Nuestro pasado en las redes

Mientras rememoraba los contenidos de la última clase expositiva y leyendo la entrada que mi compañera Sandra escribía , se me vino a la cabeza que hace no mucho, eramos testigos de como Tuenti, la red social más importante de nuestra adolescencia, anunciaba su cierre definitivo. Personalmente, cuando leí la noticia vinieron a mi mente un montón de recuerdos relacionados con los años en que esta red social era prácticamente la única que tanto mi entorno, como yo, utilizábamos. Esto me hace pensar en la volatilidad de las redes sociales y a su vez, el valor que estas tienen a nivel personal, ya que han conseguidor convertirse en los nuevos álbumes de fotos del siglo XXI y que sin duda alguna nos permiten revivir nuestro pasado casi al milímetro.

En la última clase expositiva hemos hablado sobre la "huella digital" y sus consecuencias, pero...¿realmente estamos sufriendo los efectos de este fenómeno? En mi experiencia como usuario, y tal y como recoge Oliva (2012), creo que a día de hoy tenemos un control bastante ámplio para dosificar o regular nuestra presencia en las redes. Todas las redes sociales disponen ya de mecanismos que garantizan en cierta medida nuestra privacidad, siendo nosotros los responsables últimos de la gente con la que compartimos nuestra información.  Evidentemente, no podemos evitar aparecer en una fotografía, pero si podemos evitar que esa fotografía se relacione con nosotros. Tenemos la capacidad de decidir lo que compartimos y con quién lo hacemos, pero...¿por qué tendemos a crear una imagen hiperpositiva de nosotros para proyectarla en las redes?  Este es el problema verdadero, el ansia por proyectar una visión perfecta de nuestra persona, una muestra de hipocresía elevada al más alto nivel. ¿Acaso hay alguien que no haya salido de fiesta? ¿Hay alguien que siempre se comporte de acuerdo a lo establecido? La respuesta es no, por mucho que intentemos ocultarlo.   

Tratamos de ocultar la realidad en lugar de normalizar el hecho de compartir con naturalidad, lo que genera en definitiva  la inaceptacion de la realidad y nos aleja del objetivo de lad redes sociales: compartir en tiempo real nuestra vida.

Referencias: 

-Oliva,C. (2012). Redes sociales y jóvenes: una intimidad cuestionada en internet. Aposta revista de ciencias sociales,(54) ,pp 0-16

 

Comentarios

  • Borja

    Hola Adán! Pues muy bien tu entrada. Estoy de acuerdo contigo en todo lo que has comentado.

    Como bien sabemos todas las personas jóvenes tenemos una identidad digital, es decir, dejamos una imagen propia tras una interrelación con otros usuarios y una publicación de determinados contenidos. Existe una garantía de privacidad, por lo que somos nosotros los únicos responsables de lo publicado a nuestro nombre. El mayor problema con la red Tuenti es que la hemos usado en períodos muy tempranos, desconociendo en gran medida las posibles consecuencias de publicar contenidos, imágenes, vídeos, etc. La usábamos a diario sin ningún tipo de control, publicando de manera regular no centrándose en la realidad, sino intentando lograr que los usuarios tengan una imagen ideal positiva acerca de nosotros. A día de hoy con Facebook la situación ya resulta diferente. Aquí ya controlamos más el uso de la red, ya nos oponemos en alguna medida a publicar contenidos o imágenes siendo más responsables de la huella digital que creamos.

    Por suerte, a día de hoy decir que aun podemos recuperar las fotografías de Tuenti que publicáramos en años anteriores a pesar de ese cierre de la red. Si se realizase una comparación entre lo publicado en período de adolescencia en Tuenti y lo que publicamos a día de hoy en otras redes se reflejaría una diferencia, por lo que debemos tener cuidado cada día que pasa de publicar una imagen digital considerable.

    Un saludo

  • Ruben-Lopez

    Ola Adán! polo que a min respecta creo que o peche de tuenti para moitas persoas (entre as que me inclúo) da nosa xeneración foi positivo, posto que considero que hai anos atrás non reflexionabamos antes de comentar ou subir calquera información, xa foran comentarios,fotografias, vídeos etc xa fora por inmadurez ou por descoñecemento. Agora venme o recordo unha declaración que fixo Will Smith fai un tempo, ca que non podo estar máis dacordo 

    Polo tanto penso que sería necesario algún tipo de materia sobre o emprego das redes sociais, concienciando dos seus riscos, xa que hoxe en dia teñen unha gran influencia na vida das persoas como podemos ver a diario.

    Un saúdo.

  • Laura

    Buenas noches Adán!
    Estoy muy de acuerdo contigo en lo que dices, y como he dicho en alguna de mis publicaciones anteriores, intentamos crear una imagen sobre nosotros/as mimos/as que, en muchas ocasiones no tiene que ver con la realidad; queremos dar a ver nuestra mejor cara, siempre positividad y una persona que realmente no somos, simplemente por mostrar lo que los demás quieren ver. Queremos crear una personalidad única, pero sin embargo, estamos creando personas totalmente iguales dónde lo único que les importa es dar una buena imagen hacia los demás.

    Por otro lado, me ha encantado la imagen que ha compartido Rubén y comparto totalmente su opinión, ya que hoy en día, sobre todo los adolescentes, no tienen ningún tipo de control en las redes sociales pero tampoco nadie les educa en los riesgos que pueden sufrir en ellas. Te invito a que veas uno de los vídeos que he publicado en mi última publicación dónde se muestra la repercusión que pueden tener las redes sociales.

    Un saludo

  • Adán Acevedo García

    A verdade é que o máis preocupante de todo é que, ainda que a nosa xeración foi autodidacta no tema das redes sociáis, agora que se intenta guiar ós rapaces no seu uso resposnable, é cando máis irresponsabilidade se pode ver!

  • Ángela

    Buenos días Adán! Tuve el mismo sentimiento en cuanto me enteré de que tuenti iba a cerrar, MIS FOTOS. Todos mis recuerdos con amistades pasadas, vivencias vividas. Todos aquellos recuerdos que habían marcado mi adolescencia. Personalmente, creo que a todos en mayor o menos medida nos importa la imagen que ofrecemos a los demás. Sin embargo, yo me acuerdo que cuando utilizaba tuenti y subía fotos no me paraba a mirar si salía bien o si salía mal, daba igual como salieramos que nos ibamos a reir de nosotras mismas.

    Ahora es diferente, creo que el significado que tiene subir una foto a la red actualmente ha cambiado totalmente. También opino que los adolescentes han crecido con otras tecnologías diferentes a nosotros y con otra mentalidad. Que nosotros ya somos un poco mayores para poder diferenciar lo que está bien y lo que está mal, pero ellos todavía lo saben.

  • Kimberly Navas

    ¡Hola! La verdad es que concuerdo con Ángela en todo lo que ha aportado. Antes, durante mi etapa adolescente me daba igual como salía en las fotos, pero creo que eso a parte de mi indudable inmadurez. también afectaba que no existía tanto acoso en las redes. 

    Además, la imagen no era tan importante como lo es ahora. 

    En fin, si recapitulamos todos las fotos, vídeos y entradas que hemos subido en nuestro Tuenti hasta el dia de hoy en Facebook, podemos ver que hemos madurado!