación son los siguientes:

Marcadores sociales: consiste en una colección de enlaces web que podemos disponer de manera individual o colectiva, ayudándonos también a filtrar información, ya que solo añadiremos los enlaces que nos interesan.

Disparadores: son herramientas que automatizan procesos que realizamos en el día a día.

Herramientas RSS: son herramientas utilizadas para subscribirse a las actualizaciones de sitios web. Nos permiten descargar artículos, noticias, documentos, etc.

Creación de periódicos: son muy parecidos a los agregadores por contenido en función de su configuración pero suelen disponer de mecanismos automáticos para la recolección de contenidos concretos, como tweets.

Agregadores por contenido: son herramientas que facilitan combinar información que nos resulta relevante en torno a un tópico o tema de interés personal o colectivo.

Líneas de tiempo: son herramientas que nos permiten filtrar información que nos interese sobre algún tema o aspecto de manera visual y cronológica.

 

En definitiva, la curación de contenidos nos permite salvar el problema del exceso de información de una forma sistemática y sencilla.

Cabero, J. (2003). La galaxia digital y la educación: los nuevos entornos de aprendizaje. En J. I. Aguedad. Luces en el laberinto audiovisual (pp.102-121). Huelva: Grupo Comunicar.

Recuperado de:

http://tecnologiaedu.us.es/cuestionario/bibliovir/galaxia.pdf.

Recuperado de: http://inmazambade.com/como-realizar-curacion-contenido-eficaz/

Comentarios

  • Alberto Villaverde

    Hey Mara! La verdad es que vivimos en un mundo infoxicado. Aprender a distinguir cuál es la información verdadera (incluso cuando se refiere a lo mismo) es una capacidad que todos debemos desarrollar y contar con las herramientas precisas resulta muy necesario.