La Darknet: el Inframundo digital

Hola compañeros!

En la expositiva del 29 de marzo se habló sobre el anonimato, sobre la supuesta inmunidad que nos da para hacer lo que no deberíamos o sobre los mecanismos que hay para descubrir quién está detrás de esos anónimos. Hace un par de días leí el blog de nuestra compañera María Saco "Anonimato en la red" (que os recomiendo leer) en el que hablaba sobre una red social llamada SECRET, en la que todo se publicaba de forma anónima. Esto me llevó a recordar un libro que leí estas Navidades, cuya protagonista era una hacker que, para investigar el asesinato de un científico que trabajaba en un proyecto sobre Inteligencia Artificial, navegaba por una parte de Internet completamente desconocida para la mayoría de los usuarios, a la que sólo conseguían acceder los hackers más especializados y en la que hablaban unos con otros, pero nadie sabía quienes eran los demás. Este lado oculto de la red se conoce como la Darknet.

Investigando, me encontré con que se trata de un espacio que forma parte de la denominada Deepweb, la cual está formada por aquellas partes de la red que están fuera de los caminos que suelen tomar la mayoría de los usuarios. Al parecer, la Deepweb se corresponde con un 96% de todo el Internet, pero en su mayoría no son más que archivos perdidos, unas veces temporales y otras creadas por y para un usuario concreto. La Darknet, por su parte, está dentro de la Deepweb, pero se trata de un espacio que los buscadores que solemos utilizar no pueden detectar, está preparada precisamente para eso. Los que navegan por esta red tienen su identidad completamente protegida. Nadie puede saber nada de ellos, ni de lo que hacen ni de lo que dicen; todo está oculto bajo códigos y softwares muy complejos.

En un primer momento, la Darknet se creó para fomentar la libertad de expresión, ya que era una forma de que todas aquellas personas en todo el mundo que vivían bajo un régimen dictatorial pudiesen difundir sus opiniones sin miedo a ser descubiertas; este era caso de, por ejemplo, periodistas críticos o activistas políticos. Por desgracia, con el tiempo se fue llenando de contrabandistas, estafadores y todo tipo de delincuentes, de tal forma que se ha convertido en la red ideal para el tráfico de drogas, armas e incluso esclavos; así como cualquier otra actividad ilegal imaginable. Esto es debido a que, como las leyes están preparadas para actuar sobre delitos concretos, efectuados por personas concretas y en lugares concretos, no pueden actuar dentro de la Darknet; puesto que se trata de un ente que no se puede ubicar en ningún espacio físico y, como protege tanto la identidad de los usuarios, es imposible saber a los autores de los crímenes. 

A modo de reflexión, tengo que decir que me abruma, no sólo el hecho de que exista una red tan escondida que, sin embargo, se mueve a diario y está activa permanentemente; sino sobre todo, pensar que el ser humano ha sido capaz de crear un espacio en el que cada uno se comunica bajo un código diferente y son capaces de entenderse, en donde puedas acechar a todo el mundo sin tener miedo a que te descubran.

Esto da una idea de lo increíbles que son las posibilidades que nos da la tecnología y, a la vez, de lo peligrosa que puede llegar a ser, si cae en malas manos. 

Y vosotros, ¿qué opinais? El hecho de que exista una red oculta y fuera de todo control ¿es positivo o negativo?

Fuentes:

Chacos, B.(2013, 16 de agosto). Conoce la Darknet, el lugar oculto y clandestino de las búsquedas web. PC World. Recuperado de: http://www.pcworld.com.mx/Articulos/29886.htm

Muñoz, A. (5 de marzo de 2015). Viaje al lado oscuro de Internet. El Mundo. Recuperado de: http://www.elmundo.es/espana/2015/03/05/54f7513cca47413e0f8b4570.html