Identidad digital y reputación online

Buenas compañer@s de Stellae! Hoy os voy a hablar un poco de lo que dimos en la clase expositiva.

En la clase de hoy estuvimos haciendo referencia a lo que es la identidad digital y a lo que entendemos por ella, así como la diferencia que existe entre identidad y reputación. La identidad digital hace referencia a lo que somos, lo que pretendemos ser o lo que creemos que somos, mientras que la reputación es lo que otros opinan de nosotros.

Cuando hablamos de esto tenemos que tener en cuenta dos aspectos muy importantes. Por un lado hay que ser conscientes de que todo lo que se publica en internet permanece; y por otro, hay que saber que el mecanismo principal de difusión en internet es la copia, es decir, cuando publicamos algo esto empieza a ser replicado múltiples veces. Es por esto que debemos tener en cuenta que todo lo publicado es susceptible de ser localizado, simplemente poniendo tu nombre en el Google (y si no, os invito a que hagáis la prueba).

Lo dicho hasta ahora tiene una clara relación con las redes sociales, estando directamente conectado, ya que son en ellas donde mejor plasmamos nuestra identidad, así como nuestra reputación, pues según Donath y Boyd (2004), estas las podemos entender como public displays of connection, dispositivos utilizados para definir la identidad ante otros. Pero entonces… ¿es conveniente subir ciertas fotos a Facebook, Instagram, etc? En mi opinión no lo es, pues puede influir muy negativamente en nuestra vida profesional, ya que a día de hoy es muy probable que en una entrevista de trabajo pregunten por tus redes sociales, poniendo en peligro tu puesto de trabajo si estas demuestran ciertos aspectos de tu vida “personal” que pudiesen indicar cierta irresponsabilidad. Por otro lado, Roberto Carreras (2010) aporta un aspecto muy importante sobre la reputación online, y es que no sólo se configura a través de los comentarios o críticas que se producen en estas redes sociales como mencionábamos anteriormente, sino que también se configura a través de la capacidad que tiene la entidad a la hora de gestionar esas plataformas virtuales que permiten están en continuo contacto, un apunte que me parece muy interesante y el cual unnca había pensado. ¿Vosotros?

Como bien tengo dicho en otras entradas, las redes sociales siempre nos aportan y nos quitan algo, pudiendo llegar a ser muy perjudiciales tanto para un sujeto como para los demás. Si pensamos como pedagogos y pedagogas… ¿Qué creéis que podemos hacer para poder prevenir sobre los riegos que tiene publicar de todo en las redes sociales?

 A día de hoy se realizan numerosos talleres informativos en los centros educativos pero que no terminan de captarse adecuadamente por parte de los alumnos. Además, también existen numerosos recursos on-line que podemos utilizar, como por ejemplo la página web pantallas amigas. Personalmente pienso que los pedagogos aquí cubren una gran función, pues hace falta educar en todo lo digital, y no sólo a los alumnos, sino también a los padres y profesores, ya que ambos son un núcleo fundamental en la educación tanto de los niños como de los adolescentes.

Desde mi punto de vista, os aporto como realizaría yo un taller dirigido a los adolescentes con el fin de concienciar sobre los peligros que tiene el mal uso de las redes sociales:

Lo primero que haría sería informar a los alumnos sobre los puntos tanto positivos como negativos del uso de internet, y sobre todo de las redes sociales. Después, elaboraría un juego de rol, en el que un alumno va a actuar como ciberacosador y otro como ciberacosado, mientras que el resto de la clase actuaría como los usuarios que son conscientes de lo que está sucediendo, actuando si lo ven adecuado, y ya por último, se finalizaría el taller con una reflexión de los propios alumnos, explicando cómo se han sentido durante el desarrollo, cómo actuarían en caso de que la escena fuese real…

¿Qué opináis?

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Alonso, J. (s.f.). Identidad digital y reputación online. Consultado el día [19 de abril de 2016]. Recuperado de http://www.evocaimagen.com/cuadernos/cuadernos5.pdf

Carreras, R. (2010) “Lo que no es y podría ser la reputación online”. Disponible en http://robertocarreras.es/lo-que-no-es-y-podria-ser-la-reputacion-online/

Donath J. & Boyd D. (2004). Public displays of connection. Technology Journal, 22 (4), pp. 71-82

Comentarios

  • Maria Saco Cuartero

    Hola Natalia! Antes de esta clase expositiva, yo ya he provado a poner mi nombre en Google, y ver todo lo que sale al ponerle, incluso en algún caso tienen aparecido fotos del periódico cuando yo competía y se ponían los nombres de todos los niños. Había escuchado que en las entrevistas de trabajo preguntaban por la existencia de redes sociales, lo que no tenía tan claro era si miraban por Google, pero ayer pude saber que si. Y por este motivo, yo creo que se debe pensar muy bien la foto que se sube a las redes sociales, claro que en el momento de subirla no se piensa en la repercusión que esta puede tener, pero teniendo conocimiento de lo que puede ocasionar una foto a la hora de buscar un trabajo se debería pensar muy bien.

    Estoy de acuerdo contigo con que como pedagogos hay mucho trabajo en este tema, y que no solo son los alumnos los que necesitan información sobre la identidad digital y las distitnas repercusiones, sino que opino como tu, que tambien los profesores y los padres necesitan de esta información, porque no todos son conscientes de esto. 

    La opción que proporcionas como manera de concienciar a los alumnos me parece una buena idea, ya que así pueden ver lo que podría ocurrir en un caso real y ser ellos los protagonistas, ya que yo creo que si no es así, no lo ven tan claro, incluso pasan del tema porque no llegan a creer que eso puedo pasar.