La comunicación digital en la educación

El lenguaje ha permitido que los seres humanos nos comuniquemos durante siglos y ha ido cambiando con el paso de los años. Por ejemplo, la aparición de tecnologías como la escritura o la imprenta en su momento trajeron consigo numerosas innovaciones. Actualmente se han introducido en nuestro día a día las Tecnologías de la Información y de la Comunicación que nos han permitido comunicarnos a través de un soporte digital cambiando drásticamente nuestra manera de comunicarnos.

Como nos comenta Cassany (2000), en apenas unas décadas la comunicación digital se ha ido generalizando llegando a ser tan habitual como la comunicación analógica. De hecho, en los países más desarrollados la comunicación digital ha sustituido a la tradicional en el discurso escrito y su transmisión.  

En distintas materias hemos trabajado aspectos relacionados con la comunicación (elementos, tipos, proceso, etc.) pero nunca desde esta perspectiva. Siempre he visto la comunicación como algo positivo, a pesar de los errores y barreras que pueden influir en la transmisión. Es un proceso complejo que desde pequeños vamos desarrollando, pero no solo la comunicación verbal (transmisión de mensajes a través de la palabra) también la comunicación no verbal y paraverbal. Ahora bien, el proceso formativo es un acto de comunicación donde personas se comunican (uno enseña y otro aprende) utilizando una estrategia para que el conocimiento medie entre ambos en un contexto determinado. Los docentes deben adquirir ciertas habilidades didácticas referidas tanto a la transmisión oral como a la no verbal para que el aprendizaje llegue a sus destinatarios.

Por lo tanto, vemos que la comunicación está presente en el proceso de enseñanza-aprendizaje y los formadores deben analizar cómo afecta esto a la educación ¿debe modificarse la forma en que se comunican los docentes con sus alumnos? Parece claro que no podemos enseñar de la misma manera que enseñábamos antes y debemos ampliar nuestras posibilidades de comunicación. Defiendo completamente que la comunicación tradicional no debe dejar de existir y con más motivo en las aulas, pero ¿por qué no combinarla con un buen uso de la comunicación digital?

Existen corrientes que plantean que quizás en un futuro los maestros ya no sean necesarios pero en mi opinión, en las etapas educativas más generales es fundamental la presencia física de un docente que no solo enseña contenidos sino que se convierte en un referente en la vida de sus alumnos. Ahora bien, no me parece tan descabellado que en otras etapas de la educación donde esta es más especializada se promuevan estos tipos de iniciativas, yo misma he realizado varios cursos online donde la formación se realizada a través de videos y documentos de la red.

Referencias Bibliográficas

Cassany, D. (2000). De lo analógico a lo digital. El futuro de la enseñanza de la composición. Recuperado de http://www.oei.es/fomentolectura/futuro_ensenanza_composicion_cassany.pdf