Escuelas 2.0

En relación al tema tratado de las Escuelas 2.0 en la última expositiva, me dediqué a buscar información y noticias acerca del mismo y encontré una noticia muy interesante en donde se recoge este concepto y más concretamente, el boletín digital.

Han sido tres emprendedores los que han creado este sistema con el objetivo de que las instituciones educativas ahorren tiempo en las cuestiones operativas para centrarse en lo pedagógico, que es en realidad lo importante y han innovado y modernizado el sistema como tal, aprovechando de manera efectiva los contenidos digitales y las TICs. Este boletin digital que ya es una realidad en algunas escuelas argentinas y es un sistema online que reemplaza por completo los boletines tal y como los conocemos, es decir, en papel. Además de eso, también permite que los padres, docentes y alumnos pueden ver las faltas de asistencia, las sanciones y las comunicaciones generales. Así pues, esto permite que los padres tengan un control más concreto y detallado del desarrollo de sus hijos en los colegios. Cabe destacar que este programa cuenta con un periodo de prueba de tres meses en donde los usuarios aprenderán a familiarizarse con él.

Creo que las instituciones podrían hacer un buen uso de este nuevo sistema, llegando a todas las escuelas para que todo el alumnado pueda disfrutar de las mismas ventajas, ya que pienso que es una buena iniciativa que ayuda a tener más contacto entre el docente y las familias, ya que muchas veces surgen complicaciones para llevar a cabo un encuentro y a través del boletín digital, los padres en cualquier momento pueden ver cómo han evolucionado sus hijos, qué problemáticas van presentando o simplemente su evolución en clase. Se debe de aprovechar las nuevas tecnologías de información y comunicación enfocadas en el ámbito pedagógico y de la educación para conseguir mayores ventajas y beneficios para las futuras generaciones. Es cierto que existen grandes diferencias entre unas escuelas y otras, entre unas zonas de España y otras, pero poco a poco y a través de este tipo de iniciativas conseguiremos que todas las escuelas disfruten de los mismos beneficios, ya que se trata de acompañar a las instituciones y de ir adaptando cada producto a su realidad. Si os interesa, podéis leer la noticia completa aquí

¿Qué pensáis acerca de esta nueva iniciativa?

 

Webgrafía:

El eco de tandil (2016). Escuelas 2.0: llegó el boletín digital. El eco. Extraído el 30 de abril de 2016 desde http://eleco.com.ar/la-ciudad/escuelas-2-0-llego-el-boletin-digital/

 



 

Comentarios

  • Leti Carrera

    Hola Melisa.

    Este tipo de iniciativas son necesarias para que todo tipo de instituciones puedan aprovechar al máximo los beneficios que proporcionan las nuevas tecnologías. Respecto a las instituciones educativas, éstas muestran un escaso avance en el tema por lo que no sólo basta con imponer un cambio, sino más bien acompañar a las instituciones adaptando cada "producto" a la realidad. Una de las grandes ventajas de esta propuesta es que establece relaciones directas entre todos los agentes educativos (docentes, alumnos, padres, etc.) lo que permite que toda información que se tiene de los alumnos esté actualizada y disponible para que cualquier estudiante reciba apoyo adecuado teniendo en cuenta sus necesidades formativas. Y esto es imprescindible para un correcto proceso de enseñanza-aprendizaje.

    Un saludo.

  • Nuria Recouso

    Hola Melisa! 

    Considero que esta propuesta es buena para aquellos padres que a lo mejor por cuestiones laborales no puedan asistir a tutorías para ver el rendimiento de sus hijos, y como dijo nuestra compañera Leti, también es útil para crear relaciones directas entre los distintos agentes educativos. Considero que en la actualidad, deberían estar más integradas las nuevas tecnologías en la escuela ya que se mejorarían ciertas funciones a nivel administrativo, educativo...

    Pero, por otro lado, puede llegar a ser una propuesta que fomente la desigualdad cuando las funciones que realice el boletín sustituyan las mismas en la vida offline, pues se fomentaría la brecha digital en las comunidades educativas, ya que no todo el mundo cuenta con Internet en casa, ordenadores, smartphones, o bien no tiene los recursos y habilidades suficientes para utilizar los boletines.