Pizarras digitales.

¡Buenas tardes compañeros y compañeras!

Después de la clase expositiva que tuvimos el día de ayer, me he parado a pensar y reflexionar sobre el uso de las tecnologías en el aula, más concretamente el uso de las pizarras digitales.

Al rededor del año 2000 se implantaban en muchos centros españoles las famosas pizarras digitales. Este nuevo instrumento prometía acercarnos un poco más a la ansiada “escuela del futuro”.

De acuerdo a algunos estudios recopilados por la British Educational Communications and Technology Agency la utilización de las pizarras digital conllevaba numerosos beneficios. Entre ellos estaba el aumento de la eficacia y eficiencia en el proceso de enseñanza ya que las clases resultaban más atractivas, se aumentaban las oportunidades de participación y discusión etc. Bien es cierto que todos los estudios sobre este tema apuntaban a un cambio en a educación española. Sin embargo esto no fue así, ya que estas pizarras no se implantaban en todos los centros educativos.

Durante todo este proceso había aspectos y problemáticas asociadas a la pizarra digital que no se mencionaban.

-Las infraestructuras de los centros. Las pizarras solo podrían ir destinadas a aquellos centros que estuvieran dotados de unas infraestructuras óptimas, por lo que los centro con menos recursos se quedarían asilados.

-Formación didáctico-tecnológica para el profesorado. Todos aquellos profesores que utilizasen estas pizarras deberían recibir una formación previa. Sin embargo, en muchos casos esto no ocurrió así.

-Voluntad de cambio. Una transformación tan grande en ella educación debería estar apoyada por la voluntad del personal docente y discente. Sin embargo, en la sociedad española temíamos y tememos los cambios.

Para terminar, me gustaría reflexionar sobre todo lo mencionado.A pesar de la incorporación de las TICs en la educación española el método de enseñanza está muy lejos de un cambio. Desde mi punto de vista, nosotros como pedagogos, debemos concienciar a la sociedad de la importancia del buen uso de las tecnologías en la educación. Este cambio debe ser gradual y debemos ser consciente de que es un proceso largo en el que todas aquellas personas que se dediquen a la educación deben implicarse.

Gracias a esta asignatura, he dado importancia a numerosos aspectos que antes no creía relevantes, y que poco a poco, voy intentado integrar en mi método de trabajo.

 

Bibliografía

BECTA (British Education Communication and Technology Agency) (2003). What the research says about interactive whiteboards. Recuperado de: http://www.becta.org.uk/page_documents/research/wtrs_whiteboards.pdf>

BLESA, José Antonio (2002). Aulas Autosuficientes: primeros procesos de seguimiento y evaluación. Recuperado de : <http://dewey.uab.es/pmarques/arino.htm>

Freire, P. & Macedo, S. (1989) Alfabetización. Lectura de la palabra y lectura de la realidad. Madrid: Paidós/MEC.

 

 

 

Comentarios

  • Vanesa Mesias

    Hola Carlota! No pongo en duda que el uso de las pizarras digitales conlleve numerosos beneficios pero esta tecnología por sí sola no va a mejorar el sistema educativo, debemos utilizar una metodología adecuada y tener en cuenta otros factores de cambio que intervienen en la enseñanza. Además, esto me recuerda a una idea que salió varias veces en clase y es que, no estamos innovando de ninguna manera si lo único que hacemos es seguir trabajando de manera tradicional pero en formato digital. No hubo un cambio real respecto a esta tecnología pero no por ello debemos abandonar su uso, es necesario estudiar bien sus potencialidades y mejorar la formación del profesorado pero como tú comentas estos cambios deben ser graduales.

  • Maria Saco Cuartero

    Hola Carlota! Referente a lo tratado en tu post, estoy de acuerdo contigo en el sentifo que el cambio tiene que ser gradual, y se tienen que pasar por las modificaciones necesarias. Con la introducción de las pizarras digitales no se realizaron las modificaciones que realmente se necesitaba, en aquellos centros donde se instalaron, aunque considero que el aspecto más importante es la formación de los profesores, porque muchos no están preparados para un cambio tan repentino.

    Además, destacar que al no ser mencionados los perjuicios de esta novedad, no se pudieron realizar los cambios, ya que yo personalmente nunca escuché los aspectos negativos que tratates, considerando estos aspectos como los importantes, ya que los positivos podrán ser o no, dependiendo de como se utilicen o de las situaciones.

    Lo mejor sería un cambio poco a poco, comprobando que de verdad es positivo para un grupo de alumnos o otro.

    Un saludo!

  • Cristina Ramos

    Estoy totalmente de acuerdo con Vanesa, además de un avance tecnologíco y gradual, como tu bien dices, es necesario tambien otros factores de cambio que nos ayuden a mejorar nuestro sistema educativo, ya que como todos sabemos a día de hoy es bastante pésimo. Posiblemente en la zona británica, que goza de unas buenas prácticas educativas, de un sistema educativo estable y de unos colegios de gran calidad, estas pizarras mejoren su rendimiento académico, pero creo que aquí, en España, con ellas o sin ellas, los resultados van a ser los mismos. Gracias por el post Carlota!

  • Carlota Martínez

    ¡Buenas tardes chicas!

    Creo que me he expresado mal o quizás no se ha entendido lo que quería decir. Con esta entrada, lo que pretendía era hacer una pequeña crítica al futuro de éxito que nos prometían las pizarras digitales, ya que todo todo el dinero invertido creo que se pudieron aprovechar mucho mejor e introducirlas en los centro educativos de una forma muy distinta.

    Estoy totalmente de acuerdo que para innovar debemos modificar nuestra metodología de trabajo y no simplemente incorporar nuevos elementos. Un cambio en la enseñanza comenzaría por centrar todo el proceso de aprendizaje en el alumno.

    Un saludo