¡Cuidado con la huella digital!

En la entrada de ayer introducía el término de huella digital, es un concepto que ya conocía y que ya ha salido varias veces en clase. Por ello, he querido dedicar un poco de tiempo a revisar lo que sabía y no y aprovechar para ampliar información sobre este tema. Cuando alguien habla de huella digital lo relaciono con todo aquello que subimos a Internet y que por mucho que intentemos borrar siempre queda ahí, precisamente como una huella. Justo por eso debemos tener mucho cuidado con lo que subimos y lo que no ya que, probablemente esto va a afectar seriamente a nuestra reputación online/digital.

En la red todo permanece, desde el momento en que publicas algo cualquier contenido es copiado, replicado y almacenado sin límite temporal y retirar dicho contenido es una misión casi imposible. La generación constante de contenidos hace que su seguimiento, gestión y control de la reputación online sea una tarea compleja aunque existen algunas herramientas que podemos utilizar como webmining o textmining que permiten la monitorización y análisis de datos. Es importante comentar que tanto el proceso creativo de identidad digital como la gestión de la reputación online ya cuentan en la actualidad con una normativa legal cuyo desconocimiento e incumplimiento acarrea sanciones e indemnizaciones (Burgueño, 2012).

Hoy en día muchas personas utilizan las redes sociales para encontrar trabajo, un ejemplo es LinkedIn (red social que un miembro de mi grupo amplio en Galipedia). Pero no solo esto, también los responsables de selección de personal están muy pendientes de la reputación digital que tienen los aspirantes a un determinado puesto de trabajo, lo que puede beneficiar o no a dichos aspirantes.

Como nos comentan Diego Pérez (2015), saber administrar la huella que dejamos en Internet para desarrollar una estrategia personal o profesional está adquiriendo una importancia creciente. Es por esto que es muy importante la alfabetización sobre estos temas en los más jóvenes para advertir sobre los riesgos pero también para que aprendan a gestionar y comunicar sus auténticos valores, creencias, sentimientos, habilidades, etc.

Antes de comenzar esta entrada conocía el término de huella digital pero tras documentarme más sobre el tema he descubierto que existen diferentes herramientas para seguir y controlar nuestra reputación online. Además, me he dado cuenta de la importancia de conocer la normativa legal sobres estos temas ya que, estamos bastante desinformados al respecto. Por último, mencionar que no solo es importante trabajar desde la educación para prevenir los riesgos que pueden aparecer como consecuencia de la huella digital si no también enseñar a la sociedad a gestionar y comunicar su identidad y su reputación.

Referencias Bibliográficas

Burgueño, P. (2012). Apectos jurídicos de la identidad digital y la reputación online. AdComunica: revista científica de estrategias, tendencias e innovación en comunicación, 3, 125-142. Recuperado de http://www.adcomunicarevista.com/ojs/index.php/adcomunica/article/view/50/78

Pérez, D. (2015). La huella digital. Escritura Pública, 95, 20-21. Recuperado de http://www.notariado.org/liferay/c/document_library/get_file?folderId=12092&name=DLFE-144134.pdf