¿Y tú, cómo y dónde buscas información?

 

En la sesión interactiva de esta semana se ha tratado el tema de cómo y dónde buscamos la información, lo que me recordó a uno de las presentaciones que he hecho hace unos años en la que hago referencia a los buscadores y metabuscadores. Por ello, he decidido dedicar un pequeño espacio a enseñaros y compartir con vosotros mi trabajo.

Os incorporo el enlace a continuación.

 

Buscadores e metabuscadores from JenyP

 

Como podéis ver, empiezo haciendo referencia a qué es un buscador y un metabuscador incluyendo ejemplos claros donde explicito las caracteristicas principales que define a cada uno y lo diferencia de los demás. Se exponen algunos de los comentados en clase, como por ejemplo Metacrawler, con el cual he trabajo mucho en una de las materias cursadas en Bachillerato. Ademas decir que, conozco bastante sobre esta temática, debido a mi implicación en ocasiones anteriores, y que me parece realmente interesante que se esté informado sobre las diferentes posibilidades donde poder buscar en función de lo que quieras encontrar, ya sea una URL, un documento PDF, un mapa, etc.

Volviendo al tema de los buscadores, se puede comprobar como Google, el cual se trata en la presentación, es uno de los que se puede considerar como más utilizados en la actualidad. Pero, aunque sea muy conocido, no todos saben sacarle provecho a sus búsquedas. Como se nos explicó en la sesión, se puede recurrir a los operadores booleanos para lograr una búsqueda eficiente, debido a su organización álgebra lineal. Podemos distinguir diferentes operadores booleanos: Y o AND (intersección de los dos elementos), OR (de ampliación o expansión) y NOT (operador de exclusión).

Aquí tenéis un ejemplo:

image

            (http://www.aaot.org.ar/images/cuadro2.png)

 

Sin embargo, también existen otro tipo de estrategias como el uso de comillas para que se respete el orden de estrucutura y aparezca la frase literalmente, el asterisco en palabras para encontrar su familia e incluso apostar por la búsqueda avanzada que permite concretar muchos más aspectos.

En definitiva, a través de los buscadores y metabuscadores y de las estrategias que os he comentado podéis facilitar vuestra búsqueda en Internet, reduciendo los resultados y por tanto, hallando de una forma rápida y eficaz, lo que llevabais horas intentando localizar. Aun así, conocer todo esto no significa que debamos abusar de ello, ya que hay otras maneras de consultar lo que se necesite aunque requiera mayor tiempo.  Además, en muchas ocasiones la información que te proporcionan los métodos tradicionales puede ser más valiosa,  por ejemplo, consultando libros de la biblioteca más cercana, los cuales no posean una versión electrónica y por tanto, no exista otra solución para acceder a ellos que ir allí.