Plan Escuela 2.0

En la actualidad los sistemas educativos de todo el mundo se enfrentan al desafío de utilizar las TIC para proveer a los alumnos con las herramientas y conocimientos necesarios que se requieren en el siglo XXI.

En 1998, el Informe Mundial sobre la Educación de la UNESCO, Los docentes y la enseñanza en un mundo en mutación, describió el gran impacto que tiene la utilización de las TIC en los métodos convencionales de enseñanza-aprendizaje augurando también la transformación de dicho proceso y la forma en la que los docentes y discentes acceden al conocimiento y a la información.

Por ello, el diseño y la aplicación de programas que utilicen las TIC son un elemento clave para lograr reformas educativas profundas y de amplio alcance. Uno de los proyectos educativos que más conmoción ha causado es el llamado Plan Escuela 2.0 cuya finalidad es adaptar al siglo XXI los procesos de enseñanza-aprendizaje dotando al alumnado de las herramientas y conocimientos necesarios para su desarrollo académico y personal eliminando las barreras causadas por la brecha digital. Para aquellos que no lo sepáis, la brecha digital se define como “la separación que existe entre las personas que utilizan las TIC como una parte rutinaria de su vida diaria y aquellas que no tienen acceso a las mismas y aunque las tengan no saben cómo utilizarlas” (Serrano. A, 2003).

En los tiempos que corren, fomentar el uso de las TIC en el aula es indispensable para así adaptar el sistema educativo a esta sociedad cambiante y en plena evolución. Sin embargo, ¿están los profesionales de la educación preparados para asumir la implantación de este tipo de proyectos educativos?

La introducción de las tecnologías en el ámbito educativo supone un gran cambio en la dinámica de las funciones docentes y del proceso de enseñanza-aprendizaje. Ante esta situación, se requiere que el profesorado tenga una formación específica para que sepan manejar de forma adecuada y pedagógica las TIC y así dar lugar a metodologías innovadoras de enseñanza. Esto también supone un cambio en el rol del docente ya que pasa de ser un simple trasmisor del conocimiento al conductor del conocimiento aprovechando al máximo los recursos que estén a su alcance.

Considero que no todos los docentes tienen la formación ni los conocimientos necesarios para acoger al 100% este tipo de proyectos educativos. Por ello, la formación de los docentes ante esta nueva propuesta  debe ser más pedagógica que tecnológica ya que las nuevas tecnologías implican un cambio en la forma de impartir clases en el aula.

¿Qué pensáis vosotros?

 

Mestres, L. (2010). ¿Están preparados los profesionales de la educación para asumir la implantación del Plan Escuela 2.0? Educaweb. Recuperado de http://www.educaweb.com/noticia/2010/01/11/estan-preparados-profesionales-educacion-asumir-implantacion-plan-escuela-2-0-4027/

Serrano, A. y Martínez, E. (2003). La Brecha Digital: Mitos y Realidades. México: Editorial UABC.

Comentarios

  • Jesús López

    Ola Leti!

    Penso que a formación dos docentes nesas novas propostas dependerá das súas carencias. Nalgúns casos, si serán docentes que saiban usar as novas tecnoloxías pero non teñan os coñecementos pedagóxicos necesarios para unha correcta aplicación. Coma ti ben dis, nestes casos a formación será máis pedagóxica ca tecnolóxica.

    Por outra banda, existe outro tipo de docentes que non posúen coñecemento ningún sobre  TICs, polo que podemos descartar calquera tipo de aplicación pedagóxica das mesmas. Neste caso, a formación deberá ser primeiramente tecnolóxica. De todos xeitos, o que si queda claro é a importancia da formación tanto inicial coma continua dos docentes.

    Un saúdo!

  • Cristina Arcos Caamaño

    Buenas tardes Leti, me he interesado por tu entrada ya que me has invitado a leerla en un comentario que me has hecho en mi entrada "Escuela 2.0".  Después de leer tu entrada me reitero en las conclusiones que había sacado con la búsqueda que he realizado 

    Los docentes no están preparados ni cualificados para poder realizar una  enseñanza apropiada de las Tic´s, pero tampoco existe ningún  programa ni ley que invite a que se realice unos estudios minuciosos sobre estos temas, puesto que la gran variedad de proyectos que han existido en España son capaces de erradicar el analfabetismo digital existente en una sociedad que gira en torno a la tecnología. Pero ¿la culpa es de los docentes? Bajo mi punto de vista los docentes no tienen las cualidades ni los medios necesarios para poder impartir conocimiento sobre este ámbito, puesto que en  algunos casos los mismo alumnos saben manejar mejor las herramientas digitales que los profesores.

    La tecnología tendría que estar presente como una formación continua y permanete, puesto que el conocimiento adquierdo hace 5 años, de poco nos sirve para desenvolvernos con las herramientas que se ofrecen hoy en día. Para que exista una formación continua para el profesorado tiene que exisitir una ley que englobe estas competencias y no solo que se ciña a equipar los colegios con material educativo que nadie sabe utilizar.

    Por ello es una cuestión con transfondo en el que toda la sociedad, desde los ciudadanos asta los que se posicionan en altos cargos deben estar concienciados con qué se debe hacer, y sobre todo cómo se debe hacer para que las generaciones futuras tengan adquirida la competencia digital de una manera positiva y eficaz para el mundo digital en el que vivimos.