Reflexiones sobre la tecnología

Pensando últimamente, sobre esta asignatura y todo lo que estamos tratando, recordé un caso que se nos presentó este año durante el desarrollo de mi Practicum. En el lugar dónde realicé las prácticas, se encuadra en un contexto bastante pobre, ya que algunas familias no tienen acceso a ordenadores en sus casa, o sólo el padre tiene un modesto teléfono en sus casas, etc. 
Todo esto, me lleva a reflexionar. Todos sabemos que personas como Bill Gates o Mark Zuckerbergn se han enriquecido gracias al desarrollo de diferentes apps, o sistemas operativos, es un hecho que a día de hoy son millonarios. Pero creo que también debemos ver el otro lado de este mundo globalizado, cada vez hay más diferencias económicas y culturales entre sectores con tecnología o sin ella. Por ejemplo, si un niño hoy en día dice que no tiene Facebook o móvil, es tachado como raro, ya que “todo el mundo lo tiene”, pero no nos paramos a pensar si detrás de eso hay motivos económicos, bien pudiendo no tener acceso a el. Que no estoy diciendo que todos los casos tengan que ser así, ojo, si no que pienso que la mayoría de las veces o personas, juzgaría antes de pensar en qué hay detrás.
Con esto pienso que se está abriendo una brecha aun mayor entre las personas que no tienen acceso a este tipo de recursos y de las que si. Podemos observar diferencias culturales,laborales, etc. Estamos hablando por tanto de desigualdades a la hora de acceder a recursos que cada vez son más imprescindibles, creo que ninguno de nosotros se imagina buscando información para un trabajo en una enciclopedia … 
Por tanto os dejo una pregunta aquí;
Cómo se podría garantizar el acceso a la tecnología y a cultura digital para todos?

 

Comentarios

  • Claudia Pereira

    ¡Hola Antía! Estoy muy de acuerdo con tu reflexión ya que son muchas familias las que sufren esta problemática y no se pueden permitir tener tantos dispositivos tecnológicos como los que la sociedad considera "normal". Esto les lleva a sentirse discriminados sobre todo en el caso de las personas más jóvenes, las que consideran que si tienes un móvil de cien euros es una basura y tienes que tener uno de setecientos. Por otro lado también pienso que los niños que todavía están en Educación Primaria no deberían tener su propio móvil ni su porpia tablet, si no que debería ser de sus padres y que se lo dejen en sus horas de juego.

    ¡Un saludo!