Tecnología y Comunicación.

En la sesión expositiva del día 29 de marzo de 2016 hablábamos de la "Comunicación Digital", en concreto para abrir el debate entre "Comunicación" y "Tecnología". Se nos hicieron varias preguntas: ¿Es lo mismo tecnología y comunicación? ¿En qué ha cambiado la comunicación?

Llegamos a la idea de que en la actualidad todo es comunicación. Las personas nos comunicamos continuamente, ya que queremos transmitir algo ya sea a través del lenguaje, de la forma de vestir, del corte de pelo... Por lo que la tecnología se convierte en un medio a través del cual podemos comunicarnos.

Según la RAE (2016) podemos distinguir estos dos conceptos:

- Digital: aquello que se realiza o transmite por medios digitales. Ejemplo: señal, televisión digital.

- Analógica: aquella que se transmite a través de medios analógicos. Es decir, se produce de un modo no verbal (gestos, tono de voz, miradas, postura...).

Actualmente vivimos en una sociedad en la cual está cambiando la forma de comunicación entre las personas. El mundo se encuentra en plena transformación tecnológica y comunicativa (móviles, ordenadores, tablets...), los cuales mejoran la calidad de vida de las personas, pero a su vez generan cambios sociales en las mismas. Los sujetos tendemos a compartir a diario nuestra vida en las redes con un/os fin/es y tono/s persuasivo/s (atraer, seducir, agradar, conmover, etc), construimos un referente individual  y asumimos unos roles "verdaderos" o "ficticios". También atendemos de forma directa o indirecta a toda la información que encontramos en las redes.

Muchos son los inventos tecnológicos que tuvieron un gran impacto en el mundo tales como: móvil, wasap, internet, ordenadores, maquinarías, vehículos... Todos ellos modificaron ámbitos como el laboral, educativo, industrial, agrícola... Pero a la vez están generando dependencias, ya que sin estos avances se producirían pérdidas de diversos tipos, pero en especial económicas.

Por otro lado, me gustaría destacar las grandes modificaciones que inventos como wasap y las redes sociales están produciendo en la población, en especial en los más jóvenes. Hoy en día, es frecuente encontrar a niños de entre 12 y 16 años que a pesar de estar uno al lado del otro se comunican por wasap, también en sus viviendas, donde a la hora de la comida ya no se comunican con sus padres, sino que prefieren estar visualizando en sus móviles redes sociales como facebook o instagram. Se está produciendo un deterioro en las relaciones sociales y también de la vida real. Además, existe un gran desconocimiento por parte de niños, adolescentes y adultos de los grandes peligros que las redes entrañan.

 Está claro que la comunicación es un factor imprescindible para el buen desarrollo de una persona a nivel intelectual, físico y psicológico. Por lo tanto, un uso correcto de las tecnologías comunicativas  es beneficioso para el ser humano, pero el problema está en establecer cuáles son esos usos adecuados de las mismas. ¿Cómo establecer los límites? ¿Vosotros que opináis?

Cómo futuros profesionales del mundo de la educación, ¿Deberíamos potenciar los usos comunicativos de las redes? ¿O quizás señalar aquellas potencialidades o defectos?

En mi opinión lo ideal sería combinar ambos puntos, es decir, potenciar un uso adecuado de las tecnologías comunicativas, sin olvidar todas sus desventajas y aquello que debemos evitar.

Un saludo compañer@s ¡¡

 

Comentarios

  • Natalia

    Buenas noches Ari! La verdad es que estamos viviendo una gran transformación en la sociedad en estos últimos años, y lo peor es que están sucediendo tan rápido que ni cuenta nos damos.

    Creo que esta nueva forma de comunicarnos tiene muchas ventajas, no lo dudo, ya que te puedes comunicar con quien quieras, en el lugar en el que la otra persona está pero también creo que tiene desventajas. Como dije muchas veces, no nos podemos olvidar de la comunicación no verbal, de la comunicación que realizamos a través de los gestos, las miradas, nuestras posturas...

    Y respondiendo a tu pregunta, sí, creo que deberíamos potenciar el uso comunicativo de las redes, siempre y cuando sea un uso adecuado y motive un buen aprendizaje, ya que nos guste o no los medios digitales serán necesarios para realizar cualquier tipo de tarea en la vida diaria. Esto no quiere decir que nos tengamos que olvidar de la comunicación tradicional, ya que es incluso más importante.