¿Quién no tiene identidad digital?

Hace unos días subí una entrada sobre la identidad digital, en ella al principio comentaba mi tendencia a relacionar este término únicamente con los riesgos que a él se asocia. Tras la lectura de varios documentos y una profunda reflexión llegue a comprender que era la identidad digital y qué papel jugaba la educación en este tema. Durante la sesión expositiva de ayer, en la que hablamos justamente de esto, aparecieron diversos argumentos y ejemplos que complementan muy bien dicha entrada.

Se habló de los riegos en la red y de cómo todo aquello que ocurre en el entorno virtual y pensamos que no tiene consecuencias sí las tienen en la vida “real”. Y no solo eso sino, que las consecuencias van más allá del mundo individual. Visualizamos diversos ejemplos plasmados en noticias que mostraban como determinadas acciones podían crear una identidad digital negativa y por ello, era necesario tener mucho cuidado.

¿Es mejor entonces no tener digital? Alguno pueden decir que sí, que si no tienes identidad digital no vas a tener este tipo de problemas pero yo creo que están equivocados ya que, tampoco es bueno no estar en la red. Hoy en día es casi imposible no tener identidad digital, si tu no subes nada alguien subirá una foto tuya o cualquier entidad pública colgará datos tuyos, ¿no es mejor que tú mismo controles esto? Al igual que puedes crearte una imagen digital negativa ésta también puede ser positiva si tú quieres, vimos varios ejemplos como la creación de un currículo virtual.

Creo que justamente esto explica lo que quería decir en mi anterior entrada, la identidad digital no es buena ni mala y por ello no debemos asociar este concepto únicamente a los riesgos que trae consigo sino a los beneficios como por ejemplo, que tu identidad digital te ayude en muchos casos a conseguir empleo. Hablamos en esta sesión de la Ventana de Yohari, técnica que ya trabajamos en la asignatura de Técnicas de Educación y Formación en grupo, me llamo la atención cómo se analizó la identidad digital desde la perspectiva de esta materia. Como vimos la esta técnica se divide en cuatro áreas y la identidad digital se conformar principalmente por el área libre aunque también a mi parecer por el área oculta de cierta manera.

Relacionado con el tema de la identidad (que es lo que una persona piensa de sí misma) nos encontramos con la reputación (que es lo que el resto de la gente piensa de mi identidad), estos conceptos están muy relacionados y está claro que asociado a la identidad digital todos tenemos una reputación online.

El problema de todo esto aparece cuando somos huérfanos digitales y no existe un ámbito claro desde el que alfabetizar digitalmente a la sociedad. Está claro que la educación aquí tiene una responsabilidad y debe ser la primera en dar ejemplo. Muchos jóvenes no son conscientes de que existe una huella digital y de que todo queda en Internet y esto les lleva a estar desprotegidos. Muchos son los riesgos (pornografía, xenofobia, maltrato, violencia…) pero la solución no está en prohibir el acceso a Internet ya que, esto supone prohibir el acceso a demasiadas cosas que afectarían a muchos ámbitos de nuestra vida. La solución es educar en estos aspectos, actualmente ya existen diversos recursos para prevenir los riesgos, conocer los marcos legales, etc. e iniciativas como puede ser Pantallas Amigas.

Me gustaría destacar que la mayoría de recursos de concienciación (videos, publicidad…) siempre colocan a la mujer como víctima de los riesgos de las tecnologías lo que me parece bastante sexista. Además no es el primer video que veo que se centra solamente en quién sube “una foto que no debería” y no en aquellos o aquellas que se aprovechan de ello dejando a la primera persona como la culpable. Sí, debemos tener cuidado con lo que subimos, pero eso no le da derecho a nadie a usarlo en nuestra contra, considero que también hace falta trabajar mucho con todos estos aspectos.

Comentarios

  • Lourdes

    Me gusta tu reflexión. :)

    Has tocado los puntos clave de la expositva y, la verdad, estoy muy de acuerdo con todo. Lo último que mencionas es un punto pendiente que debe ser tratado cuanto antes. Vícitmizar a los culpables y dar lecciones a la víctima me resulta totalmente denigrante.

  • Alba Martín

    ¡Vaya! justo iba a subir una entrada parecida...

    A diferencia, de que también puede ser un aspecto positivo para las empresas a la hora de contratar...

    Quizá haga de abogada del diablo, pero en las empresas pequeñas o medianas es muy importante contar con gente verdaderamente dispuesta (lo digo por experiencia) y la imagen que ofrecemos en las redes, cuando creemos que nadie nos puede juzgar es un elemento que puede ofrecer mucha información.

    Así pues, como todo, podemos apreciar sus pros y sus contras.