• Blogs
  • Jenny Prieto
  • ¿Y qué vinculación guarda nuestro proyecto audiovidual con los demás contenidos de la materia?

¿Y qué vinculación guarda nuestro proyecto audiovidual con los demás contenidos de la materia?

Cómo podréis recordar, una de las actividades grupales que hemos realizado y publicado hace unos días fue la elaboración de un vídeo para trabajar sobre una temática concreta. Por nuestra parte, hemos tratado la competencia digital, como bien se ha explicado en una de las entradas de mi compañera Alba Martín. Concretamente, el tema se corresponde con el siguiente: ¿Qué es la competencia digital y cómo me veo allí?

Me ha parecido interesante hacer una pequeña entrada dedicada a reflexionar sobre la implicación que tiene esta tarea con respecto a la materia y la vinculación con muchos otros contenidos que hemos profundizado durante este tiempo. 

En primer lugar decir, que con la realización del vídeo nos hemos convertido en prosumers, concretamente por crear contenido y compartirlo con nuestros compañeros, así como, con el resto de la sociedad, que puede hallarlo y visualizarlo en cualquier instante. Hemos pasado a ser sujetos activos, siendo además protagonistas de nuestra propia historia. Esto también podría relacionarse con la narrativa transmedia, si pensamos en la participación y colaboración de varias personas en cuanto a la configuración de un relato que pretende llegar a los espectadores. Aun así, éste sería el primer paso, ya que nuestro trabajo solo resultaría un pequeño acercamiento a ella, puesto que no se puede comparar con las grandes producciones existentes hoy en día, ni con los diferentes medios que intervienen en la construcción de la historia, así como los roles activos que desempeñan cada uno de los autores pertenecientes a éstos.

Por otro lado, pienso que al compartirlo con otros individuos por la red, estamos permitiendo que, de una forma creativa, divertida y en apenas unos minutos, los usuarios se formen una idea general de lo que abarca nuestra temática, la competencia digital, por lo que estamos contribuyendo a la sociedad de la información y el conocimiento, cuestión expuesta en una de mis entradas iniciales. 

No debemos olvidarnos también, que como usuarios que colaboramos en Internet a través de la publicación del vídeo, estamos dejando nuestro rastro en este mundo, nuestra huella digital enmarcada, facilitando nuestra identidad digital a todos aquellos que nos visiten. Debemos ser conscientes de lo que conlleva, hemos compartido nuestra imagen con los demás, nuestros datos personales al proporcionar nuestro nombre completo, así como nuestro papel en la producción.

Por último, añadir que gracias a la información proporcionada en el aula sobre todos los elementos a tener en cuenta en la producción de un vídeo (como puede ser el lenguaje audiovisual, los movimientos y ángulos de cámara, los diferentes planos, etc.) hemos podido utilizarlos (siendo conscientes de sus posibles variaciones, y por tanto, resultados) y adaptarlos a lo que pretendíamos conseguir, perfeccionando aquellos aspectos que consideramos importantes como el plano, la luz, los sonidos, entre otros.

Ha sido una experiencia muy divertida, pero con mucho trabajo y dedicación que requiere de tiempo y esfuerzo, lo que me ha permitido valorar realmente lo que hay detrás de cada producción y lo complicado que puede resultar que todo salga impecable.