Presentaciones en el colegio

Feliz domingo Stellaers:

Hoy os quiero contar lo que me ha pasado este fin de semana. Nada más llegar a casa, me dijo mi madre que tenía que ayudar a mi hermano. Tenía que hacer un power point y nunca le habían enseñado a usar uno. A pesar de que pidió ayuda a la profesora, esta dijo que debía aprender por sí mismo y que en clase de Ciencias Naturales no se puede enseñar algo tan básico como el uso del power point.

Por supuesto, al enseñarle ha aprendido fácilmente, pero… ¿y si yo no hubiese estado ese fin de semana? ¿Y aquellos niños que no tengan a nadie a quién acudir? ¿Y esos que no disponen de ordenador?

Se supone que la escuela debe educar para vivir en sociedad, y la nuestra es una sociedad informatizada ¿no? Ahora bien, creo que en momentos como este la escuela actúa como potenciadora de la brecha virtual. Si los maestros quieren que sus alumnos utilicen determinadas herramientas de nuevo uso, deberían asegurarse de que las comprenden y saben utilizarlas.

¿Vosotros que pensáis? ¿Os ha pasado esto alguna vez?

Comentarios

  • Lara Rodriguez

    Buenas tardes Alba!

    Pienso que este tema puede dar pie a un largo debate porque sin darnos cuenta está presente en nuestra vida diaria. En la actualidad a los niños/as se les enseña poco o nada de informática, ya que los adultos piensan que nacen con todos los conocimientos aprendidos.

    Aún recuerdo cuando de pequeñita mi madre me mandaba a clases de informática y mecanografía, pero ¿conoces a algún niño/a que actualmente frecuente ese tipo de clases? Tal vez sí, pero lo más probable es que no y esto supone una gran brecha entre unos alumnos y otros. Todos aquellos que posean más tecnología en el hogar, asistan a clases o sus padres tengan más conocimientos sobre este tema, van a estar mucho más aventajados en relación a la competencia digital que muchos otros. De esta forma, sería imprescindible trabajar en la escuela sobre esto para intentar "aliviar" las desigualdades, aunque debemos tener en cuenta que en muchos países trabajar la competencia digital en las aulas sigue siendo una utopía.