• Blogs
  • Lourdes
  • La influencia de las redes sociales (II) - Libros

La influencia de las redes sociales (II) - Libros

¡Buenas tardes!

Como continuación de mis anteriores entradas, pero principalmente de -> esta<-, quisiera seguir tratando el tema de la influencia de las redes sociales en la sociedad, que además, son uno de los medios más importantes de los que disponemos actualmente en cuanto a consumir y producir información.

Actualmente mucha gente está pasando a hacerse un hueco como personaje público y de influencia entre los jóvenes y no tan jóvenes. Consiguen juntar miles, e incluso millones, de seguidores que, en la mayoría de los casos, los admiran por aquello que ofrecen a los espectadores a través de diversas plataformas. Mueven masas y esto es un reclamo para aquellas compañías que quieren crear publicidad más barata, al mismo tiempo que se aseguran un público joven, que es al que van destinados estos productos en la mayoría de los casos.

Los productos que suelen ser patrocinados por compañías tienden a ser videojuegos, maquillaje o alguna marca de comida (sí, también). Pero en otros casos la cosa va más allá y las editoriales deciden abrir sus puertas a la innovación y proponen a esta gente sacar un libro, el cual, por otro lado, no necesitaría de ninguna publicidad adicional para venderse.

Estas iniciativas están siendo muy criticadas en dichas redes, pues los libros carecen de “valor” literario, e incluso, dicen, de sentido alguno.

Pero, dejando a un lado estas críticas, y viéndolo desde otra perspectiva ¿no podría ser esto visto como un incentivo para la lectura en los más jóvenes? Independientemente de la temática del libro, los chicos y las chicas ven como sus ídolos escriben un libro y automáticamente quieren leerlo. Tal vez llegando a despertar el gusto por la lectura, o incluso por escribir sus propios textos.

Podría tomarse como una posible arma para fomentar la lectura a través de las redes sociales y de los personajes públicos que se formaron en ellas. ¿Qué opináis vosotros?

 

Referencias:

Elaboración propia.

Comentarios

  • Lara Rodriguez

    Buenas tardes Lourdes! En mi opinión la publicidad que tu presentas puede ser un arma de doble filo, puesto que por una parte anima y motiva a todos los seguidores de un personaje público, por ejemplo a leer o a escribir sus propias composiciones (como tu bien dices). Sin embargo, también es fundamental incidir en el hecho de que puede que esta publicidad atraiga a masas de edades no recomendadas o a la lectura de diversas opiniones que afecten a la identidad aún no desarrollada del joven lector.

    Hace tiempo leí una opinión de un autor que planteaba que las publicaciones de Belén Estaban conducían al "chonismo". En lo que a mí respecta, sí que me parece exajerado este tipo de afirmaciones, pero también es cierto que se puede publicitar y valorar otro tipo de libros con una calidad mucho mayor y, como no, realizarlo a través de estos personajes públicos. 

    Educar es una tarea que la sociedad debe intentar empezar a asumir.

    Y tú, ¿que opinas en relación a esto último?

  • Lourdes

    Planteado así, estoy muy de acuerdo contigo. Tal vez ciertos contenidos no sean apropiados para ciertos lectores, pero eso puede pasar con cualquier libro, ¿no? Por poner un ejemplo, recuerdo que durante mi practicum, los niños de 1º de la ESO debían leer un libro para castellano, para ello tenían una lista y debían de escoger un título. Una de las niñas preguntó si podía escoger un libro de fuera de esa lista y dijo un título, creo recordar que dicho libro trataba de como una menor era seducida por un adulto (bastante mayor) mediante una red social, y como a partir de ahí quedaba con ella, mantenían relaciones etc. La niña tenía 12 años y ya se había leído ese libro!  Cabe destacar que el profesor dijo un rotundo "NO".

    ¡Por lo que sí! ¿Por qué no aprovechar la influencia de estas personas y crear contenido de más calidad? Eso sería increíble. Pero siempre va a haber publicaciones de dudosa calidad y destinatarios; en esto que comentamos, van a jugar el papel protagonista los padres.