Smartphones: no todo son ventajas.

¡Hola amigas y amigos!

Ya estoy aquí de nuevo, pero esta vez no vengo a contar nada relacionado con la clase de esta semana, sino que me gustaría informaros un poco sobre nuevas patologías que surgen como consecuencia del uso de los teléfonos móviles inteligentes: nuestros inseparables smartphones.

Según estudios realizados por Energy Sistem, un 77% de las personas que utilizan el Smartphone sufre alguna patología relacionada con su uso. Hoy os voy a hablar sobre cuatro patologías que yo desconocía hasta este momento, pero que me han parecido interesantes: la nomofobia, la whatsappitis, la selfities y el phubbing.

La NOMOFOBIA es el miedo a estar sin el teléfono móvil, bien porque nos lo hemos olvidado en casa o porque se nos ha terminado la batería. El término proviene del inglés, de la abreviatura de “no-mobile-phone-phobia”. La falta del teléfono móvil provoca en muchas personas ansiedad, taquicardias, pensamientos obsesivos, dolor de cabeza y dolor de estómago. Las personas inseguras y con baja autoestima son, según los expertos, los más propensos a padecer esta enfermedad.

La WHATSAPPITIS, según el ABC, es una enfermedad que afecta  a los tendones de la muñeca y dedos. Esta patología emergente, produce dolor, hinchazón y entumecimiento de los dedos, sobre todo del pulgar, pero también se pueden padecer dolores de muñeca al estar sujetando el móvil mucho tiempo.  Además de esto, para Energy Sistem, la whatsappitis es la hiperdependencia de la aplicación Whatsapp, con especial adicción a los grupos que en ella se crean, a través de la cual participan varias personas en una conversación.

La SELFITIES, como su nombre indica, es la adicción de hacerse selfies continuamente y subirlos a las redes sociales. Para aquellos que no lo sepan los “selfies” son esas fotografías que nos sacamos a nosotros mismos, ya sea saliendo solos o con un grupo de personas. Se dice que esta enfermedad está asociada a la falta de autoestima y se utiliza como herramienta para llenar un vacío en la intimidad.

El PHUBBING es algo que casi todos hemos padecido. Es esa situación en la que se hace más caso a nuestro móvil que a las personas con las que estamos.

Así, estas son enfermedades que surgen a partir del uso de nuestros smartphones. ¿Sabíais que España es el líder en Europa en el consumo de teléfonos móviles inteligentes? 7 de cada 10 españoles tienen uno y, cada vez más, estas enfermedades son más frecuentes dentro de la población. Yo incluso me atrevería a decir que casi todos sufrimos en mayor o menor medida alguna de estas patologías, ¿Quién no se ha sentido ansioso al ver que no tiene su móvil dentro de la mochila, aunque sea por un momento? ¿Quién no ha escrito tanto en whatsapp que hasta le dolían o adormecían los dedos? ¿Quién no es (o tiene algún amigo) que saca selfies continuamente para colgarlos en facebook o instagram?

Es cierto que no podemos obviar las ventajas que los smartphones nos proporcionan en nuestra vida diaria, pero sí es cierto que un uso abusivo de los mismo puede tener inconvenientes que llegan a convertirse (no en todos los casos) en patologías de difícil recuperación como puede ser una adicción.

¿Qué os han parecido estas patologías? ¿Conocías su existencia? ¿Conocéis alguna más? Nos vemos en los comentarios, stellaers!

¡Saluditos!

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

ABC (2015). La «whatsappitis», una patología emergente en muñecas y dedos. Recuperado de: http://www.abc.es/toledo/ciudad/20150415/abci-whatsappitis-patologia-emergente-munecas-201504142116.html

Publico Tv. (s.f). Top 5: adicciones vinculadas a los móviles. Recuperado de: http://especiales.publico.es/publico-tv/video/555145/top-5-adicciones-vinculadas-a-los-moviles

Comentarios

  • Ruben-Lopez

    Ola Irene, o primeiro que decir e que considero este tema moi interesante, posto que como normalmente falamos de tecnoloxia en termos positivos, xa que entre outras cousas nos axudan nas actividades cotiás das nosas vidas facilitanola de gran maneira. Pero por outra banda, como ti ben expuxeches tamén ten as súas partes negativas, e a excesiva dependencia delas pode chegar a fomentar patoloxias, incluso en ocasións necesitando terapia psicolóxica posto que existen persoas que ante a necesidade de estar en contacto ca tecnoloxia en todo momento(principalmente co teléfono móvil) crealles un clima de gran asiedade ante esta situación, derivando incluso en conductas violentas.

    Persoalmente case coñecia todas as patoloxías que explicitaches, agás a de PHUBBING; anque esa situación non sabia que se denominaba de tal xeito pero si que a teño observado e vivenciado.

    Noraboa pola entrada compañeira!

  • Carlota Rodríguez

    ¡Hola, Irene!

    La verdad es que me parece realmente interesante esta entrada. No sabía que este tipo de comportamientos estaban ya diagnosticados como patologías, pero en realidad, es obvio que sí lo son. Desde mi punto de vista, y como bien ha comentado Rubén, hablamos de las nuevas tecnologías habitualmente en buenos términos, cuando es obvio que también contienen inconvenientes como estos que has mencionado. No obstante, creo que la cura a estas patologías no es otra que educar a la población en este ámbito. Particularmente, considero que la dependencia que estamos desarrollando de nuestros teléfonos móviles es una cuestión que como educadoras debemos abordar, puesto que debemos emplearlos para nuestro beneficio, pero no llegar al punto de sufrir dolores físicos si se nos queda con batería.

    Muchas gracias por compartir esta información con nosotros. ¡Un saludo!