Tecnoadición

Hola chic@s! Hoy me gustaría tratar uno de los temas vistos en clase y que más me preocupan, ya que considero que es importante la concienciación de los mismos. En anteriores post ya hice diferencia a algunos de los peligros en la red, pero en este caso quiero hablar sobre la tecnoadición. Sobre este aspecto ya hablaron varios de mis compañeros pero me gustaría profundizar en él personalmente.ç

La llegada de las TICs llevo a una revolución en la sociedad, pasando de ser un facilitador de comunicación a ser imprescindible tener un teléfono móvil. Al igual que las TICs ayudan a proporcionar información también pueden provocar adiciones, haciendo que una persona sea dependiente de la tecnología, llegando ésta a afectar en el comportamiento de la persona.

En Pantallas Amigas encontré el siguiente vídeo en el que se ve la adición de un niño a los videojuegos.

Según un psicólogo especialista en adolescente, Gabriel Bello, la tecnoadición se considera como el uso obsesivo de los dispositivos digitales así como los videojuegos, se crea una dependencia que puede llevar a otro tipo de adiciones.  Este psicólogo considera importante la preocupación de los padres sobre el comportamiento de sus respectivos hijos en cuanto a los dispositivos electrónicos, al igual que el tiempo que pasan con estos aparatos. Este aspecto no lo veo reflejado en la realidad, ya que la mayoría de los padres no se preocupan por la utilidad que hacen sus hijos de los dispositivos electrónicos, incluso proporcionándoles estos dispositivos cada vez con menos edad. Del mismo modo, los padres no tienen un control del tiempo que utilizan en las nuevas tecnologías, ya que cuando son pequeños les dan un dispositivo para que no “molesten”  y estén entretenidos.

Aunque este psicólogo también destaca los aspectos positivos que proporciona la tecnología, como la comunicación instantánea o compras on-line, aunque el uso excesivo hace que se conviertan en negativos. Personalmente, considero de utilidad la tecnología a la hora de proporcionar información, aunque se puede provocar una intoxicación de información, aspecto tratado en clase.

Existen varios comportamientos para conocer si un adolescente es adictivo a las tecnologías. Se considera que es adictivo cuando pasa más de 90 minutos diarios con un dispositivo, pierde prácticamente el contacto con su entorno, se muestra irritable al interrumpirlo, deja de lado sus deberes y los estudios por estar en las redes sociales, cuando está conectado durante las reuniones de amigos o familiares.

¿Basándose en estos aspectos, quien no es tecnoadicto? Considero que la mayoría lo somos, y quien lo niegue estará mintiendo, ya que actualmente un adolescentes pasa todo el día enganchado a las redes sociales. Al igual que se puede ver cuando quedan varios amigos y cada uno está con su móvil sin mantener una interacción entre ellos. Esto se observa en un bar o en un parque, pero personalmente también lo tengo vivido, incluso en situaciones me tengo sentido “mal” hablando para gente que está pendiente de su móvil en todo momento prestando la mínima atención a lo que se dice.

Esta adicción tiene una serie de consecuencias, siendo la mayoría de ellas negativas para la persona, estas puede ser el descuido y abandono personal, inmadurez psicológica y social, intolerancia a la frustración, etc. Y conociendo los efectos negativos, ¿porque no se hace nada al respecto?

¿Consideráis que el problema está solo en los adolescentes? Respecto a esto, creo que esta adicción actualmente se está dando en todas las edades, y no solo en los adolescentes.

Personalmente considero que actualmente la culpa empieza a ser de los padres, ya que son los primeros que les dan un móvil a sus hijos por muy pequeños que sean para que se entretengan. Cada vez los niños saben utilizar un móvil desde muy pequeños, yo me acuerdo cuando tuve mi primer móvil tendría aproximadamente 11 o 12 años y no existía nada de internet en el móvil. Pero con relación a mi hermano mayor, tuve antes yo un móvil que él, llevándonos tan solo 3 años y medio. Sin embargo, mi primo pequeño tuvo un móvil con tan solo 8 años pero sabiendo utilizarlo desde que era mucho más pequeño, ya que sus padres le dejaban sus móviles para que no “molestaran”. Pero, ¿Cuántos padres actúan de esta forma? Podría afirmar que la mayor parte de los padres tienen el mismo impulso, llegando a hacer que desde pequeños los niños se conviertan en dependientes de un móvil para pasarlo bien. Por lo que, cada vez se ven menos niños en los parques, ya que no necesitan ir al parque a jugar con otros niños para divertirse, actividad que realizábamos antes; personalmente, considero más entretenido y educativo jugar e interactuar con iguales que estar delante de una pantalla durante todo el día.

Personalmente, creo que como futuros pedagogos y pedagogas debemos plantearnos un cambio en esta sociedad, para poder cambiar la introducción de las nuevas tecnologías en los niños más pequeños. ¿Qué opináis vosotr@s?

 

Bibliografía:

http://www.protecciononline.com/%C2%BFque-es-la-tecno-adiccion/

http://www.pantallasamigas.net/otros-webs/tecnoadiccion-es.shtm

Bello, G. La tecno-adición. Recuperado de http://www.gabrielbello.com/index.php/multimedia/articulos-de-interes-para-adolescentes-y-sus-padres/170-la-tecno-adiccion   

Comentarios

  • Vanesa Mesias

    Hola María! Como se suele decir, todo en exceso en malo y con las nuevas tecnologías nos estamos excediendo bastante. Pero desde mi experiencia, cuando más mayores nos hacemos mejor utilizamos las tecnologías por lo menos esto es lo que veo en la gente que me rodea. Hace unos años todos estábamos obsesionados con las redes sociales pero ahora veo que cada vez las personas de mi entorno más cercano están gestionando mejor este tema. Ahora sí, lo que comentas de los padres es totalmente cierto pero creo que esto es algo nuevo para ellos y necesitan aprender cómo educar a sus hijos en este nuevo mundo (que también es nuevo para ellos). 

  • Ledicia Veloso

    Hola María, considero que en verdad, cada vez estamos más “enganchados de las tecnologías” aunque debido a la información que tenemos cada vez más y los problemas (sobre todo físicos) que provoca estar tanto tiempo con un dispositivo, comenzamos a recapacitar sobre el uso que le damos, y a poner remedio, o al menos a intentar dejar de darle ese uso tan abusivo.

    Estamos en un punto en el no concebimos la vida son un aparato con el que comunicarnos, con el que tener la información en el preciso instante en que queremos, buscar una localización… y echamos mano de él para cualquier cosa. Mirar la hora, comprobar llamadas, hasta nos despertamos gracias a ellos!

    Considero que esta dependencia puede convertirse en un gran problema, como claramente se ve en la sociedad de hoy en día, y debido a que esta dependencia se da en edades tempranas, no son conscientes del daño que se están causando.

    No considero como dices, que la culpa sea de los padres por darles un teléfono móvil a edades tempranas. Desde mi punto de vista, la culpa reside no en el hecho en sí de dotarlos de los aparatos, sino en el error de no educar a los niños/as sobre su uso, no ponerle limitaciones ni darle unas pautas de utilización. Como adolescentes que son, carecen conocimiento sobre los peligros que pueden tener, sociales, de salud… y es, desde un primer lugar en casa, obligación de los padres de enseñárselo.

    Saludos!

  • Aida García

    Hola María! Interesante entrada, respondiendo a la pregunta que lanzas coincido contigo en que el problema de la adicción a la tecnología no solo está en los adolescentes, sino en personas de todas las edades. Siempre se señala a los adolescentes cuando se habla de este tema, pero son muchas las personas adultas que también son tecnoadictos, o incluso niños pequeños que no se pueden despegar de la tablet o del móvil de los padres, pero como bien dicen mis compañeras el problema no está en darles los dispositivos sino en no saber cómo y cuando dárselo, tiene que haber unos límites. 

    Desde mi punto de vista creo que el que los niños empleen la tecnología es algo positivo siempre que sea de una forma controlada y no sea excesiva, ya que para mí aporta más cosas positivas que negativas. Casos como los que dices tú en que los padres les dejen los móviles constantemente para que no molesten, son los que provocan en el niño aquellas causas negativas como la adicción a estos dispositivos. 

  • Paula Rodriguez

    Hola María! Estoy de acuerdo contigo en las reflexiones que planteas en la entrada acerca del peligro de las tecnologías en edades tempranas actualmente, como también en que en muchos casos la culpa es de los padres.

    Ayer subí una entrada al blog acerca del uso de las TIC en las aulas pasando por las redes sociales como parte de las TIC, y respecto a ese tema es cierto que lo primordial es darle un buen uso y aunque cada vez el inicio del contacto con el mundo virtual se realiza a edades más tempranas,también es verdad que sobre todo a esas edades hay que controlar el uso de internet en los niños ya que en ocasiones no son conscientes de los peligros que supone un mal uso de las redes sociales por falta de información (que también expliqué en blogs anteriores).

    Pero creo que, dentro del ámbito de las aulas,un uso responsable de las TIC y siempre supervisado por el docente puede ser constructivo e implementar el interés y la motivación de los alumnos, aunque nunca se deben dejar del lado las advertencias sobre un mal uso; todo esto sin olvidar que actualmnte la tecnología está prácticamente presente en todos los ámbitos de la sociedad volviéndose imprescindible en muchas ocasiones.