Software educativo, modelo constructivista y conductista.

 

Muy buenas a tod@s!!!

Después de la última sesión de clase de esta semana ( tanto expositiva como interactiva), voy a intentar realizar una síntesis de los dos tipos de modelos para generar software educativos y también reflexionar sobre la utilidad de los productos generados en base a la teoría sobre la que se sostienen.

En el trabajo elaborado por Garassini(2007)se establecen los principios básicos que definen a los dos modelos.

 

Modelo Conductista: plantea un enfoque en el que las actividades han de estar conformadas por una serie de estímulos en forma de información y que piden al alumno un feedback  inmediato y corrigen su respuesta mediante la indicación del acierto/error.

Algunos ejemplos de software educativo que se corresponden con esta posición teórica serían , por ejemplo las múltiples plataformas online que las editoriales de libros de texto ponen al alcance de todos y en las que podemos por ejemplo, completar frases, realizar operaciones o contestar a preguntas tipo test. Un ejemplo de lo extendido que está este modelo, es la página de muchos centros educativos, como la del Ceip Loreto en la que se utiliza e forma masiva este tipo de software educativo.

 

 

Modelo Constructivista:  Este modelo es el menos desarrollado por su alta complejidad y difícil aplicación al sistema educativo tal y como está diseñado. Este enfoque pugna por la importancia de la experiencia propia y la creatividad como vehículo para el aprendizaje y establece  cuatro puntales sobre los que se sustentan los medios educativos a desarrollar:

  1. Adaptación y adecuación a los individuos del propio proceso de aprendizaje.
  2. Desarrollar todas las actividades con el objetivo de conseguir aprendizajes significativos.
  3. Buscar el aprendizaje activo en el que los sujetos encuentren respuestas a sus preferencias e inquietudes, dotando a todas las actividades de una motivación extra.
  4. Proponer el ensayo-error como una de las principales fuerzas  que motiven la adquisición de conocimiento, dejando de lado el castigo del error y ayudando a la consecución del objetivo de forma positiva.

 

En la actualidad, son pocos los centros educativos que hacen uso de este tipo de software educativo debido principalmente al esfuerzo programático que supone su uso, en un sistema educativo que  actualmente satura a sus docentes con horas de docencia, primando la presencia en el aula a la planificación de las clases.  Algunos ejemplos de software educativo que podrían encuadrarse dentro de esta metodología, serían las plataformas  Etoys, Applet Descartes, GeoGebra o Clic. 

 

En mi opinión, el software educativo que nace desde una perspectiva Conductista  está claramente enfocado a dar respuesta a las necesidades de un sistema educativo que solo busca fortalecer y valorar un tipo concreto de inteligencia, la capacidad memorística y de repetición de modelos y datos concretos. De hecho, nuestra generación ha sido educada en este modelo y todavía hoy sigue siendo el dominante en todos los niveles educativos, especialmente la educación secundaria y superior.

Este tipo de software, en mi opinión son simplemente una renovación visual y de formato, ya que realmente antes de la aparición de estas plataformas, sus contenidos ya existían en formato papel. Parte de su éxito en su implantación del sistema educativo español, reside  en su facilidad de utilización  y la “descarga” de trabajo que para el personal docente supone.

Sin embargo la propuesta de software educativo que nace del modelo Constructivista nos lleva a  la búsqueda de nuevos horizontes en los procesos educativos, nos arrastra a nuevos entornos de aprendizaje en los que la innovación, la  globalidad de contenidos y la creatividad toman la delantera a la estimulación de la repetición y la memorística. Este tipo de herramientas son menos numerosas y desarrolladas que las anteriores, pero sus posibilidades son mucho más amplias, así como requieren de un mayor esfuerzo por parte del docente a la hora de seleccionar las herramientas y controlar su uso a lo largo de las actividades a desarrollar.

En el fondo de todo esto reside una cuestión muy sencilla: ¿qué educación queremos y cómo la queremos?  ¿Buscamos crear enciclopedias humanas o personas capaces de desarrollar nuevos contenidos? ¿Queremos una persona autónoma e independiente cuya educación le permita ser libre y tomar su propio camino?

El tipo de software educativo en el que sustentamos nuestra labor docente afecta a todos estos aspectos y tiene repercusiones en nuestro modo de entender el mundo.

 

 

 

 

 

Referencias:

    Fraga, F., Gewerc, A & Quintanilla, C(2012).La construcción del concepto de fracciones con Etoys. Tecnologia, Aprendizaje y Enseñanza de la electrónica. Recuperado de: http://taee.euitt.upm.es/actas/2012/papers/2012S8A5.pdf

 

     Garassini, M.E.(2007). Diseño de un software para el aprendizaje desde un enfoque comunicativo funcional. Venezuela: Universidad Metropolitana. Recuperado de: http://www.ufrgs.br/niee/eventos/RIBIE/2006/ponencias/art026.pdf

 

    Recuperado de: https://teorias-aprendizaje.wikispaces.com/EToys    Consultado el 4/05/2016

    Recuperado de: http://www.sav.us.es/pixelbit/pixelbit/articulos/n30/n30art/art306.htm Consultado el 5/05/2016