La pizarra digital en el aula

Buenas noches compañeros! Como sabéis, en la expositiva de hoy estuvimos hablando sobre los diferentes recursos que podemos utilizar en aula, haciendo mención a numerosos software. Durante la explicación surgió el tema de las pizarras digitales algo que tiene aparecido también otros días durante este curso, más concretamente en la clase expositiva anterior, cuando hacíamos referencia a la Escuela 2.0, por eso me decidí a hablaros un poco sobre ella.

Antes de nada, quería preguntaros lo siguiente: ¿Creéis que éstas están siendo bien utilizadas? Personalmente, pienso que se les está dando el mismo uso que una pizarra normal, sin aprovechar todas sus potencialidades con respecto al proceso de enseñanza-aprendizaje.

Para introducir esto un poco, podemos definir la pizarra digital como un sistema tecnológico, siendo tan simple como un ordenador multimedia conectado a Internet y a un proyector. Atendiendo a Marqués (2002), la pizarra digital puede ser utilizada en el aula de diferentes modos: como apoyo a las explicaciones del profesorado (a través de imágenes, vídeos, esquemas…), como un medio para que los alumnos participen activamente en el aula (buscando por su cuenta diferentes materiales…) o un uso conjunto entre ambos, llevando a cabo tareas colectivas y colaborativas.

Las PDI o pizarras digitales interactivas poseen, como ya fui mencionando, numerosas ventajas, por ejemplo, según Smith (1999), presenta numerosas aplicaciones para todas las edades y áreas curriculares. Otra ventaja que me parece muy interesante cuando estamos hablando de la enseñanza, es la propuesta por Levy (2002), en la cual aseguraba que el uso de estas pizarras aumenta la motivación tanto de los profesores como de los alumnos. Este último aspecto lo considero fundamental cuando lo que pretendemos es enseñar algo y que lo alumnos lo interioricen, es decir, que capten aquello que es más importante y que logren un aprendizaje significativo.

Así pues, la pizarra digital es una herramienta aceptada por la comunidad educativa por tres razones fundamentales: es fácil de usar,  mejora tanto la enseñanza como el aprendizaje y potencia la creatividad del alumnado.

Pero bien… ¿alguno de vosotros tiene experiencias con el uso de estas pizarras? Yo aquí os voy a comentar brevemente la mía. Mi primer contacto con este “mundillo” fue en 3º de la ESO, y más concretamente en la clase de francés. Antes de seguir, debo decir que en mi instituto no teníamos estas pizarras en todas las aulas, sino que sólo las teníamos en la biblioteca, en el laboratorio y en el aula de audiovisuales. Yo recuerdo que no le dábamos todo el uso que podríamos, pues nuestra tarea consistía en hacer ejercicios que bien podíamos hacer con el sistema tradicional, es decir, libro y lápiz. Como ya dije al principio de mi entrada, considero que no aprovechamos las nuevas tecnologías que tenemos en el ámbito de la educación, quizás porque los profesores no están preparados, quizás porque seguimos reacios a innovar…Todo esto, si no se utiliza, es absurdo que estén en los colegios. Ah! Y relacionado con esto último, algo que me impactó durante mi estancia en el prácticum es que había numerosas cajas con pizarras digitales sin abrir! ¿Qué opináis? Ya que se tienen… ¿qué se usen de la mejor forma posible no?

Os dejo una fotito de este recurso. 

image

Un saludo, y que paséis una buena noche!

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Domingo Coscollola, M. (2011). Pizarra Digital Interactiva en el aula: Uso y valoraciones sobre el aprendizaje. Estudios sobre educación, 20, pp. 99-116.

Gallego, D., Cacheiro, M.L., & Dulac, J. (2009). La pizarra digital interactiva como recurso docente. Revista Electrónica Teoría de la Educación. Educación y cultura en la sociedad de la información, 10 (2), pp. 127-145.

Marqués Graells, P. (2002). Las nuevas tecnologías en la enseñanza. Fuentes, 4, pp. https://www.researchgate.net/profile/Pere_Graells/publication/28062299_La_pizarra_digital_en_el_aula_de_clase_una_de_las_tres_bases_tecnolgicas_de_la_escuela_del_futuro/links/55b75a0408aec0e5f43818a1.pdf#page=36

Comentarios

  • Maria Saco Cuartero

    Buenos días Natalia! Personalmente nunca utilicé este tipo de recursos, porque ni en mi colegio ni en mi instituto se instalaron. Pero tal y como comentaban varios compañeros en clase ayer, pude saber que en realidad los profesores no las aprovechan bien, ya que le dan el mismo uso que le dan a una pizarra normal, desde mi punto de vista debido a la poca formación sobre la utilización de la misma.

    Estos avances en las tecnologías pueden llevar a una ayuda para potenciar la educación o hacer una clase distinta a una tradicional, en la que el profesor explica los conceptos teóricos sin más. Pero al no tener un conocimiento de como usarlas, lleva a hacerle un uso común. Sin embargo, a mi me parece que podrían tener una utilidad positiva si se utilizaran correctamente.

    Respecto a lo que mencionas de tus prácticas, me parece realmente sorprendente que tengan pizarras sin abrir, porque considero que ya que se les proporciona la opción de un avance, deberían aprovecharse del y no dejarlo a un lado sin ni siquiera utlizarlo como puedan. Si las empezarán a utilizar se acabarían acostumbrando, pudiendo utilizarlas de forma correcta y aprovechándolas al máximo.

    Un saludo!