Competencia digital y medidas políticos

Las campañas políticas actuales centran la mejora de la educación en la adquisición de competencias digitales para “poder equipararnos al nivel que poseen otros países”.

Pero… ¿Cómo se ocupan de que en los centros se adquieran dichas competencias? Lo más lógico, por lo menos desde mi punto de vista, sería desarrollar una asignatura específica con profesores especializados en competencias digitales; o bien, incluir en el temario de las asignaturas presentes una competencia digital relacionada a determinadas materias.

Pues bien, los políticos no están de acuerdo conmigo. Ellos opinan que con realizar una cuantiosa cantidad de dinero público en dotar a los centros de material didáctico tecnológico es suficiente. Pongamos el ejemplo de Argentina; ya que, mirar en nuestro propio reflejo es doloroso.

En el período comprendido entre 2004-2007, el gobierno argentino dotó a 10.400 centros con equipamientos tecnológicos, defendiendo que lo hacía para reducir la brecha digital existente. Además ofrecieron formación gratuita a los profesores para la “alfabetización digital”. ¿Cuál fue el problema? Para la mayoría el concepto de alfabetización digital supone saber manejar un ordenador y, por supuesto lo consiguieron; pero no adquirieron competencias digitales que les permitiesen comunicar a sus alumnos el significado de estar en red.

Por tanto, en mi opinión antes de apoyar una campaña educativa acerca de la tecnología sería necesario informarse de qué es lo que se debe impartir, a quién debemos formar y como y, por supuesto, crear un programa que incluya todos los aspectos necesarios de alfabetización digital. Considero que estos conocimientos son más económicos y útiles que dotar a los centros de materiales y herramientas que no saben usar adecuadamente, y es que… ¿cómo pretendemos que un docente imparta unos conocimientos que desconoce?

 

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA:

Levis, D. (2005). Alfabetización digital: entre proyecto educativo y  estrategia político-comercial.  El caso argentino. Rosario, Argentina.

Comentarios

  • Ariana

    Hola Alba¡¡ Estoy totalmente de acuerdo contigo. Podemos observar como a menudo los gobiernos destinan una gran parte de sus presupestos para dotar a los centros de la tecnología de última generación como pizarras digitales, proyectores, netbooks... pero sin embargo no destinan nada a la inversión en cursos formativos para que los docentes aprendan a usar las TICs. Con frecuencia los profesores no realizan un uso adecuado de las tecnologías educativas, y no porque no quieran, si no porque realmente no saben como usarlas. Quizás como pedagogos debamos replantearnos esta cuestión, ya que existe una gran necesidad de formación en los docentes para usar las TICs. El problema es que la mayoría de las veces, los gobiernos no cuentan con la opinión de los profesionales de la educación, quiénes podrían alertar sobre la amplia necesidad de recibir formación de este tipo. Un saludo ¡¡