Aquello que no vemos

Buenos días Stellaers:

Hoy me gustaría hacer una reflexión acerca de mi experiencia aquí en Santiago.

Cuando supe que iba a venir aquí estuve buscando residencias, pensiones.. Un sitio en el que vivir. Buscando en internet hubo uno que me convenció muchísimo: muy bien equipado, ambiente agradable, comida elaborada... Os dejo el enlace para que lo comprobéis: http://cmarosa.org/

 Tras 9 meses puedo decir ¡MENTIRA! ¿el gimnasio (si se le puede llamar así)? es una salita con suelo de madera y un espejo. ¿La comida? muchas mañanas el bizcocho que ponen sigue congelado. ¿Ambiente agradable? el machaque psicológico que se sufre aquí es lo peor.

Sé que no viene a cuento, pero muchas veces en aquello que nos intentan vender por internet destacan los puntos débiles haciéndolos parecer fuertes. 

Gracias por vuestro minuto de lectura.

Comentarios

  • Cristian González

    Han comentado un gran ejemplo sobre lo mencionado en clase de la edulcoración de la realidad o las imagenes para agradar a nuestros ojos, basicamente los efectos de la publicidad llevados a nuestra realidad más próxima de estudiantes, no he podido evitar reirme debido a experiencias similares que he vivido y seguramente muchos de nosotros, aunque en el momento que sucede no tiene nada de gracia la verdad.

  • Maria Saco Cuartero

    Hola Alba! Un ejemplo clarísimo para afirmar que la mayor parte de lo que nos proporciona internet es falso, y me parece realmente increíble que puedan mentir sobre un sitio en donde vivir. Pero al igual que en tu experiencia personal, pasa en muchos casos y no solo en casa de viviendas, residencias, etc.; por lo que, se debería tener cuidado a la hora de buscar información por internet, porque no toda es verdadera. pudiendo llegar a una desilusión en muchos casos. 

    A mi me pasó algo parecido a la tuyo, ya que cuando estaba buscando piso, por internet parecían todos impecables y a la hora de ir a verlo parecía otro piso totalmente diferente.

    Considero, personalmente, que a través de una pantalla se puede mentir con facilidad, de forma que se burlan de uno sin que este se de cuenta.

  • Vanesa

    La verdad es que hay que tener mucho cuidado con lo que nos quieren vender pero realmente esto nos pasa con todo, puede que con la aparación de las nuevas tecnologías haya aumentado esta tendencia pero el engaño existe desde siempre en las sociedad. La clave está en ser más listo que aquellos que nos intentan convencer de algo que es mentira y para eso lo único que podemos hacer es formarnos. De ahí la importancia de educar a la sociedad para que sean capaces de posicionarse criticamente ante este tipo de situaciones.